Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Quieres cambiar el mundo?

Las generaciones anteriores han hecho un desastre. Hay mucha hipocresía, injusticia y corrupción en todas partes. Algunas personas dicen que esto es parte de la naturaleza humana y no se puede cambiar. Muchos no tienen esperanza y se han rendido. Pero todavía no estás listo para abandonar el mundo y esconderte en un caparazón. Quieres marcar la diferencia. ¿Pero cómo?

Esta serie de ensayos, adaptada de mi nuevo libro “In Pursuit of Hope: A Guide for the Seeker”, presenta una guía para el buscador perdido, activista naciente o alguien que busca un mayor significado en la vida. No tiene todas las respuestas; esas, tendrás que encontrarlos por ti mismo. Pero sí trata de ayudarlo a hacer las preguntas correctas, y tiene herramientas que pueden ser útiles a lo largo de su viaje por encontrar esas respuestas.

El viaje será duro. No hay soluciones rápidas o soluciones fáciles para los problemas del mundo o los desafíos de la vida. Cambiar el mundo a un lugar mejor tomará siglos, y no vivirás para ver el final. En cualquier caso, no hay un “fin”, solo otro punto de partida en los ciclos que marcan el viaje en continuo progreso de la humanidad.

Pero, alguien tiene que comenzar; Entonces, ¿por qué no tú?

No estás solo. Miles de personas se sienten de la misma manera y comienzan viajes similares. Seguramente cruzarás caminos con algunos de ellos y tal vez incluso te unirás a ellos para viajar juntos una parte del camino y, ya sea el tiempo que dure, lo que logres en este viaje no se perderá, porque otros vendrán después de ti para retomar lo que dejaste.

Este es un viaje de esperanza y tu vida puede ser parte de él.

La vida es un viaje y, como cualquier viaje, puedes hacer mucho para prepararte y aprovecharlo al máximo. De eso se trata esta historia. Este libro ofrece una breve guía sobre la vida y lo que se necesita para colocar las mejores oportunidades de tu lado, para que tu vida cumpla con tus más altas expectativas. Se basa en el conocimiento de la ciencia y algunas de las últimas ideas sobre sistemas complejos, pero también examina preguntas fundamentales de creencias, ética y valores sobre por qué está aquí y cuál es tu propósito fundamental como ser humano. Esta gira alrededor de un profundo principio bahá’í: la armonía esencial de la ciencia y la religión:

…la religión que no marcha mano a mano con la ciencia, se ha colocado ella misma en la oscuridad de la superstición y la ignorancia.

La mayor parte de la discordia y desunión del mundo ha sido creada por las oposiciones y las contradicciones que las personas han forjado. Si la religión estuviese en armonía con la ciencia y caminaran juntas, gran parte del odio y la amargura que en la actualidad causan tanta miseria a la raza humana habría acabado. – Abdu’l-Bahá, La sabiduría de Abdu’l-Bahá, pág. 177.

Esta búsqueda de la verdad científica y espiritual coloca estos desafíos individuales en el marco más amplio de un mundo globalizado que experimenta múltiples crisis. Busca caminos hacia la sostenibilidad y un futuro mejor, explorando lo que podrías hacer para ir en esa dirección. Es, en cierto sentido, una guía sobre cómo aportar un mayor significado a la vida.

El viaje de la vida no es fácil. Desde el dolor que sufrió tu madre cuando naciste en el mundo hasta el inevitable declive de la vejez y, en última instancia, la muerte, la caminata de tu vida te llevará a través de valles peligrosos y grandes montañas, con muchas oportunidades para perderte en el camino. Algunos de los desafíos están dentro de ti; otros acechan el camino. A veces, puede parecer más fácil retirarse, buscar la salida fácil o seguir a la multitud.

Vivimos en una época desafiante y a menudo frustrante, donde la esperanza es una mercancía rara. Pero los seres humanos necesitan esperanza para continuar. Al igual que la comida nos mantiene en un largo viaje, tenemos hambre de esperanza para alimentar nuestras vidas.

Ya sea que seas joven y estés comenzando este viaje, o que ya estés en algún lugar del camino, los obstáculos pueden parecer imposibles de superar. Sin embargo, esta búsqueda universal de realización, aunque ardua, también puede ser estimulante, equiparlo para los próximos desafíos en el camino y ofrecer horizontes cada vez mayores de nuevos potenciales a medida que avanzas.

Al contar esta historia, el objetivo no es diseñar un camino amplio que todos deban seguir, como una manada de ovejas o una avalancha de viajeros, sino proporcionar algunas señales que lo ayuden a encontrar su propio camino único hacia su destino. En particular, en un momento en que las crisis mundiales parecen multiplicarse y las catástrofes parecen inminentes y fatalistas, es esencial poner todos estos problemas en perspectiva y reconocer que son los síntomas de un momento de transición. En lugar de negar la realidad, tratarás de comprender el papel y propósito de estos en aliviar de sus dolencias a una sociedad enferma, preparándose para que surja una nueva civilización global:

Las leyes de gobiernos y civilizaciones anteriores están en proceso de revisión; las teorías e ideas científicas se están desarrollando y progresan para hacer frente a un nuevo conjunto de fenómenos; las invenciones y los descubrimientos están penetrando campos hasta ahora desconocidos, revelando nuevas maravillas y secretos ocultos del universo material; las industrias tienen una extensión y producción más amplia; en todas partes del mundo de la humanidad se halla trastornado por una actividad evolutiva que indica la muerte de las viejas condiciones y el advenimiento de la nueva era de reforma…

Este es el ciclo de la madurez y también el de la reforma de la religión. Las imitaciones dogmáticas de credos ancestrales están muriendo. Estas han sido el eje alrededor del cual giró la religión, pero ahora ya no dan más frutos; por el contrario, en este día se han convertido en la causa de la degradación e impedimento humano. El fanatismo y la adherencia dogmática a creencias antiguas se han vuelto la fuente central y fundamental de la animosidad entre los hombres, un obstáculo al progreso humano, la causa de guerra y lucha, los destructores de la paz, la tranquilidad y el bienestar del mundo… Estas condiciones son el producto de la hostilidad y el odio entre naciones y pueblos religiosos que imitaron y se adhirieron a las formas y violaron el espíritu y la realidad de las enseñanzas divinas.

En tanto esto ese verdadero y claro, de igual modo, es evidente que el Señor de la humanidad ha otorgado infinitas bondades al mundo en este siglo de madurez y consumación. El océano de la merced divina se está agitando, las lluvias vernales están descendiendo, el Sol de la Realidad está brillando gloriosamente. En esta época misericordiosa han sido reveladas enseñanzas celestiales aplicables al progreso de las condiciones humanas. Esta reforma y renovación de la realidad fundamental de la religión constituyen el verdadero y acabado espíritu del modernismo, la inconfundible luz del mundo, la manifiesta efulgencia de la Palabra de Dios, el Remedio Divino para toda dolencia humana y la generosidad de la vida eterna para toda la raza humana.

Bahá’u’lláh, el Sol de la Verdad, ha amanecido desde el horizonte de Oriente, inundando todas las regiones con la luz y vida que nunca perecerán. – Abdu’l-Bahá, La promulgación a la paz universal, pág. 428.

Esta es una historia de coraje, de las armas de la ciencia y la fe que son necesarias para luchar contra los males tanto dentro como fuera, de los valles ambientales, sociales y económicos que debemos cruzar y las montañas para escalar, y de la paz, la sabiduría, la justicia y el amor que son los frutos de una vida bien vivida.

0 Comentarios

characters remaining