El año nuevo está aquí, y es tiempo para esa tradición anual: hacer resoluciones que usted talvez – o talvez no – mantenga.

¿Por qué la mayoría de las resoluciones fallan? Talvez usted sólo piensa acerca de lo que puede lograr, pero no le da la suficiente – o ninguna – consideración de qué puede ser necesario para ser exitoso. Ningún plan. Ningún paso para lograr la meta. Sólo un gran deseo. En ese caso, es una buena apuesta asegurar que fallará en su futuro, en vez de triunfar.

Mindtools.com lista de las “Cinco Reglas de Oro” para el establecimiento de metas:

  1. Las metas deben motivarle
  2. Establezca metas inteligentes (SMART)
    1. Específicas
    2. Medibles
    3. Alcanzables
    4. Relevantes
    5. Limitadas en tiempo
  3. Escríbalas
  4. Haga un plan de acción.
  5. Apéguese a ellas.

Se necesita una profunda consideración para llegar a establecer resoluciones realistas, no importa en qué temporada del año. No haga muchas. Personalmente, siento que una es suficiente. Como mucho, pruebe dos o tres. De lo contrario correrá el riesgo de abrumarse, y no dará la suficiente atención para cada una de sus resoluciones. Podría frustrarse y dejarlas todas porque usted pódría sentirse abrumado por asumir demasiadas cosas.

El propósito de hacer resoluciones es para mejorarse a sí mismo, lo que debería aumentar su auto-confianza. Hacer demasiadas resoluciones lo prepara para el fracaso, y, por el contrario, contribuiría a bajar su autoestima.

También es necesario, para comprobar que está progresando que, si se está quedando atrás, trate de averiguar lo que lo está deteniendo y encuentre cómo trabajar en ello. El proceso podría incluso empujarle a redoblar sus esfuerzos. Si usted se encuentra cumpliendo los pasos que ha identificado como necesarios para alcanzar sus metas, tendrá una gran sensación de logro y le estimularía a seguir adelante.

Esto es bueno, no sólo para las metas materiales en su vida, sino que también es un excelente consejo para su crecimiento espiritual.

La mayoría de las religiones nos dicen que nuestra vida aquí en la Tierra es sólo un pasaje de nuestra alma en este viaje eterno. Las enseñanzas bahá’ís explican que, así como el bebé en el vientre crece físicamente en preparación para el nacimiento en este plano de la existencia – dónde los brazos crecen para abrazar a los seres queridos, y son utilizados para hacer y construir cosas, y las piernas se desarrollan para ayudarnos a moverse de un lugar a otro,  los ojos para ver y los oídos para oír – así también en esta vida nos preparamos para la siguiente, desarrollando virtudes que constituyen nuestros músculos espirituales. Eso es extremadamente importante porque, como ‘Abdu’l-Bahá explica:

En lo que respecta al alma del ser humano después de la muerte, ésta permanece en el grado de pureza hasta el que ha evolucionado durante su vida en el cuerpo físico, y después que ha sido liberada del cuerpo, permanece sumergida en el océano de la Misericordia de Dios. – ‘Abdu’l-Bahá, La sabiduría de ‘Abdu’l-Bahá, página 83

Por lo tanto, Bahá’u’lláh nos exhorta:

Pídete cuentas a ti mismo cada día, antes de que seas llamado a rendirlas; pues la muerte te llegará sin aviso y serás llamado a dar cuenta de tus actos. – Las palabras ocultas, página 37

Así que en vez de hacer resoluciones una vez al año, o mensual o semanalmente, o de forma casual, deberíamos tratar de hacer un balance y determinar lo que hemos hecho y cómo lo hemos logrado – cada día. ¿Ha cumplido sus metas? ¿Está haciendo sus resoluciones una realidad? Al darse cuentas todos los días, usted verdaderamente sabrá las respuestas a estas preguntas.

Después de haber priorizado las resoluciones en las que trabajará, considérelas nuevamente. ¿Son para esta vida, o para la siguiente? Sí, es útil aquí ejercitarse, dejar de fumar, mejorar su dieta, etc. Pero le daré una pista: Las resoluciones que le ayudarán en la próxima vida también son beneficiosas aquí. El desarrollo de sus características espirituales internas como la benevolencia, paciencia, confianza, perdón, generosidad, amor, etc., le ayudarán a ser más exitoso en lograr a que sus resoluciones materiales den fruto, también.

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

0 Comentarios

characters remaining