Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Servicio

Cómo el servicio comunitario ha creado amistades duraderas

Radiance Talley | Oct 20, 2020

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Radiance Talley | Oct 20, 2020

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

A medida que más estadounidenses informan que tienen poco apoyo social y pocas interacciones significativas, la soledad está, comprensiblemente, en aumento. Según una encuesta realizada en 2019 por la aseguradora Cigna, el 61% de los americanos se sienten solos – y eso fue antes de que empezáramos la cuarentena. No hay duda de que la mayoría de la gente anhela amistades genuinas, significativas y duraderas, especialmente ahora. ¿Pero cómo lo conseguimos?

James Cousar, un joven de 33 años de Virginia que se mudó recientemente a Atlanta, dice que sus amistades que han surgido de ofrecer servicio a la comunidad son diferentes de otras amistades porque «hay más sustancia». Generalmente ha iniciado amistades por proximidad – alguien vive en el mismo vecindario o trabaja en la misma empresa – o tiene un interés o un hobby en común. Pero cuando uno se vincula con alguien a través del servicio, James dice que ha descubierto que «la amistad no se basa realmente en el otro, sino en ayudar a otras personas», lo cual es «una creencia fundamental [y] un valor fundamental» que él y sus amigos tienen.

Michael Pereira, un nativo de Virginia de 27 años, está de acuerdo: «Las amistades pueden ser superficiales. Puedes ser agradable con alguien sin saber mucho de él». Pero el servicio «profundiza la amistad de una manera única», dice Mike, «cuando compartes pensamientos sobre el propósito y la vida».   

Las enseñanzas bahá’ís dicen: «Los verdaderos amigos son como los médicos expertos y las Enseñanzas de Dios son como un bálsamo curativo, una medicina para la conciencia del hombre. Despejan la cabeza, de modo que un hombre puede aspirarlas y deleitarse con su perfumada fragancia. Despiertan a los que duermen. Crean conciencia en el desatento, proporcionan una ración al indigente y al desesperanzado le infunden esperanza». – Selecciones de los escritos de Abdu’l-Bahá.

James y Mike no son bahá’ís, pero ambos participan en algunas de las «actividades básicas bahá’ís»: clases para niños, reuniones de oración, un programa de orientación para adolescentes y círculos de estudio – discusiones facilitadas sobre el desarrollo personal y de la comunidad.

Los bahá’ís participan en estas actividades porque el servicio es un aspecto fundamental de lo que significa ser un bahá’í. Cuando se le preguntó a Abdu’l-Bahá, el hijo de Bahá’u’lláh y el intérprete autorizado de los escritos bahá’ís, «¿Qué es un bahá’í?», respondió: “Ser un bahá’í significa, sencillamente, amar a todo el mundo; amar a la humanidad y tratar de servirla; trabajar por la paz y la hermandad universal”.

Al observar el estado del mundo, se hace evidente que necesitamos que todo el mundo trabaje por estos ideales, no tienes que ser un bahá’í para ser parte de estas actividades de construcción de comunidad. Es por eso que Alexander Kruszewski, de 30 años, que es bahá’í, invitó a James y Mike a participar.

Alex, James, y dos de los adolescentes a los que asesoraron juntos.

A través de estas actividades, construyeron una comunidad y amistades duraderas.

Conociéndose uno al otro sirviendo como mentores

Alex conoció a James en su vecindario hace unos años y lo invitó a ayudarle a ser mentor de un grupo de «pre-jóvenes» con él. Estos grupos se centran en ayudar a jóvenes de 12 a 15 años a expresarse y a servir a sus comunidades. De acuerdo con la Casa Universal de Justicia, el órgano de gobierno mundial de la fe bahá’í, el programa de empoderamiento espiritual de los pre-jóvenes tiene como objetivo «para ayudar a los jóvenes a formar una fuerte identidad moral en los primeros años de la adolescencia y capacitarlos para contribuir al bienestar de sus comunidades«.

James y Alex

James se sintió entusiasmado con la oportunidad de ser un mentor porque cree que lo mejor que puede hacer es «enseñar a alguien más» e «impactar constantemente en la vida de alguien».

Alex dice que él y James se tomaron un tiempo para pensar en qué hacer con los estudiantes de secundaria a los que empezaron a asesorar en 2017. «Pensábamos juntos. Nos reuníamos juntos. Planificábamos juntos», dice. Y gracias a la tutoría de estos adolescentes, Alex se inspiró por «conversaciones que pueden tener lugar… cuando se reconoce el potencial del otro».

Dice que todos están tratando de crecer «más allá de los aspectos materiales de [ellos mismos]». Este programa cultivó un espacio único donde podían preguntarse: «¿Quiénes somos y qué intentamos ser?»

Alex añade: «A menudo, sin embargo, recuerdo que nos sentábamos para repasar la lección de antemano y llegábamos a una pregunta y simplemente reflexionábamos y formulábamos posturas sobre las diferentes maneras en que podíamos responderla, y él me seguía la corriente mientras yo me volvía realmente filosófico, y yo le seguía la corriente mientras él me volvía a convencer de la respuesta más obvia y práctica! Y luego, por supuesto, nos reíamos de ello. Incluso en las minucias de la planificación y la reflexión, había mucho espacio para la alegría».

Aparte de planificar  las lecciones, también conversaban sobre sus vidas personales.

Hablábamos «de nuestras vidas, nuestras familias, nuestras metas, nuestros hobbies y proyectos, la música que escuchamos y nuestras esperanzas y planes para el vecindario y sus actividades», dice Alex. «También nos veíamos bastante a menudo fuera del Grupo Pre-Juvenil y de las otras actividades de construcción de la comunidad en el vecindario – reuniéndonos para cenas y noches de juego y fiestas de cumpleaños y todas las demás cosas de las que hablas y haces con tus amigos – así que naturalmente todas esas cosas serían también parte de nuestras conversaciones».

