¿Cómo pueden las parejas construir una unidad espiritual duradera y gozosa desde el comienzo de una relación, independientemente de sus creencias?

moving-in-togetherLas enseñanzas bahá’ís se centran en la creencia en Dios y en honra, reverencia y respeto por los muchos mensajeros y religiones que Dios ha dado al mundo a través de los tiempos. Con esta visión de la unicidad esencial y la armonía de la religión, los bahá’ís no sólo se casan con otros bahá’ís, sino que a menudo crean matrimonios interreligiosos también.

A medida que las personas con sistemas de creencias diferentes se conocen, normalmente explorarán cómo unirse como pareja en torno a sus prácticas, creencias y valores espirituales o religiosos. Ellos empezarán a aprender a compartir éstos unos con otros, lo que su vida espiritual juntos como pareja en el matrimonio y la crianza podrían incluir. Las creencias y los valores afectan la toma de decisiones individuales y en pareja en todas las circunstancias. Influirán en las interacciones con otros miembros de la familia, criando a los niños que tengan, el manejo del dinero, su estilo de vida social y todos los demás aspectos de la vida matrimonial. Un acuerdo inicial sobre los valores espirituales fundamentales contribuirá a un matrimonio armonioso.

El matrimonio, no importa cuáles sean las religiones de la pareja, debe representar una unión espiritual y físicamente íntima. La pareja crea una unión de sus almas, así como de sus cuerpos, con una unión espiritual destinada a durar por la eternidad. Las enseñanzas bahá’ís dicen:

… que el esposo y la esposa se unan tanto espiritual como físicamente, para que siempre se mejoren mutuamente la vida espiritual y gocen de unidad sempiterna en todos los mundos de Dios. – ‘Abdu’l-Bahá, Selección de los escritos de ‘Abdu’l-Bahá, página 162

Las discusiones durante el cortejo pueden incluir explorar maneras en las que esta unión física y espiritual pueden suceder. Por ejemplo, la oración regular en pareja puede construir una conexión que conduce a la unidad espiritual. Si una pareja ora a menudo durante el cortejo, les ayudará a determinar si esta comunión espiritual conjunta puede convertirse en una parte permanente de la cultura de su matrimonio.

Pero las conexiones espirituales posibles en el matrimonio no se limitan a la oración: ayudarse mutuamente a crecer y vivir juntos sin problemas también requiere un esfuerzo espiritual. Esto significa construir una estrecha relación de amistad entre la pareja. Considere este concepto:

El Señor –incomparable es Él– ha hecho que la mujer y el hombre vivan juntos en la más estrecha camaradería, y que sean como una sola alma. Son dos compañeros, dos íntimos amigos, cada uno interesado en el bienestar del otro.

Si viven de ese modo, pasarán por este mundo con perfecto contento, arrobamiento y paz del corazón, y llegarán a ser el objeto de la gracia y del favor divinos en el Reino del cielo. – ‘Abdu’l-Bahá, Selección de los escritos de ‘Abdu’l-Bahá, página 162

Los bahá’ís creen que los principios espirituales están diseñados para unir a las personas y crear armonía. Cuando una pareja tiene el compromiso de llevar a cabo principios espirituales en su vida matrimonial, su matrimonio será más fuerte, más saludable y más feliz.

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

0 Comentarios

characters remaining