Con la mayor amistad y con espíritu de perfecta fraternidad, reuníos a consultar, y dedicad los preciosos días de vuestras vidas al mejoramiento del mundo y a la promoción de la Causa de Aquel que es el Anciano y Soberano Señor de todo. Él, ciertamente, prescribe a todos los hombres lo que es justo, y les prohíbe lo que degrada su posición. – Bahá’u’lláh, Pasajes de los escritos de Bahá’u’lláh, página 210.

Over-550-Lunda-Baha’is-deliberate-on-their-contribution-to-the-development-of-their-people

Más de 550 bahá’ís de Lunda deliberan sobre su contribución al desarrollo de su pueblo.

Cientos de miembros de la Fe Bahá’í de la población Lunda se reunieron recientemente en Mwinilunga, en la provincia noroccidental de Zambia, para celebrar su historia y deliberar sobre su contribución al desarrollo de su pueblo. El pueblo Lunda ocupa aldeas y pueblos pequeños en partes de Angola, República Democrática del Congo y Zambia.

La conferencia reunió a personas de todas las edades en una discusión sobre cómo el pueblo Lunda podría aplicar las enseñanzas de la Fe Bahá’í a la vida de su sociedad. Ellos, a la luz de los principios espirituales de la Fe Bahá’í, examinaron varios aspectos de su cultura, identificando aquellos que contribuyen al progreso de su comunidad y que deben ser llevados adelante; Y los que podrían necesitar ser reservados:

El Gran Ser dice: El cielo de la sabiduría divina está iluminado con las dos luminarias de la consulta y la compasión. Consultad juntos en todos los asuntos, por cuanto la consulta es la lámpara de guía que abre camino y es lo que confiere entendimiento.
Al comienzo de cualquier empresa es obligado mirar su fin. Entre todas las artes y ciencias, poned a los niños a estudiar aquellas que resulten de provecho para el hombre, aseguren su progreso y eleven su dignidad. De esta manera, se disiparán los fétidos olores de la anarquía, y así, mediante los elevados esfuerzos de los dirigentes de la nación, todos vivirán resguardados, seguros y en paz. – Bahá’u’lláh, Tablas de Bahá’u’lláh, página 200.

El jefe Ntambu, uno de los líderes tradicionales en la zona y miembro de la Fe Bahá’í, fue uno de los participantes. “Debemos manifestar una nueva cultura y desarrollar una nueva identidad basada en principios que animen nuestra fe”, dijo, agitando las emociones de la reunión de más de 550 mujeres y hombres, jóvenes y ancianos.

En un ambiente espiritual y alegre caracterizado por el canto y la danza, los participantes consultaron sobre la mejora de los fundamentos de la vida familiar, la educación de los jóvenes, especialmente las niñas, y contribuyendo más eficazmente al bienestar espiritual y material de la sociedad a través de un marco moral inspirado por la Fe Bahá’í:

¡Oh, Tú, Dios bondadoso! Estos niños encantadores son obra de los dedos de Tu poder y los signos maravillosos de Tu grandeza. ¡Oh, Dios! Protege a estos niños, ayúdales bondadosamente a cultivarse y capacítales para prestar servicios al mundo de la humanidad. ¡Oh, Dios! Estos niños son perlas, haz que se nutran dentro de la concha de Tu amorosa bondad. Tú eres el Munífico, el Todo Amoroso. – ‘Abdu’l-Bahá, Oraciones bahá’ís, páginas 207-208

“Si no ofrecemos a nuestros hijos la mejor educación posible y tenemos interés en su progreso moral y académico, entonces los hábitos negativos se transmitirán a las generaciones”, dijo un anciano en la conferencia de tres días.

“Los padres también deben educarse sobre el significado del matrimonio y tener conversaciones significativas con sus hijos sobre el tema”, señaló una joven.

A través de un intercambio de ideas, los participantes contribuyeron a trazar el camino del progreso de su pueblo durante las últimas cinco décadas, y aclararon qué pasos tomarán ahora en sus pueblos y ciudades.

Ahora el Oriente está iluminado de gloria y el Occidente huele a rosas, y toda la tierra está fragante de ámbar gris, y están cargados de almizcle los vientos que soplan sobre el Sagrado Santuario. Dentro de poco veréis que resplandecen aun los países más oscuros y que los continentes de Europa y de África se han convertido en jardines floridos y en bosques de árboles en flor. – ‘Abdu’l-Bahá, Selección de los escritos de ‘Abdu’l-Bahá, página 337.

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

0 Comentarios

characters remaining