Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

Cómo los bahá’ís construyen resiliencia

Dale Fowler | Sep 10, 2022

PARTE 1 IN SERIES Cómo responder con alegría a las pruebas de la vida

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Dale Fowler | Sep 10, 2022

PARTE 1 IN SERIES Cómo responder con alegría a las pruebas de la vida

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

La Fe bahá’í, junto con las otras grandes religiones, tiene un carácter aspiracional en su esencia, lo que significa que anima a los creyentes a dejar de lado sus preocupaciones y temores y confiar en Dios. 

Los escritos bahá’ís aseguran que los obstáculos y las dificultades acabarán por superarse y, de hecho, que enfrentarse a esas pruebas y dificultades ayudará a construir nuestra relación espiritual con la humanidad y el Creador. Esta tradición caracteriza a toda religión verdadera. Por ejemplo, la Biblia dice, en Isaías 41:10:

No temas, porque yo estoy contigo;

no desmayes, porque yo soy tu Dios

que te fortalezco; siempre te ayudaré;

siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Más adelante en el libro de Isaías, dice:

Pero los que esperan en el Señor

renovarán sus fuerzas;

se levantarán con alas como las águilas;

correrán y no se cansarán;

y caminarán, y no se cansarán.

RELACIONADO: La práctica bahá’í de resiliencia constructiva

Estos dos pasajes nos animan a dejar de lado nuestros miedos y a confiar en Dios. En otras palabras, se nos aconseja que nos convirtamos en seres resilientes, que se centren en el lado espiritual de nuestra naturaleza y afronten las dificultades con un corazón fuerte.

Shoghi Effendi, el Guardián de la Fe bahá’í, brindó esta inspiradora orientación en 1946 a un grupo de bahá’ís que viajaba a la Europa recientemente devastada por la guerra para ayudar a aliviar el sufrimiento de las comunidades bahá’ís y de todos los habitantes de las ciudades, pueblos y países:

Cuanto más difícil sea la tarea, cuanto más serias sean las obligaciones, cuanto más amplio sea el campo de esfuerzo, más persistentemente deben esforzarse los miembros privilegiados de esta envidiable comunidad [bahá’í], y más elevadas deben ser las alturas a las que deben aspirar, en el curso de la Misión que Dios les ha dado, y a lo largo de cada etapa de la irresistible y divinamente guiada evolución de su vida comunitaria.

Los contratiempos pueden sorprenderlos; las dificultades y las decepciones pueden poner a prueba su paciencia y sus recursos; las fuerzas de las tinieblas, ya sea desde dentro o desde fuera, pueden tratar de apagar su ardor, perturbar su unidad y quebrantar su espíritu; los escollos pueden rodear al pequeño grupo que debe actuar como vanguardia de la hueste que debe, en los años venideros, levantar espiritualmente el continente de Europa, que ha sido gravemente devastado. Ninguno de ellos, por muy feroces, siniestros o inflexibles que parezcan, debe permitirse desviar a los protagonistas de un Plan impulsado por Dios…

Mi oración constante, mi esperanza ardiente y el deseo más querido de mi corazón es que sigan adelante con un fervor inquebrantable, con una visión intacta, con una unidad indivisible y con una determinación inquebrantable hasta que se alcance la brillante meta. [Traducción provisional de Oriana Vento].

Así que, si ser inquebrantable, fuerte y firme crea una cualidad espiritual muy deseada en nosotros, veamos qué más podemos aprender sobre la resiliencia y lo que se necesita para adquirirla.

¿Qué es la resiliencia?

En general, la resiliencia puede describirse como un conjunto de características protectoras que poseen quienes son capaces de adaptarse a las dificultades o de enfrentarse a retos difíciles y tener éxito.

Históricamente, la psicología y las ciencias sociales sugerían que la resiliencia era un rasgo inherente a la resistencia, un proceso de adaptación o un resultado, como la ausencia de estrés postraumático o la presencia de crecimiento postraumático tras una adversidad concreta.

Pero el potencial de resiliencia no es una cualidad única que se posee o se carece; la capacidad de resiliencia es inherente a todas las personas. No es un resultado único que se mide en un momento determinado. Las investigaciones han demostrado que es posible que experimentemos simultáneamente estrés postraumático y crecimiento, y que estos resultados evolucionan dinámicamente a lo largo de nuestras vidas.

Por último, tanto la conceptualización de los rasgos como la de los resultados sugieren que la resiliencia es algo que sucede a los afortunados, una respuesta que podemos esperar pero no necesariamente lograr. Esto es incorrecto. La resiliencia no es ni afortunada ni pasiva. Requiere un esfuerzo deliberado y puede alcanzarse, desarrollarse y practicarse en todos los aspectos de la vida. Además, la verdad y la fe religiosas pueden ayudarnos a ser resilientes y potenciar enormemente nuestros esfuerzos.

RELACIONADO: Cómo mi traumática lesión cerebral se convirtió en un regalo

El valor del esfuerzo y la aspiración

Las enseñanzas bahá’ís nos piden que seamos alegres, incluso durante las dificultades y los problemas. Abdu’l-Bahá identificó la clave para convertirse en una persona feliz y alegre ante las dificultades: la perseverancia.

Este es el día de la alegría; es el día de la felicidad y el regocijo. Pues, alabado sea Dios, todas las puertas se abren gracias a la generosidad de la Gloriosa Belleza. Sin embargo, es preciso dar muestras de perseverancia y abnegación y consagrar sus pensamientos, hasta que el árbol de la esperanza dé frutos y produzca resultados. [Traducción provisional].

Si «… damos muestras de perseverancia…» y tenemos esperanza, entonces veremos resultados positivos. Ello puede ayudar a todo el mundo a enmarcar sus reacciones ante las pruebas de la vida, pero ¿qué sabemos sobre la construcción de resiliencia en conjunto, no solo para nosotros individualmente, sino en nuestras comunidades más amplias? En el último ensayo de esta serie, examinaremos algunas de las respuestas bahá’ís a esta importante cuestión.

También podría interesarte

Espiritualidad

¿Qué pasa con nuestras oraciones no respondidas?

Espiritualidad

4 citas sobre el servicio espiritual que guían mi trabajo profesional

Espiritualidad

¿Qué nos conduce hacia la perfección espiritual?


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.