James y Alex con uno de sus pre-jóvenes

Aunque James terminó mudándose de la zona a Atlanta hace dos años, sigue siendo cercano a Alex y a los jóvenes del grupo pre-juvenil, quienes ya han crecido y actualmente participan en un círculo de estudio. Debido a COVID-19, se reúnen virtualmente, lo que significa que James puede unirse de vez en cuando, y todo el mundo está siempre feliz de verlo. Él dice que verlos de nuevo me llevó «de vuelta a cuando estaba allí» y «produjo en mí una sensación de normalidad de nuevo».

Construyendo una amistad mediante discusiones espirituales

James también se alegró de la oportunidad de conocer a la gente de su vecindario a través de los círculos de estudio. En estos, un grupo recorre una secuencia de libros de inspiración bahá’í cuyo objetivo es construir la capacidad para transformar la sociedad. Después de participar en estas discusiones, James, que es cristiano, se dio cuenta de que hay muchas similitudes entre el cristianismo y la fe bahá’í.

«Teníamos las mismas creencias fundamentales», dice. «Leía un pasaje de las [enseñanzas] bahá’ís, y decía… espera un minuto, ¡esto también lo aprendí en la escuela dominical!».

Alex y Mike dicen que les encanta cómo estos círculos de estudio les ayudan a aprender a relacionarse con personas de diferentes orígenes y países. «Cuando vas a los eventos bahá’ís, conoces a todo tipo de personas», dice Mike. «Fue una lección de humildad descubrir algo hermoso y profundo de lo que nunca había oído hablar… me ha ayudado a ver conexiones entre las personas que nunca antes había visto».

Mike y Alex

En cuanto a la forma en que nos comportamos y tratamos a los demás, los escritos bahá’ís enseñan que debemos «Reúne a los excluidos dentro del círculo de amigos íntimos» y «Haz que los desesperados se llenen de esperanza», [traducción provisional].

Alex dice que los círculos de estudio ayudaron a todos a explorar «¿qué conducta vamos a adoptar para cambiar el corazón de la gente y ampliar el círculo de amigos?». Cada vez que conoce a diferentes personas a través del servicio, Alex piensa, «Esta persona podría ser un amigo que aún no he conocido». Y, dice, «Tienes que tener el corazón abierto porque nunca sabes lo que va a pasar».

Mike admira cómo Alex se acerca a la gente y las relaciones basadas en las enseñanzas bahá’is. «He sido capaz de reflexionar un poco sobre cómo podría ser capaz de hacer algunas de las mismas cosas para profundizar en mis amistades y relaciones en mi vida», dice Mike, «así que he aprendido mucho sobre él y [he] llegado a admirar las cosas en las que se centra».

La unión a través de las oraciones

Mike dice que la fe bahá’í ofrece un espacio único para que personas de diferentes religiones, culturas y orígenes puedan orar juntos. «Profundiza la conexión entre todos en la sala» y «une a la gente», dice. Estas conexiones les han ayudado a pasar por tiempos difíciles.

«En 2018, perdí a mi bisabuela y mis dos abuelas en un período de cinco a seis meses», dice James. Cuando la realidad de su pérdida empezó a calar, y empezó a sentirse muy abatido, Alex le envió un mensaje de texto y le invitó a una reunión de oración, que catalizó su proceso de curación.

Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la fe bahá’í, escribió sobre el poder y el propósito de la oración:

Siempre que alguien recite en la intimidad de su aposento los versículos que Dios ha revelado, los ángeles esparcidores del Todopoderoso difundirán por doquier la fragancia de las palabras emanadas de su boca, y harán que palpite el corazón de toda persona recta. Aunque al principio permanezca inconsciente de su efecto, sin embargo, la virtud de la gracia que le ha sido concedida debe necesariamente ejercer tarde o temprano influencia sobre su alma. – Oraciones bahá’ís.

En esa reunión, Alex dice que sintieron los efectos de las oraciones. «Estábamos compartiendo algunas oraciones, y nos emocionamos un poco», recuerda Alex. «Estábamos leyendo capítulos de la Biblia. Estábamos leyendo algunas oraciones más largas [bahá’ís], cantando algunas oraciones, e incluso con solo cinco o seis personas, lo sentíamos de verdad. Hubo algunas lágrimas aquí y allá y… nos permitió desahogarnos – sentir – de alguna manera»:

Alex dice que todavía hablan de ese momento significativo porque les mostró que «se apoyan mutuamente al 100%».

Aunque James ya no vive en la comunidad de Alex, sigue asistiendo regularmente a la reunión de oración del vecindario de Alex.

Alex, Mike, James y otros amigos en una reunión de oración virtual.

«Mucho después de que las oraciones han terminado y los otros invitados se han ido, nos hemos quedado y continuamos charlando durante una hora más o menos. Me encanta escuchar cómo van las cosas en Atlanta con su nuevo trabajo y la gente con la que se está conectando allí», dice Alex. «Pero cuando terminamos de actualizarnos, tendemos a volver hacia las cosas de las que siempre nos ha gustado hablar – como nuestro sentido de propósito en la vida, el poder de la oración, y los pasos que cada uno está dando en sus propios viajes espirituales y caminos de servicio».

El servicio ha enriquecido su amistad con Mike y James, dice Alex. Juntos tienen un «profundo sentido de propósito» y «un objetivo compartido de mejorar el mundo a su alrededor de manera profunda».

También podría interesarte

Servicio

¿Cómo veo mi papel en el cambio del mundo?

Servicio

Cómo construir unidad global desde las bases

Servicio

La gran abundancia espiritual del servicio a la humanidad


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.