Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Por qué florece el racismo en el mundo? Tal vez porque no basta con creer en la unidad de la humanidad – esa visión de unidad tiene que tomar forma en nuestras vidas y en nuestras acciones diarias.

Los escritos bahá’ís destacan la importancia de traducir los pensamientos en acción:

Esforzaos para que se os permita manifestar a los pueblos de la tierra los signos de Dios y reflejar Sus mandamientos. Que vuestros hechos sean una guía para toda la humanidad, pues lo que profesa la mayoría de la gente, ya sea de elevada o de humilde condición, difiere de su conducta. Es por vuestros actos que podéis distinguiros de los demás. – Bahá’u’lláh, Pasajes de los escritos de Bahá’u’lláh, pág. 96.

¿Qué provecho existe en estar de acuerdo en que la amistad universal es buena, y en hablar de la solidaridad de la raza humana como un gran ideal?; a menos que estos pensamientos se trasladen al mundo de la acción, serán inútiles. – Abdu’l-Bahá, La sabiduría de Abdu’l-Bahá, pág. 18.

La historia de mi amiga Susan ejemplifica este poderoso principio bahá’í. Siendo una bahá’í blanca, Susan ha dedicado mucho de su tiempo y energía a construir relaciones sólidas y sinceras con sus amigos afroamericanos. Ella trata de poner en práctica los ideales que muchas veces solo se expresan en palabras.

Muchas personas olvidan lo importante que es la amistad universal para la unidad racial. Cuando le pregunté a Susan qué le diría al 75% de los estadounidenses blancos que no tienen a nadie de una cultura minoritaria en su círculo social, me dijo:

Creo que como personas blancas tenemos una opción: podemos sentarnos en nuestra posición privilegiada y no pensar mucho en ello, y quedarnos cómodos, o podemos empezar a entender que nuestro privilegio tiene un costo para [los afroamericanos] …. Una vez que asumimos la idea de que nuestro privilegio tiene un costo para otras personas, se vuelve inaceptable continuar en el mismo camino si realmente creemos en lo que Bahá’u’lláh vino a buscar: un mundo transformado en una sociedad construida sobre principios de amor, unidad y justicia.

Los bahá’ís creen que la humanidad algún día construirá esa sociedad basada en el amor, la unidad y la justicia. Las enseñanzas bahá’ís no ven la paz mundial como un ideal inalcanzable, sino como un resultado inevitable en el futuro de la humanidad – siempre y cuando trabajemos juntos por ello. Shoghi Effendi, el Guardián de la Fe Bahá’í, esbozó los pasos necesarios para lograr esta unidad en la diversidad, y dijo que el primer paso exige tomar la iniciativa:

Que ninguno de los dos piense que ellos pueden esperar confiadamente por la solución de este problema, hasta cuando la iniciativa haya sido tomada y las circunstancias favorables hayan sido creadas por agencias fuera de la órbita de su Fe. Que ninguno piense que cosa alguna, con excepción del amor genuino, la paciencia extremada, la humildad verdadera, el mayor tacto, la iniciativa cabal, el discernimiento maduro y el esfuerzo deliberado, persistente y devoto, pueden lograr que se borre la mancha que este mal patente ha dejado en el nombre honrado de su país común. Que ellos más bien crean y estén firmemente convencidos que en su comprensión, su amistad y su prolongada cooperación, más que ninguna otra fuerza u organización operante fuera del círculo de su Fe, debe depender la desviación de ese peligroso curso tan seriamente temido por ‘Abdu’l-Bahá y la materialización de las esperanzas que Él abrigaba para que ellos contribuyeran conjuntamente al cumplimiento del destino de ese país. -Shoghi Effendi, El advenimiento de la justicia divina, pág. 40.

Susan compartió que, con frecuencia, ella recurre a esta cita para obtener orientación:

Creo que para los blancos, [tenemos que] tomar la decisión de aprender la verdad sobre la raza y aprender la verdad sobre la opresión sistémica en la sociedad en que vivimos para empezar a descubrir las capas de privilegio [y] comprender realmente las dolorosas experiencias que nuestros amigos [afroamericanos] atraviesan cada día”. Tenemos que estar dispuestos a caminar hacia la incomodidad, tenemos que estar dispuestos a ser humildes, tenemos que estar dispuestos a aprender a ejercer una paciencia extrema, tenemos que aprender a superar nuestra tendencia hacia una actitud condescendiente – todas las cosas de las que habló el Guardián [Shoghi Effendi]. No creo que pueda aprender esas cosas sin esas amistades tan estrechas con [las personas de ascendencia africana] porque una cosa es sentarse en una burbuja y … verse en las reuniones …, pero eso no necesariamente rompe las barreras que realmente nos separan – las barreras de lo que significa vivir como una persona blanca en este país y lo que significa vivir como una persona de color en este país. Por lo tanto, creo que para mí, sin las amistades cercanas y la confianza y disposición de mis amigos para enseñarme y compartir conmigo y caminar muy de cerca con ellos a través de los tiempos difíciles, no habría empezado a aprender lo que necesitaba aprender.

Ahora bien, no estoy abogando por que los blancos busquen a las personas de color y utilicen esencialmente a esas personas sólo para educarse sobre el racismo y el privilegio de los blancos – pero animo a todos a que miren dentro de sí mismos y pregunten: “¿Mi círculo social refleja la diversidad en la que creo? Si no lo hace, ¿por qué no?” “¿Mis opciones de amistad están contribuyendo a la integración o a la segregación de este país?” “¿Mis amistades me están ayudando a crecer, o me hacen continuar siendo la misma persona?” Lo más importante: “¿Mis amistades se caracterizan por un amor y afecto extremos que trascienden todas las diferencias?”.

Susan expresó lo agradecida que se siente por tener amistades tan cariñosas y enriquecedoras con las mujeres de color:

A veces me pregunto cómo terminé con la bendición de estas amistades tan cercanas y no me corresponde decirlo, pero estoy tan agradecida de que mis amigas tengan la amabilidad, la disposición a la confianza, el corazón abierto para compartir sus vidas conmigo, para darme la bienvenida a su casa, para estar en mi casa, para abrir nuestros corazones juntas, para orar juntos, para compartir juntas, simplemente tengo un sentido muy profundo de gratitud.

0 Comentarios

characters remaining