Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?

¿Qué es la Fe Bahá'í?

"La tierra es un solo país y la humanidad sus ciudadanos."

Bahá'u'lláh

An Introduction to the Bahá’í Faith by Rainn Wilson

Tabla de Contenidos

¿Buscas algo específico? Haz click en la tabla de contenidos para encontrar lo que buscas.
1. ¿Qué es la fe bahá'í?
5. ¿Cómo es la comunidad bahá'í?
2. Las principales enseñanzas bahá'ís
6. Los fondos bahá'ís
3. ¿Quién es Bahá'u'lláh?
7. Cómo hacerse bahá'í
4. ¿Cómo comenzó la historia bahá'í?
8. Recursos bahá'ís adicionales
1. ¿Qué es la fe bahá'í?
2. Las principales enseñanzas bahá'ís
3. ¿Quién es Bahá'u'lláh?
4. ¿Cómo comenzó la historia bahá'í?
5. ¿Cómo es la comunidad bahá'í?
6. Los fondos bahá'ís
7. Cómo hacerse bahá'í
8. Recursos bahá'ís adicionales

¿Qué es la fe bahá’í?

La fe bahá’í, el sistema global de creencias independiente más nuevo del mundo, enseña la unidad de Dios, la unidad de la humanidad y la armonía esencial de todas las religiones. Es la segunda religión más extendida en el mundo después del cristianismo, abarcando todo el mundo y trabajando para unirlo.

Las enseñanzas bahá’ís promueven la armonía entre la ciencia y religión, la igualdad de género y la eliminación de todo prejuicio y racismo. Los bahá’ís creen en la capacidad de cada persona para encontrar la verdad por sí mismos, y no hay clero: los bahá’ís se reúnen en comunidades lideradas democráticamente y dan la bienvenida a todos.

Los bahá’ís aceptan la validez de cada uno de los fundadores y profetas de las principales religiones del mundo y creen en la revelación progresiva. Este principio bahá’í único ve cada gran fe como parte de un gran sistema espiritual revelado progresivamente; similar a cómo los capítulos de un libro cuentan una historia en evolución, de Dios para la humanidad.

Las principales enseñanzas bahá’ís

Las enseñanzas bahá’ís se centran en la relación del alma con la esencia eterna e incognoscible de Dios, y recomiendan a todos orar y meditar a diario. Los bahá’ís creen que el espíritu humano vive eternamente, y por eso se esfuerzan por iluminar sus almas con atributos espirituales: bondad, generosidad, integridad, veracidad, humildad y servicio desinteresado a los demás.

La fe bahá’í proporciona los medios para la paz y la tranquilidad a través de un conjunto progresivo de enseñanzas sociales:

Estos principios bahá’ís fundamentales exigen una reestructuración completa de las prioridades de la humanidad: de lo material a lo espiritual, de lo exclusivo a lo inclusivo y de la división a la unidad.

La unidad esencial de todas las religiones.

La unidad esencial de todas las religiones. Considerad cuán extensamente el Amor de Dios se manifiesta. Entre los signos de Su Amor que aparecen en el mundo, están los Puntos de Alborada de Sus Manifestaciones.

– Abdu’l-Bahá, Fundamentos de la Unidad Mundial, p. 98.

La Revelación Progresiva de Dios

Abraham
-5000 B.C.
Krishna
-3200 B.C.
Moisés
-1330 B.C.
Zoroastro
-700 B.C.
Buda
-500 B.C.
Cristo
1 B.C.
Muhammad
570 A.D.
El Bab
1844 A.D.
BAHÁ’U’LLÁH
1863 A.D.

¿Quién es Bahá’u’lláh?

Los bahá’ís creen que Dios envía diferentes profetas, o manifestaciones de Dios, para revelar mensajes divinos a la humanidad. Estas manifestaciones incluyen a Abraham, Zoroastro, Moisés, el Buda, Krishna, Jesucristo, Mahoma, el Báb, y el fundador de la fe bahá’í, Bahá’u’lláh.

