Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Religión

Reflexiones sobre un peregrinaje bahá’í

Makeena Rivers | Feb 26, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Makeena Rivers | Feb 26, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Mi amiga Naomi realizó recientemente un peregrinaje bahá’í a Haifa, Israel, y compartió conmigo algunas de las reflexiones inspiradoras que tuvo en su viaje.

Cuando me mudé a la ciudad de Nueva York me enfrenté a un reto que muchos jóvenes afrontan: ¿cómo encuentro a personas con las que pueda desarrollar amistades profundas y cariñosas? Naomi es una de las muchas almas hermosas que encontré como respuesta a esta pregunta.

Ella estudió en el Barnard College, y aunque nuestras universidades eran literalmente vecinas, no nos hicimos amigas hasta que un amigo común nos presentó. A través de nuestra amistad he aprendido acerca de la paz a través de las dificultades, he tenido conversaciones edificantes y clarificadoras que me han ayudado a entender cómo servir mejor a los demás. En nuestra amistad he encontrado consuelo y amor genuinos.

Naomi se convirtió en una de los miles de bahá’ís de todo el mundo que peregrinan al Centro Mundial Bahá’í de Haifa (Israel). Durante nueve días, visitó lugares históricos, oró y meditó en los santuarios sagrados de Bahá’u’lláh y el Báb, y vio preciosos objetos de sus vidas. Esta tradición se remonta a los primeros años de la Fe bahá’í, cuando los creyentes viajaban durante meses a pie para simplemente vislumbrar a Bahá’u’lláh, el que creían que era el nuevo mensajero de Dios para esta era.

Las enseñanzas bahá’ís dicen que los bahá’ís que puedan, deben viajar para visitar los santuarios y lugares de descanso de las figuras centrales de la Fe bahá’í: “El Señor ha ordenado que aquellos de vosotros que estén en condiciones realicen el peregrinaje a la Casa sagrada…”. – EL libro más sagrado.

Mi amiga Naomi es una persona profundamente perspicaz, así que pensé en compartir algunas de sus reflexiones.

P: ¿De dónde eres, dónde vives y cómo has llegado hasta aquí?

R: Nací en el norte de California, pero vivo en Nueva York desde hace seis años. La universidad me trajo a Nueva York; ¡la vida y el trabajo me han hecho quedarme aquí! 

P: ¿Cómo te convertiste en bahá’í?

R: Cuando estaba en sexto grado, la instructora de yoga de mi padre invitó a mis padres a un devocional en su último día de clase. Como soy la más joven por un amplio margen, mis padres me llevaban a cualquier lugar al que fueran, así que les acompañé. Ese fue el comienzo de mi exposición e introducción a la Fe bahá’í. Al mismo tiempo, empecé a investigar diferentes iglesias y a desarrollar una identidad religiosa personal. A lo largo de los años siguientes, aprendí más sobre la Fe bahá’í, lo que significaba ser bahá’í y me sentí atraída por la visión de comunidad por la que se trabajaba. Poco después de cumplir los quince años, mientras estaba en una reunión de jóvenes durante el verano, me declaré bahá’í.

P: ¿Cuál ha sido tu viaje desde que te convertiste en bahá’í? ¿Hubo desafíos cuando abrazaste una nueva Fe?

R: Desde que me convertí en bahá’í, estoy aprendiendo constantemente las diferentes enseñanzas, dimensiones e historias de la fe y cómo incorporarlas a mi vida. Fue un reto para mí averiguar cómo explicar lo que era y por qué, especialmente a quienes me conocían previamente.

P: Recientemente hiciste un peregrinaje bahá’í. Ya me has contado algo de tu experiencia, pero me pregunto si podrías compartir lo que aprendiste sobre el significado de tu visita a Tierra Santa.

R: En el peregrinaje bahá’í se nos asignó un guía que permaneció con nosotros durante los nueve días. El mío nos contó que es importante poder orar en los santuarios sagrados. Sentí que estar en el santuario de Bahá’u’lláh es lo más parecido a estar «cara a cara» con Dios. El peregrinaje es un momento para conectarse espiritualmente con la historia de la Fe bahá’í, y también para ver la manifestación física de los sacrificios que se han hecho para la fundación y el crecimiento de esta Fe. Los santuarios y jardines son como símbolos físicos de lo que intentamos construir espiritualmente.

P: ¿Cuál fue una de las partes favoritas de tu peregrinaje?

R: Me gustó mucho poder conectar con tanta gente maravillosa de todo el mundo. Todo el mundo es realmente abierto y vulnerable, ya que se trata de un viaje espiritual. Vi el alcance de esta fe y cómo conecta a tantas personas de diversas culturas y orígenes. Fue sorprendente poder establecer vínculos y construir una amistad genuina con otras personas que vienen de vidas tan diferentes a la mía.

P: ¿Cómo te ha impactado en tu regreso a Brooklyn?

R: Durante el peregrinaje pensé mucho en la potencia de este tiempo que estamos viviendo, y en cómo enmarcar la forma en que vivo mi vida. Realmente me ha permitido volver a priorizar el papel del servicio [a los demás] y la forma en que está integrado en mi vida. No es solo una acción, sino también una forma de vivir. Mientras estuve [en Tierra Santa] estuve orando activamente, reflexionando, meditando y buscando orientación. Uno tiene la oportunidad de conocer lo que está ocurriendo en todo el mundo en cuanto a los esfuerzos de servicio [comunitario] bahá’í, así que aprendí sobre las diferentes formas en que el servicio puede cobrar vida cuando lo ponemos en el centro de nuestras mentes y corazones.

P: ¿Tienes alguna oración o cita favorita que asocies con tu peregrinaje? ¿Por qué motivos resuena esta cita en ti?

R: Realmente me conecté con La Tabla de Ahmad de Bahá’u’lláh cuando estaba en peregrinaje.

¡Oh Aḥmad! No olvides Mis generosidades mientras esté ausente. Recuerda Mis días durante tus días, y Mi angustia y destierro en esta remota prisión. Y sé tan firme en Mi amor que tu corazón no vacile, aunque las espadas de los enemigos descarguen golpes sobre ti y todos los cielos y la tierra se levanten contra ti. – Bahá’u’lláh, Oraciones bahá’ís.

Durante el peregrinaje, se recuerdan las pruebas y la oposición a las que se enfrentaron el fundador de la Fe bahá’í, Bahá’u’lláh, y los primeros creyentes. También se recuerda su firmeza frente a esta oposición. Fue, y sigue siendo, un recordatorio del sacrificio que me permitió entrar en contacto con esta Fe que ha sido tan transformadora para mi propia vida.

También podría interesarte

Religión

Partiendo de la premisa: la humanidad es una sola familia

Religión

Religión, ciencia y gobierno: ¿pueden unirse?

Religión

Un nuevo tipo de civilización


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.