Por tercera vez, el temor de las autoridades del Imperio Otomano forzó a Bahá’u’lláh y a sus seguidores a otro exilio. Determinados a sofocar o detener el rápido crecimiento y la influencia de las nuevas enseñanzas progresistas de Bahá’u’lláh, el decreto del gobierno los envió, esta vez, a Andrinópolis, una ciudad de provincia en la Europa otomana, conocida hoy como Edirne, Turquía.

El movimiento se llevó a cabo en el clima tan frío que en el camino que ocasionalmente se encontraron con los cadáveres de los viajeros que se habían congelado hasta morir. Esta vez, su exilio causó a todo el grupo una gran dificultad. Al llegar a Andrinópolis se les dio un alojamiento deficiente. Sin ropa adecuada, refugio y otras necesidades, los exiliados sufrían tremendamente.

Ni Bahá’u’lláh ni ninguno de Su séquito habían sido acusados de un crimen, sin embargo, habían sido exiliados sumariamente y precipitadamente. En ese momento se hizo evidente que eran prisioneros del estado.

Modern day Adrianople (Edirne, Turkey)

El Moderno Andrinópolis (Edirne, Turquía)

De Andrinópolis Bahá’u’lláh envió un mensaje de severa reprensión al embajador persa, reprochándole por este injusto trato y afirmando audazmente el triunfo final de la Causa de Dios.

Una vez más Bahá’u’lláh se encontró a sí mismo, sus seguidores y su familia desterrada, esta vez a la Europa otomana.
Su llegada marcó la primera vez en la historia registrada que el fundador de una religión mundial había pisado el continente europeo. Moisés, Cristo y Muhammad habían pasado la totalidad de sus vidas en el Medio Oriente, aunque a su debido tiempo cada una de las religiones que fundaron ha tenido un profundo impacto sobre Occidente.

Bahá’u’lláh predijo que el mismo patrón se repetiría en esta era, pero en una escala mucho mayor. Cristo había declarado: “Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, también será también la venida del Hijo del Hombre” – Mateo 24:27. Bahá’u’lláh, aparentemente haciendo eco de estas palabras, declaró:

La Luz de su Revelación ha despuntado en Oriente; Los signos de su dominio aparecieron en Occidente. Examinad esto en vuestros corazones, oh pueblo … – Tablas de Bahá’u’lláh, página 26

Desde Andrinópolis Bahá’u’lláh comunicó noticias de la declaración de su misión a los Babis en Persia, quienes saludaron el anuncio con alegría.

La trompeta pregunta: «¿Ha sonado el Clarín?». Di: «¡Sí, por el Rey de la Revelación!, cuando Él ascendió al trono de Su Nombre, el Todomisericordioso». La oscuridad ha sido ahuyentada por la naciente luz de la misericordia de tu Señor, Fuente de toda luz. La brisa del Todomisericordioso ha soplado y las almas han sido vivificadas en las tumbas de sus cuerpos. Así ha cumplido el decreto Dios, el Poderoso, el Benéfico. – Bahá’u’lláh, Tablas de Bahá’u’lláh, página 142

En poco tiempo prácticamente todos los Babís se reunieron con Bahá’u’lláh, porque ya habían llegado a considerarlo como el líder de la fe. De hecho, muchos sospechaban que Él era el Prometido, y un puñado había profesado abiertamente su fe antes de Su propia declaración. Fue durante este período de la corta estancia de Bahá’u’lláh en Andrinópolis que sus seguidores se hicieron conocidos como bahá’ís – seguidores de Bahá.

Walls of Constantinople

Muros de Constantinopla

Habían pasado apenas veinte años desde el nacimiento de la Fe Babí. La comunidad de creyentes había sobrevivido a una serie de calamidades devastadoras, incluyendo el martirio de El Báb, la muerte de miles de sus seguidores, el destierro de Bahá’u’lláh de su tierra natal y ahora Su posterior destierro a la remota ciudad de Andrinópolis. A pesar de todo, los fieles perseguidos habían recuperado su espíritu y su sentido del propósito.

A partir de este momento, a pesar de las crecientes dificultades, crisis y encarcelamiento, la Fe Bahá’í se convertiría en la más nueva de las grandes religiones del mundo.

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

0 Comentarios

characters remaining