En español, Bahá’u’lláh significa «La Gloria de Dios», y los bahá’ís creen que su llegada fue anunciada en muchas de las religiones del mundo. Los escritos bahá’ís dicen:

«Para Israel fue nada más y nada menos que la encarnación del
«Padre Sempiterno», el «Señor de las Huestes», Que había descendido «con los diez mil santos»; para la cristiandad, Cristo retornado en «la gloria del Padre», para el islam, el regreso del Imam usayn; para el islam sunní, el descenso del «Espíritu de Dios» (Jesucristo); para los zoroástricos, el prometido áh-Bahrám; para los hindúes, la reencarnación de Krishna; para los budistas, el quinto Buda».

Los bahá’ís ven a Bahá’u’lláh como el último mensajero divino que ha fundado una religión mundial importante y ha iniciado una nueva era de desarrollo humano. Nacido como Mirza Husayn Ali, en Teherán, Persia, en 1817, Bahá’u’lláh fue conocido desde muy joven como «el padre de los pobres» por su trabajo desinteresado ayudando a los indigentes y a los pobres. En 1863, comenzó a enseñar abiertamente la fe bahá’í, con sus mensajes revolucionarios de la unicidad de la humanidad, la unicidad de la religión, la igualdad de hombres y mujeres, el acuerdo de la ciencia y la religión, y el establecimiento de un sistema global de gobierno.

Los bahá’ís sufrieron 40 años de exilio, tortura y prisión, todo por anunciar que había nacido una nueva revelación. Bahá’u’lláh llamó al mundo entero a la acción colectiva y a la unidad, y ese llamado, según creen los bahá’ís, ha inaugurado una nueva era de espiritualidad, armonía y maduración humana.

A diferencia de muchas religiones del pasado, los bahá’ís tienen los escritos originales de Bahá’u’lláh, su hijo y sucesor, Abdu’l-Bahá, así como del Guardián de la fe bahá’í, Shoghi Effendi, y, desde 1963, la Casa Universal de Justicia, el órgano mundial de gobierno de la fe bahá’í elegido democráticamente por nueve miembros. Los bahá’ís confían y veneran esos escritos inspiradores y los ven como la fuente de la guía continua para la humanidad. Han sido traducidos a cientos de idiomas, incluidos los tribales e indígenas, para ponerlos a disposición de todos.

¿Cómo comenzó la historia bahá’í?

En un momento y lugar turbulentos, Shiraz, Persia en 1844, un joven místico comerciante anunció algo sorprendente: que traía al mundo un nuevo mensaje de Dios.

Llamado El Báb, que significa «La Puerta», este nuevo profeta causó furor en la sociedad persa con sus enseñanzas revolucionarias: la transformación espiritual y moral, la emancipación de la mujer y la crianza de los pobres. El Báb también proclamó que había venido para anunciar el nacimiento de una nueva revelación universal, una más grande que la suya, y para preparar el camino para el prometido de todas las épocas. El movimiento babí conocido como la fe babí se extendió rápidamente, movilizando a las masas y provocando reacciones severas por parte del gobierno y el clero.

En una época en la que los clérigos desempeñaban un papel opresivo en la sociedad persa, el Báb animaba a las personas a pensar por sí mismas y dejar de lado la superstición y el dogma. También proclamó que había venido a preparar el camino para una nueva revelación universal y que pronto se daría a conocer el prometido del que se habla en todas las religiones y textos sagrados del pasado. Pidió a sus seguidores que difundieran este mensaje, pero aconsejó: » El sendero de la guía es un sendero de amor y compasión, no de fuerza y coacción». Decenas de miles de babíes, incluido el propio Báb, fueron torturados, masacrados y ejecutados públicamente por sus creencias.

Después de la ejecución del Báb en 1850, Bahá’u’lláh asumió gradualmente el liderazgo de los babíes. Mientras estaba encarcelado en 1852, Bahá’u’lláh recibió la revelación que inspiró la fe bahá’í y cumplió las profecías y promesas del Báb.

La fe bahá’í hoy cuenta con millones de seguidores en todas las regiones, naciones y continentes del mundo. Las enseñanzas de Bahá’u’lláh enfatizan la justicia, la igualdad y la unidad religiosa, por lo que incluso hoy en día, muchos bahá’ís en Irán y otros países del Medio Oriente todavía enfrentan persecución por sus creencias.

¿Cómo es la comunidad bahá’í?

