Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Religión

El sol de la verdad disipa todas las sombras

Rodney Richards | Abr 5, 2023

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Rodney Richards | Abr 5, 2023

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Nuestros enormes problemas sociales en todas partes me hacen preguntarme: ¿dónde están las personas mujeres buenas? ¿Tenemos suficientes buenas personas para superar estas fuerzas que nos desgarran y desorganizan la sociedad?

En verdad, ¿quién no tiene miedo de que la sociedad –o su nación– pueda derrumbarse?

Miedo. Incertidumbre. Terror.

Todos vivimos con él, constantemente, ya sea en segundo o primer plano. ¿Puede alguien estar seguro al 1.000% de su propia seguridad, o incluso de que su ordenador o su teléfono están a salvo de los piratas informáticos que quieren robarle hasta el último céntimo?

¿No tememos todos esa terrible llamada telefónica, ese correo electrónico, ese mensaje de texto o esa llamada a nuestra puerta en la que nos dicen que alguien a quien queremos, incluso un niño, ha sido asesinado por un hombre armado que ha entrado en una escuela o en un lugar de trabajo? ¿O, si vivimos en uno de los lugares del mundo asolados por la guerra, que un ser querido ha sido secuestrado por crueles misiles o soldados invasores armados?

La mayoría de nosotros acabamos de pasar años de traumas por miedo al COVID-19, e incluso ahora, las variantes nos amenazan a diario.

Vivimos hoy bajo estas sombras reales y ominosas, que oscurecen la felicidad y la libertad que una vez sentimos. A nivel mundial, además de las catástrofes naturales o provocadas por el hombre más devastadoras, las naciones disponen de miles de ojivas nucleares capaces de arrasar enormes ciudades. A nivel local, hubo un tiempo en que nos sentíamos lo suficientemente seguros en nuestros barrios como para dejar puertas y ventanas sin cerrar, pero ya no.

Parte de la razón por la que no nos sentimos seguros y protegidos es porque nuestro mundo está experimentando un cambio drástico, que los escritos de Bahá’u’lláh caracterizan como resultado del «Gran Anuncio:»

¡Por Aquel que es el Gran Anuncio! Ha venido el Todomisericordioso investido con indudable soberanía. Se ha designado la Balanza, y han sido congregados todos los que moran en la tierra. Ha sonado la trompeta y he aquí que todos los ojos están desorbitados de terror, y se han estremecido los corazones de todos los que están en los cielos y en la tierra…

Para los bahá’ís, el Gran Anuncio se refiere a la llamada del Creador a la humanidad, pidiéndonos que nos volvamos a la Palabra de Dios en este día.

Esa Palabra, creen los bahá’ís, está encarnada por el último mensajero y manifestación divina de Dios, Bahá’u’lláh. Sus santas palabras, al igual que todas las escrituras del pasado, transmiten los consejos, recomendaciones y mandatos directos de Dios para vivir en armonía y ser como los dedos de una mano. Proporcionan una receta completa y universal para resolver nuestras diferencias, una receta primordial para la unidad humana.

Por ejemplo, ¿cómo podemos acabar con la guerra?

¡Oh gobernantes de la tierra! Reconciliaos entre vosotros, para que no necesitéis más armamentos, salvo en la medida que fuere necesaria para resguardar vuestros territorios y dominios. Cuidado, no sea que desatendáis el consejo del Omnisciente, el Fiel.

Bahá’u’lláh aconsejó a los líderes políticos del mundo que se uniesen en contra de la agresión militar:

Si alguno de vosotros se levantara en armas contra otro, levantaos todos contra él, porque esto no es sino justicia manifiesta.

Así pues, aunque en estos momentos se estén produciendo acontecimientos atroces, la buena fortuna nos sonríe: tenemos un nuevo rumbo que puede conducirnos a la unidad, la paz y la reconciliación.

Por supuesto, las relaciones entre naciones son complejas, al igual que las relaciones entre personas. Por eso necesitamos líderes y diplomáticos sabios. Sin conversaciones cara a cara y sin compartir, las relaciones se volverían tensas o antagónicas. Sin entendimiento, sin compartir, sin consenso, sin concesiones y sin acuerdos, las situaciones empeoran e incluso explotan. Los diplomáticos intentan ayudar a sus propios países, fomentar y facilitar la cooperación entre naciones y mantener la paz mundial.

RELACIONADO: ¿Cómo planean los bahá’ís cambiar el mundo?

Al igual que los diplomáticos mundiales, millones de bahá’ís en más de 200 naciones y territorios son embajadores de buena voluntad, unidad y paz. Los bahá’ís unen sus manos a las de cientos de millones de personas que trabajan por los mismos objetivos. Los bahá’ís creen que el Sol de la Verdad brillará tan intensamente que acabará por disipar las nubes de miedo, incertidumbre y temor que ahora paralizan y bloquean la visión de la humanidad, como Abdu’l-Bahá señaló en esta charla que dio en París hace más de un siglo:

¡La verdad puede ser comparada con el sol! El sol es un cuerpo luminoso que dispersa todas las sombras; de igual modo la verdad disipa las sombras de nuestra imaginación. Del mismo modo que el sol proporciona vida al cuerpo de la humanidad, así la verdad otorga vida a las almas.

El sol brilla, pero su verdad está oscurecida. Debemos dirigirnos a él para sentir y absorber su realidad

También podría interesarte

El profundo impacto de Jesucristo y el cristianismo
Religión

El profundo impacto de Jesucristo y el cristianismo

¿Quiénes son los bahá'ís?
Religión

¿Quiénes son los bahá'ís?

Dios en el interior: conociendo a tus vecinos hindúes
Religión

Dios en el interior: conociendo a tus vecinos hindúes


Comentarios

characters remaining
x
x
Conecta con los Bahá’is de tu localidad
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Conecta con los Bahá’is de tu localidad
Conecta con los Bahá’is de tu localidad
Ponte en contacto con los Bahá’ís de tu comunidad