The views expressed in our content reflect individual perspectives and do not represent the official views of the Baha'i Faith.

La Comunidad Internacional Bahá’í (CIB) ha declarado que empoderar a las mujeres y las niñas puede ayudar a crear un mundo nuevo.

El CIB publicó una nueva declaración en la reunión más importante del mundo sobre los derechos de las mujeres, que se lleva a cabo en la ONU en la ciudad de Nueva York, llamada “Creando un mundo nuevo: sin dejar a nadie al margen”. La declaración de la comunidad internacional bahá’í dirigida a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas dice:

Un tema tan importante como brindar protección social a todos, especialmente a los más vulnerables, la mayoría de los cuales son mujeres y niños, debe considerarse a la luz de una verdad mayor: que toda la humanidad es una y que toda la humanidad debe beneficiarse de los abundantes recursos de nuestra patria compartida.

La declaración de CIB, que continúa la larga trayectoria de trabajo de la comunidad bahá’í global por la equidad de género, refleja el principio central bahá’í de la igualdad de mujeres y hombres:

Puesto que no encontramos basen para la distinción o superioridad en los reinos inferiores de acuerdo a la sabiduría creadora, ¿es lógico o digno para el hombre hacer tal distinción con respecto a sí mismo? El macho del reino animal no se vanagloria de ser macho o superior a la hembra. En realidad, la igualdad existe y es reconocida. ¿Por qué debería el hombre, criatura superior y más inteligente, negar y privarse a sí mismo de esta igualdad de la que los animales gozan? Su más seguro índice y guía en cuanto a la intención creativa referente a él, son las condiciones y analogías de los reinos inferiores a él donde la igualdad de los sexos es fundamental. – Abdu’l-Bahá, La Promulgación a la Paz Universal, pág. 93.

El sexagésimo tercer período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) , que se celebró en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York del 11 al 22 de marzo de 2019, es el foro internacional más grande para los Estados miembros de la ONU y actores internacionales dedicados al empoderamiento y los derechos de las mujeres.

La comisión se centró en los sistemas de protección social, el acceso a los servicios públicos y la infraestructura sostenible para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

Como parte de la Comisión, la CIB presentó su declaración:

Dado que muchos de los sistemas y estructuras de la sociedad fueron diseñados precisamente para reforzar la dominación y la desigualdad, también se deben canalizar recursos significativos hacia el aprendizaje de modelos efectivos de gobierno, educación y economía estructurados en torno a un conjunto de principios completamente nuevos: que los seres humanos son uno, que las mujeres y los hombres son iguales, que los poderes emergentes de la colectividad pueden ser liberados a través de la cooperación y la reciprocidad, y que el progreso de la humanidad se verá enormemente reforzado por la plena participación de todas las personas en la creación de un mundo nuevo.

Otros temas clave de la declaración incluyen:

  • La igualdad de mujeres y hombres es una expresión de la unidad de la humanidad. El orden social actual necesita ser remodelado para poder encarnar y dar lugar a la unidad en sus muchas expresiones.
  • Se debe dar prioridad a los acuerdos económicos apropiados que no externalicen las consideraciones morales como la justicia, la administración ambiental, la administración colectiva y la confiabilidad. La aparición de concentraciones extremas de riqueza y la degradación ambiental se destacan como dos de las preocupaciones más graves del orden económico actual.
  • El inicio de un proceso educativo relacionado con la liberación de todas las capacidades humanas no debe retrasarse hasta esperar que se establezca una infraestructura sólida. Esta sección comienza a explorar cómo el cambiar un enfoque estrecho concentrado en los recursos materiales por uno que aprecie todos los recursos dentro de una comunidad (espiritual, intelectual y material) abre muchas posibilidades para brindar educación a las poblaciones más marginadas y más difíciles de alcanzar, generalmente niñas.

La CIB organizó una mesa redonda el jueves 14 de marzo, titulada “El papel de la educación en la promoción de la igualdad de género”. La discusión ofreció perspectivas sobre cómo abordar algunas de las fuerzas sociales que afianzan las desigualdades que perjudican a las mujeres y las niñas, los arreglos económicos apropiados que dan lugar a la igualdad y una educación integral de calidad para las niñas y los niños.

0 Comments

characters remaining