“Observa que dice: ‘El Hijo del Hombre está en el cielo’ siendo así que en ese momento Cristo estaba en la tierra. Fíjate también que dice que Cristo vino del cielo, aunque provenía de la matriz de María, de cuyo cuerpo nació. Es claro, entonces, que cuando afirma que el Hijo del hombre ha venido del cielo, tal expresión no tiene un significado exterior sino un significado interior. Se trata de un hecho espiritual, no de un hecho material. El significado es que, aunque Cristo aparentemente nació de la matriz de María, en realidad vino del cielo, del centro del Sol de la Realidad, del Mundo Divino y del Reino Espiritual. Puesto que es evidente que Cristo vino del cielo espiritual del Reino Divino, su desaparición bajo la tierra durante tres días no es un hecho exterior, sino que debe tener una significación oculta. Del mismo modo, su resurrección de las entrañas de la tierra es también simbólica, un hecho espiritual y divino, y no material. Igualmente, la ascensión al cielo es una ascensión espiritual y no material.” – ‘Abdu’l-Bahá, Contestación a unas preguntas, páginas 133-134.

Polyptych of St. Peter (Resurrection)

Políptico de San Pedro (Resurrección)

Algunos cristianos se aferran a una interpretación literal de la biblia y creen que el mismo Pablo vio a Jesús resucitado físicamente, pero la Biblia contiene evidencia sólida contra esta visión simplista y literal. Los bahá’ís creen, como ‘Abdu’l-Bahá explica arriba, que nosotros solo podemos acercarnos y entender los Libros Sagrados de cualquier religión como algo simbólico y metafórico.  Su significado espiritual, tan profundo y significativo, nos elude si los tratamos simplemente como un recuento literal de los acontecimientos reales.

Por ejemplo, Pablo le dijo a los Gálatas que ni recibió el evangelio ni lo aprendió de ningún hombre, sino que fue recibido de una revelación de Jesucristo (1:12). Similarmente, le dijo a los Efesios que fue por revelación que se le dio a conocer el secreto de Dios (3:3). Las revelaciones no tienen cuerpos. Así, Eusebio, el historiador más antiguo de la iglesia en su libro Historia Eclesiástica, establece que Pablo recibió su llamado a través de una visión. El Jesús que Pablo conoció fue el glorificado por el Padre, el que, en su propia terminología farisaica, había sido resucitado. En otras palabras, Pablo no vio el cuerpo físico de Cristo, sino Su realidad espiritual. Pablo bien sabía que Jesús había ascendido a Su lugar legítimo en el reino de Dios y que siguiendo los pasos de Cristo nosotros también podíamos ser salvados. Este mensaje de resurrección, tan central para el cristianismo de Pablo, no puede tomarse literalmente.

Algunos persistirán y argumentarán que Pablo vio a Jesús resucitado en carne camino a Damasco. Pero ese argumento falla porque Pablo no escribió el relato de su encuentro con un Cristo resucitado dirigiéndose a Damasco. Si Pablo, quien nunca estuvo corto de palabras, hubiese realmente encontrado a Jesús resucitado en su carne física y en camino a Damasco, podemos estar seguros de que él habría escrito en repetidas ocasiones sobre ese encuentro. Pero no lo hizo. Cuando Pablo habla de haber “visto” a Jesús (por ejemplo en Corintios 9:1) él no estaba hablando de haber visto a Jesús en su cuerpo físico. Habló, en cambio, de lo que vio con su discernimiento en lugar de su vista, de que fue una revelación y no algo físico. Pablo escribió “Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu” (Timoteo 3:16). Este espíritu, las siguientes palabras dicen, no ha sido visto por el hombre, pero “visto por los ángeles.” En este contexto, las observaciones de Pablo tienen sentido.

Cuando se analiza con mayor profundidad sobre el contexto de Pablo en el fariseísmo (que creía en una resurrección espiritual) y el uso del lenguaje de Pablo (que le permite libremente usar metáforas) debemos concluir que la resurrección de la que Pablo habló no fue una resurrección física.

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

0 Comentarios

characters remaining