Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Religión

Celebrando el Festival Bahá’í de Ridván

From the Editors | Abr 20, 2022

PARTE 1 IN SERIES El comienzo de la fe bahá'í

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
From the Editors | Abr 20, 2022

PARTE 1 IN SERIES El comienzo de la fe bahá'í

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

A partir de hoy, y durante los próximos doce días, los bahá’ís de todo el mundo celebrarán el «Rey de los Festivales», los días más sagrados del año bahá’í: la hermosa estación de Ridván.

La Fe bahá’í comenzó en una hermosa isla llena de rosas llamada el Jardín de Ridván (pronunciado rez-vahn), que significa paraíso. Ese jardín fragante y lleno de cantos de aves fue testigo del nacimiento de la religión independiente más reciente del mundo en este día de abril de 1863.

Abdu’l-Bahá, el hijo y sucesor de Bahá’u’lláh, dijo:

Éste será el paraíso terrenal anunciado, cuando toda la humanidad se reúna bajo la tienda de la unidad en el Reino de Gloria.

En esa isla, en el río Tigris, cerca de Bagdad, Bahá’u’lláh declaró por primera vez su misión e inauguró la Fe bahá’í.

Su trascendental declaración tuvo lugar durante doce días en la primavera de 1863 antes de su destierro a Estambul, Turquía (entonces llamada Constantinopla). Una década antes, en 1853, el gobierno persa había exiliado a Bahá’u’lláh a Bagdad, temiendo la rápida difusión de su Fe y su progresivo impacto en la sociedad. En abril de 1863, debido a que las enseñanzas de Bahá’u’lláh seguían extendiéndose y amenazando a los clérigos y a los reyes del Imperio Otomano, Bahá’u’lláh se enfrentó a un segundo exilio, descrito aquí por Jinab-i-Fazil, uno de los primeros y más devotos seguidores de Bahá’u’lláh:

Por fin, los enemigos de la Causa [bahá’í] consiguieron de las autoridades gubernamentales una orden que desterraba a Bahá’u’lláh de Bagdad. Al principio se decía que debía ir solo. Pero más tarde se modificó, permitiendo que su familia y unos pocos seguidores le acompañaran. El grupo de exiliados dejó Bagdad y se detuvo, primero, en un hermoso jardín fuera de la ciudad. Aquí permanecieron durante doce días. Se levantó una tienda para Bahá’u’lláh y alrededor de ella las tiendas para los demás. Aquellos días en el jardín son llamados «Los días de Ridván» y son de suprema importancia, pues fue entonces cuando Bahá’u’lláh declaró, a unos pocos seguidores, su gran misión y comenzó a construir el palacio de la paz y la unidad para el mundo. Reveló muchos versos maravillosos que cantan las melodías del Nuevo Día de Dios. – [Traducción provisional].

Cuando terminaron los doce días, el grupo, montado en caballos y burros y custodiado por soldados turcos, se puso de nuevo en camino. Los creyentes que no pudieron acompañarlos estaban totalmente desconsolados. Era como si Bahá’u’lláh fuera un rey que emprendía un viaje glorioso. Por fuera, un exiliado, pero en su espíritu brillaba una gran luz.

El agotador y arduo viaje de Bahá’u’lláh, su familia y los exiliados que los acompañaron hasta Constantinopla, a través de los desiertos y montañas de Asia Menor en el calor del verano, duró cuatro meses. Durante ese período Bahá’u’lláh proclamó la misión de su nueva Fe, la unidad de la humanidad y la paz entre todas las naciones, a un círculo cada vez más amplio de creyentes. Con este profundo anuncio, Bahá’u’lláh transformó la ocasión de su destierro de crisis a victoria.

Los doce días de Ridván, que los bahá’ís del mundo observan este año desde la puesta de sol del 20 de abril hasta la puesta de sol del 2 de mayo, conmemoran esa alegre estancia en el jardín y celebran el nacimiento de la nueva Fe de Bahá’u’lláh.

Durante las festividades de este año, las comunidades bahá’ís y sus amigos en todo el mundo recordarán la víspera del destierro de Bahá’u’lláh de Bagdad a Estambul, no como un momento de pena o arrepentimiento, sino como una feliz conmemoración de revelación y renovación. La fiesta de Ridván demuestra el poder del profeta de Dios para crear el bien a partir del mal, hacer surgir la luz de la oscuridad y obtener el triunfo de la aparente derrota. Abdu’l-Bahá lo describió así:

El gobierno persa creyó que el destierro de Persia de la Bendita Perfección significaría el exterminio de Su Causa en ese país; en cambio se dieron cuenta de que se esparcía más rápidamente. Su prestigio aumentaba; Sus enseñanzas se propagaban más ampliamente. Entonces los jefes de Persia usaron su influencia para hacer que Bahá’u’lláh fuese desterrado de Baghdád; fue llamado a Constantinopla por las autoridades turcas. Mientras se hallaba en Constantinopla, Él ignoró todas las restricciones, especialmente la hostilidad de los ministros del estado y del clero. Pero los representantes oficiales de Persia nuevamente ejercieron su influencia sobre las autoridades turcas y lograron que Bahá’u’lláh fuese deportado de Constantinopla a Adrianópolis, el objetivo era mantenerlo lo más lejos posible de Persia y hacer más difícil Su comunicación con ese país. No obstante, la Causa seguía esparciéndose y fortaleciéndose.

También podría interesarte

Religión

La esposa del profeta en el Salmo 45

Religión

¿Por qué los profetas aparecen en culturas tan corruptas?

Religión

Las profecías zoroastrianas y la Fe bahá'í


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.