Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Deltin Sejour recibió su primer entrenamiento en artes marciales, pero descubrió su vocación en la danza a la edad de 13 años, durante una batalla de baile con sus amigos.

Nació y creció en Freeport Grand Bahama, Las Bahamas, el enfoque de Deltin pronto cambió, y comenzó una intensa capacitación en teatro y danza que finalmente lo llevó a la Escuela de Teatro de Danza de Toronto y al programa de Danza en George Brown College en Canadá. Deltin también dedicó tiempo a estudiar diversos aspectos del yoga, la mente y el movimiento, y viajó a la India para obtener más entrenamiento como instructor.

Deltin Sejour

Deltin Sejour

Como artista emergente de la danza y el movimiento, Deltin continúa su educación al colaborar y crear trabajos significativos, reflexivos, físicos y atractivos en diversas formas de danzas. Anhela servir a la humanidad, por lo que también se ha involucrado en gran medida en el Programa Bahá’í de Empoderamiento Espiritual de los Prejóvenes en su comunidad.

Tuve la oportunidad de reunirme con Deltin en su apartamento en St. James Town, un vecindario de la ciudad de Toronto, para aprender sobre su viaje a través de la danza y sobre cómo encuentra formas únicas y creativas de incorporar la fe en el movimiento y el movimiento en la construcción de comunidad.

P: Acabas de terminar una temporada de presentaciones muy ocupada, ¿podrías compartir un poco sobre lo que has estado haciendo en los últimos dos meses?

R: Acabo de terminar mi programa, Dance Performance, en George Brown College. También he estado trabajando en diferentes proyectos con varios coreógrafos de la ciudad, así que muchos ensayos y bailes. Al vivir como artista independiente en Toronto, generalmente tienes que estar preparado para trabajar en varios proyectos al mismo tiempo, y pasar el resto del tiempo buscando trabajo cuando no hay mucho que hacer.

P: Eres un bailarín profesional, pero comenzaste tu entrenamiento en artes marciales y tomaste un pequeño desvío para estudiar historia y psicología en la universidad antes de ingresar al mundo del baile profesional. ¿Puedes llevarnos a través de tu viaje artístico?  

R: Pasé gran parte de mi tiempo libre mientras crecía estudiando artes marciales, que surgió de una fascinación por Bruce Lee. Mi grupo de amigos, sin embargo, estaba realmente interesado en esta forma emergente de baile de hip hop en aquel momento llamado Krump. Se reunían en las casas de amigos todos los días después de la escuela y los fines de semana para organizar fiestas de Krump, y comencé a sentirme excluido, así que empecé a acercarme a la danza desde la perspectiva de querer encajar y ser incluido. Comencé a tomar clases y, finalmente, participé en una batalla de Krump, que no fue una gran presentación. Así que me dediqué un poco más de tiempo para perfeccionar mis habilidades y bailar finalmente se convirtió en mi vida. Tomé un pequeño desvío y completé medio grado en historia y psicología en la Universidad de las Bahamas, pero durante una clase de cálculo muy agotadora me di cuenta de que esto no era lo que quería hacer con mi vida. Quería servir a mi comunidad como artista, pero también como “animador” para jóvenes, un facilitador de las clases bahá’ís para prejóvenes. Las siguientes palabras de   Abdu’l-Bahá me animaron a centrarme en mi arte y esforzarme por perfeccionarlo, porque esto en sí mismo era un acto de adoración:

Me alegra oír que te esfuerzas con tu arte, porque en esta maravillosa nueva era, el arte es adoración. Cuanto más te esfuerces por perfeccionarlo, más cerca estarás de Dios. ¿Qué otorgamiento podría ser mayor que esto, que el arte de una persona sea el acto de adorar al Señor? Es decir, cuando tus dedos agarran el pincel, es como si estuvieras en oración en el Templo. – Abdu’l-Baha , de una tableta a un bahá’í individual.

P: Entonces, con esa motivación espiritual, ¿qué aspectos de la danza te atraen estilísticamente? ¿Qué te mueve auténticamente?

R: Actualmente paso mucho tiempo en el campo de la improvisación de la danza moderna y afro-caribeña, que están motivados por la expresión física y las prácticas rituales.Estoy realmente fascinado por la danza en el contexto cultural que muestra la universalidad del movimiento humano y el cuerpo.Como bailarín, también estoy realmente fascinado por cómo puedo usar mis sentimientos y emociones como un instrumento para el movimiento, usar mi cuerpo como un objeto dinámico. Este tipo de movimiento no tiene género ni connotación, aparte de ser una experiencia realmente emocionante y visceral. Ver la igualdad de género en la danza es un tema muy común que comparte la comunidad de la danza moderna de Toronto, y hay muchos artistas y coreógrafos que aprenden a retratar la igualdad a través de la danza, de los cuales me encanta ser parte, ya que está muy alineado con mis creencias como   Bahá’í :

Hasta que no sea completamente establecida y lograda la realidad de la igualdad entre el hombre y la mujer, no será posible el más alto desarrollo social de la humanidad. Incluso presuponer que la mujer es inferior al hombre en cierto grado de capacidad o realización, ésta o cualquier otra distinción continuará produciendo discordia y disturbio El único remedio es la educación, la oportunidad; pues igualdad significa igual calificación. –   Abdu’l-Bahá , La Promulgación a la Paz Universal , p. 94.

