Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá‘í. El sitio web oficial de la Fe Bahá‘í es Bahai.org. El sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

¿Existe un Dios que escribe nuestras historias?

Duane L. Herrmann | Jun 25, 2023

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Duane L. Herrmann | Jun 25, 2023

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

Cuando Abdu’l-Bahá daba conferencias durante sus viajes por Estados Unidos en 1912, a menudo utilizaba el ejemplo de la capacidad de un escritor para escribir como prueba de la existencia de un creador inteligente. 

Para muchas personas, la existencia de Dios, que no puede verse ni conocerse mediante pruebas físicas, ha sido un gran problema. En uno de sus discursos en Estados Unidos, Abdu’l-Bahá simplemente explicó:

Considerad a la señora que está a mi lado escribiendo en este librito. Esto parece una cuestión común, insignificante, pero después de una reflexión inteligente usted llegará a la conclusión que lo que ha sido escrito presupone y prueba la existencia de un escritor. Estas palabras no se han escrito a sí mismas, y estas letras no se han reunido por su propia voluntad. Es evidente que debe haber un escritor.

Luego amplió la analogía:

Y ahora considerad este infinito universo. ¿Es posible que pudiera haber sido creado sin un Creador? ¿O que el Creador y Causa de este infinito cúmulo de mundos no tuviese inteligencia? ¿Es sostenible la idea de que el Creador no tiene comprensión de lo manifestado en la creación? El hombre, la criatura, tiene volición y ciertas virtudes. ¿Es posible que el Creador no las posea? Un niño no podría aceptar esta opinión y afirmación. Es perfectamente evidente que el hombre no se creó a sí mismo y que no puede hacerlo.

Por lo tanto, nuestra misma existencia humana proporciona todas las pruebas de la existencia de un Creador.

En sus escritos, Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la Fe bahá’í, describe al Creador simplemente diciendo:

Es evidente para todo corazón perspicaz e iluminado que Dios, la Esencia incognoscible, el Ser divino, es inmensamente exaltado por encima de todo atributo humano tal como existencia corpórea, ascenso y descenso, salida y retorno.

Este tema fluye a lo largo de las enseñanzas bahá’ís: que los seres humanos que intentan comprender a Dios, una «Esencia incognoscible», serían como un libro que intenta comprender a su creador. Sí, el escritor escribió el libro, pero el libro es sólo una expresión muy limitada de toda la realidad del escritor.

RELACIONADO: Las mayores pruebas de la existencia de Dios

Las enseñanzas bahá’ís también señalan que la guía moral y espiritual que necesitan los seres humanos, descrita metafóricamente como una «ciudad», procede de esta Esencia incognoscible en forma de todos los profetas y sus mensajes. En su Libro de la Certeza, Bahá’u’lláh escribió:

Aquella Ciudad no es otra que la Palabra de Dios, revelada en cada época y dispensación… En estas ciudades se proporciona con abundancia el sustento espiritual, y se han ordenado delicias incorruptibles. El alimento que otorgan es el pan del cielo, y el Espíritu que imparten es la bendición imperecedera de Dios. A las almas desprendidas les conceden el don de la Unidad, enriquecen a los indigentes y ofrecen la copa del conocimiento a los que vagan por el desierto de la ignorancia. Toda la guía, las bendiciones, el aprendizaje, el entendimiento, la fe y la certeza, conferidos a todo lo que hay en el cielo y en la tierra, están ocultos y atesorados en estas Ciudades. – [Traducción Provisional de Oriana Vento.

Esta imponderable cuestión de la existencia de Dios tiene una explicación sencilla: los humanos escribimos, de ahí que un Creador, una Esencia incognoscible, nos creara con la capacidad de escribir. Ese Creador, lógicamente, debe ser mayor que la creación.

También podría interesarte

¿Te han dejado en visto? Cómo tratar a los demás con dignidad
Espiritualidad

¿Te han dejado en visto? Cómo tratar a los demás con dignidad

La expresión de la realidad divina
Espiritualidad

La expresión de la realidad divina

Acercándonos al Creador: cómo amar a un ser incognoscible
Espiritualidad

Acercándonos al Creador: cómo amar a un ser incognoscible


Comentarios

characters remaining
x
x
Conecta con los Bahá'ís de tu área
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.