The views expressed in our content reflect individual perspectives and do not represent the official views of the Baha'i Faith.

Los estudiantes de religiones comparadas preguntan a menudo a los bahá’ís acerca de los rituales.

La mayoría de las tradiciones religiosas antiguas han ido desarrollando rituales con el tiempo, o han expresado a manera de ritual algo que el Profeta o Fundador de su fe requirió que sus seguidores hagan. Muchos de los lectores estarán familiarizados con la eucaristía por ejemplo, una conmemoración de la cena de Pascua (judía) que Jesús Cristo compartió con Sus discípulos..

Pregunta: ¿Existe un conjunto de rituales religiosos que se realizan siempre que los bahá’ís se congregan?

No.  Los bahá’ís no tienen rituales religiosos. Bahá’u’lláh desalentó la creación de rituales de parte de los bahá’ís, pues pueden empezar a definir al grupo y, con el tiempo, hacerse rígidos convirtiéndose en dogmas que resulten más importantes que las enseñanzas espirituales mismas.

Los bahá’ís acostumbran empezar y terminar muchas de sus reuniones con oraciones. Después de todo, la oración representa uno de los medios de comunicación con Dios, por lo tanto resulta natural decir o entonar oraciones cuando los bahá’ís realizan reuniones devocionales. Estas oraciones, generalmente ofrecidas por individuos, pueden ser dichas, entonadas o cantadas según el deseo del creyente. Bahá’u’lláh también escribió lo siguiente:

Entona, oh Mi siervo, los versículos de Dios que has recibido, como son entonados por aquellos que se han acercado a Él, para que la dulzura de tu melodía encienda tu propia alma y atraiga los corazones de todos los hombres. Siempre que alguien recite en la intimidad de su aposento los versículos que Dios ha revelado, los ángeles esparcidores del Todopoderoso difundirán por doquier la fragancia de las palabras emanadas de su boca, y harán que palpite el corazón de todo hombre recto. Aunque al principio permanezca inconsciente de su efecto, sin embargo, la virtud de la gracia que le ha sido concedida debe necesariamente ejercer tarde o temprano influencia sobre su alma. Así han sido decretados los misterios de la Revelación de Dios en virtud de la Voluntad de Aquel que es la Fuente de poder y sabiduría. – Pasajes de los Escritos de Bahá’u’lláh, página 332.

Baha'is in Rwanda

Bahá’ís en Ruanda

Los bahá’ís se congregan por muchos motivos. Celebran una “fiesta” espiritual cada 19 días, observan los días sagrados bahá’ís, se reúnen en círculos de estudio, elecciones y reuniones abiertas para los buscadores llamadas reuniones hogareñas. Celebran reuniones sociales y espirituales con una gran variedad de propósitos. Si bien la “Fiesta” cuenta con una parte devocional, otra de consulta y una social, la forma en cómo se realiza depende enteramente en el anfitrión de la reunión. En algunos días sagrados los bahá’ís dicen oraciones especiales reveladas para esos días, pero no hay rito alguno que las acompañe.

Shoghi Effendi, designado Guardián de la Fe y bisnieto de Bahá’u’lláh, escribió en una carta que los bahá’ís:

… [se] debe tener gran cuidado para que los amigos no adopten o impongan ningún procedimiento uniforme o ritual en este asunto (en este caso funerales). El peligro en esto, como en otros casos respecto del culto bahá’í, es que lleguen a desarrollar entre los creyentes un sistema definido, rituales o prácticas rígidas. Debe observarse la mayor simplicidad y flexibilidad y, de momento, una selección de los Escritos sagrados bahá’ís puede servir a ese propósito, teniendo en cuenta que no se adopte esta selección de manera rígida y uniforme en todas las ocasiones. – Directrices del Guardián, página 80.

Esta flexibilidad es intencional, pues la meta de la Fe Bahá’í se centra en la creación de unidad en diversidad, en vez de uniformidad. Por lo tanto, si van a una reunión bahá’í en Pocatello, Idaho o en cualquier reservación indígena encontrarán que la adoración incluye danzas, cánticos, instrumentos o pinturas de arena. Si van al estado de Georgia, Estados Unidos, podrán escuchar música estilo gospel.  Si van a Mongolia probablemente escucharán tambores típicos. El anfitrión de una reunión bahá’í establece el tono de la reunión y escoge los escritos a leerse, el ambiente y la música para la devoción, con la idea de construir armonía y unidad para todos.

0 Comments

characters remaining