P: ¿Crees que la danza es una forma de arte inclusiva o presenta algunas limitaciones?

R: Ciertos límites socioeconómicos prohíben o impiden que una persona pueda bailar, y uno de ellos es tener las finanzas para acceder a la danza, para empezar. Tuve mucha suerte de haber tenido acceso a estas en las Bahamas y me dieron la oportunidad de asistir a clases de baile de forma gratuita. Aquí en Toronto, el costo de las clases y el simple acceso a la forma de arte en sí mismo es realmente alto, y no es una prioridad para las personas con recursos financieros limitados. Esto lo hace muy limitante, porque comienzas a ver solo los rostros de aquellos con acceso a las finanzas en el mundo de la danza. Así que trato de integrar mi trabajo de baile en mi servicio con los jóvenes de la comunidad local, para que puedan sentir y experimentar la alegría del movimiento.

P: ¿Puede compartir un poco más sobre cómo ha podido usar sus habilidades como bailarín, en servicio a su comunidad de St. James Town?

A: Definitivamente. Como animador del Programa de Empoderamiento Espiritual Prejuvenil y maestro de clases de niños, tengo la oportunidad de trabajar con niños y jóvenes para explorar formas en que puedan desarrollar sus poderes de expresión intelectuales, espirituales y creativos. A veces hacemos actividades simples de movimiento para ayudarles a tener control de sus cuerpos. Toco algunos tambores y se divierten mucho. Están acostumbrados a hacer actividades en la escuela que están más orientadas a objetivos, pero con nuestros ejercicios de movimiento solo se expresan a través del movimiento, sin ningún motivo ulterior. La educación en artes es una práctica fundamental en la Fe bahá’í , y siempre estoy buscando nuevas y creativas formas de integrar las artes y la danza en mi servicio:

¡Oh destinatarios de los favores de Dios! En esta nueva y maravillosa Edad, el fundamento sólido es la enseñanza de las ciencias y las artes. Según los explícitos Textos Sagrados, a todo niño deben enseñársele oficios y artes en la medida de lo necesario. Por consiguiente, en toda ciudad y localidad deben establecerse escuelas y todo niño de esa ciudad o localidad ha de dedicarse al estudio en el grado que fuere necesario. –   Abdu’l-Baha , Selecciones de los Escritos de Abdu’l-Baha , pág. 102.

deltin 2

P: ¿Cuál sería tu consejo para alguien que quiere seguir una carrera en la danza?

R: Piensa en tus opciones.Hay tantas cosas que deben conectarse para que alguien pueda perseguir una carrera en la danza. Hay mucha presión para que los bailarines sean muy fuertes y técnicos. Tienes que estar financieramente en el lugar correcto, tu cuerpo tiene que estar en el lugar correcto, debes ingresar en la escuela correcta, estar cerca del sistema de apoyo correcto. La evaluación de sus opciones es realmente importante. Además, saber que siempre hay algo más que puedes hacer te libera de todas las dudas y de todas las presiones, y te ayuda a saber que estás haciendo esto porque realmente lo amas.

P: Entonces, ¿en qué otras habilidades has estado trabajando fuera del baile?

R: Soy un instructor de yoga certificado. Estoy muy interesado en la psicología y la fisiología, y espero en el futuro trabajar en algún tipo de campo relacionado con el cuerpo y la mente humanos. Intento estar consciente de las confirmaciones y ser desprendido. Ahora mismo como bailarín me siento muy fuerte y saludable, pero en cualquier momento podría sufrir una lesión y ser forzado a reevaluar mis metas y objetivos. Intento mantenerme humilde y agradecido por cada día que puedo bailar, ya que es un regalo.

P: ¿Qué proyectos tienes en el horizonte?

R: Siempre tengo muchos proyectos en movimiento, pero ahora tengo uno notable con una compañía en Toronto llamada Kaeja d’Dance.Tienen una producción realmente interesante sobre una expresión de quiénes somos , nuestra historia familiar y la realidad que vivimos hoy.Se convertirá en una especie de collage de la experiencia humana y la universalidad de quiénes somos y cómo la vida y las experiencias nos moldean.

P: ¿Cómo pueden nuestros lectores aprender más sobre su trabajo?

R: Es muy fácil seguirme en las redes sociales a través de Facebook o Instagram .

0 Comentarios

characters remaining