Las comunidades bahá’ís llevan a cabo varios esfuerzos a nivel barrial para promover la unidad y la transformación social, junto con sus amigos de diferentes religiones, razas y orígenes. A través de actividades que responden a la realidad de cada región y defienden el principio de la unidad de la humanidad, están descubriendo lo que se necesita para que una sociedad sea fructífera, tanto material como espiritualmente. Algunas de estas actividades, a veces llamadas «actividades básicas», incluyen clases de desarrollo moral y espiritual para niños, programas de empoderamiento para preadolescentes y adolescentes, grupos de estudio y reuniones de oración.

Los eventos bahá’ís (reuniones, elecciones, reuniones de oración, celebraciones de días sagrados, una «fiesta» bahá’í al comienzo de cada mes) tienden a incluir mucha interacción social, con risas, música y un sentido general de alegría y felicidad.

Dependiendo de su tamaño, las comunidades bahá’ís a menudo se reúnen en hogares, centros bahá’ís locales o salas de reuniones. La mayoría de las reuniones bahá’ís, diversas e inclusivas, brindan a los participantes la oportunidad de conocer a personas de diferentes orígenes, culturas y naciones.

Los fondos bahá’ís

Los bahá’ís nunca piden contribuciones monetarias; de hecho, solo bahá’ís pueden contribuir a los fondos bahá’ís, y todas las contribuciones son completamente confidenciales. Nadie pasa un plato de contribuciones, ni se solicita a nadie que participe, ya que cada donación se considera privada y personal.

Las contribuciones monetarias que hacen los bahá’ís fomentan los programas de desarrollo social, las actividades de servicio comunitario, el mantenimiento de los centros y jardines bahá’ís y la educación espiritual para niños, jóvenes y adultos. La participación en estos programas está abierta a todas las personas que deseen formar parte de la construcción de comunidades basadas en principios espirituales como la justicia, la bondad y el amor.

Cómo hacerse bahá’í

Cualquiera puede hacerse bahá’í.

Hacerse bahá’í significa aceptar las enseñanzas unificadoras de Bahá’u’lláh y decidir tratar de seguir el camino de desarrollo espiritual que esbozan las enseñanzas bahá’ís. No hay servicio, bautismo o ceremonia; hacerse bahá’í simplemente requiere una decisión espiritual interna para abrazar las enseñanzas de la fe y unirse a su comunidad bahá’í local. En muchos países, los bahá’ís también firman una tarjeta de declaración que los inscribe en la comunidad bahá’í y les permite recibir invitaciones a eventos y reuniones de la comunidad.

Cuando uno toma la decisión de hacerse bahá’í, también participa en un movimiento global para cambiar el mundo. Los bahá’ís trabajan por la paz, la justicia, la igualdad, la unidad racial y la sostenibilidad ambiental, todo basado en abordar las causas espirituales subyacentes de tales desigualdades. El nuevo y optimista modelo que ofrecen las enseñanzas bahá’ís al mundo adopta un nuevo enfoque para la resolución de problemas, aplicando la humana preocupación por los demás con una energía espiritual reflexiva, integrada y completa.

Los bahá’ís provienen de todos los ámbitos de la vida, todos los estratos sociales de la sociedad y todas las etnias, antecedentes raciales, naciones y grupos de edad. Para responder a la pregunta «¿Qué es un bahá’í?» Abdu’l-Bahá respondió:

«Ser bahá’í significa simplemente amar a todo el mundo; amar a la humanidad y tratar de servirla; trabajar por la paz universal y la hermandad universal». Si desea conocer a los bahá’ís en su área local, generalmente aparecen en línea, en un periódico o directorio telefónico local, o en directorios de lugares de culto. Si no puede encontrar ningún bahá’í local, no dude en enviarnos un correo electrónico aquí a support@BahaiTeachings.org, y estaremos encantados de ponerlo en contacto con una comunidad bahá’í cercana.

Recursos bahá’ís adicionales

El sitio web oficial de la Fe bahá’í

www.Bahai.org/es

x
x
¿Quiero ser bahá'í?
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
¿Quiero ser bahá'í?
Learn more about the Baha’i Faith
Cuéntanos un poco sobre ti para poder contactarte con un bahá'í en tu localidad.