Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Cuál es tu primer pensamiento cuando escuchas la palabra religión? Hoy en día, muchas personas definitivamente no piensan en una asociación inmediatamente positiva.

En la era moderna, la palabra religión puede llevar una carga considerable de nociones preconcebidas y connotaciones mal entendidas. Junto con la palabra religión, muchos términos asociados con ella, como obediencia, ley, poder, rango, autoridad, institución, etc., parecen arcaicos, anticuados y, a veces, groseramente medievales en la era moderna y posmoderna.

Muchos de nosotros pensamos que la religión es un código arbitrario de leyes que se deben seguir de manera mecánica o ritual; o un estilo de vida demasiado autoritario, dictatorial y coercitivo impuesto a las personas irreflexivas por un sistema de creencias rígidamente institucionalizado.

Estas concepciones de religión provienen de nuestra historia con clérigos manipuladores y hambrientos de poder. Las autoridades clericales en diferentes tradiciones religiosas han tradicionalmente castigado, reprimido, amenazado con excomulgar, y han usado diversos métodos inescrupulosos para manipular a sus seguidores para asegurar el dominio completo. Como resultado, se desarrolló una separación entre la iglesia y el estado en las culturas occidentales. En las culturas orientales, muchos todavía sufren de opresión clerical, discursos de odio que lavan el cerebro, tensiones denominacionales, interferencia geopolítica, terrorismo, etc.

Para remediar esa tendencia, los bahá’ís no tienen rabinos, sacerdotes o mulás. En cambio, las enseñanzas bahá’ís alientan a todos a investigar independientemente la verdad y decidir qué creer ellos mismos. Según la enciclopedia francesa Larousse , la Fe Bahá’í:

… no tiene clero, ni ceremonias religiosas, ni oraciones públicas; su único dogma es la creencia en Dios y en sus Manifestaciones … No existen los rituales en esta religión, sino que esta debe ser expresada en todas las acciones de la vida y cumplida en el amor al prójimo … Nadie posee el poder de recibir la confesión de los pecados de otros, o de dar absolución. Los sacerdotes de las religiones existentes deben renunciar al celibato y deben predicar con su ejemplo, mezclándose entre la vida diaria de la gente.

¿Cómo se pudo desarrollar una religión global sin clero? Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la Fe Bahá’í, estableció la ley bahá’í de que ningún clero existiría en su Fe: Éste no es el día en que los altos sacerdotes puedan mandar y ejercer su autoridad”. – La Proclamación de Bahá’u’lláh, pág. 47.

Además, las enseñanzas bahá’ís dicen:

Además, sabed que Dios ha creado en el hombre el poder de la razón, que capacita al hombre para investigar la realidad. Dios no desea que el hombre imite ciegamente a sus padreas y antepasados. Lo ha dotado con una mente o facultad de razonamiento y con ella ha de investigar y descubrir la verdad, y lo que encuentre real y verdadero debe aceptarlo. No debe ser un imitador o ciego seguidor de ninguna alma No debe confiar en la opinión de ningún hombre sin cuestionar previamente. No. Cada alma debe buscar de modo inteligente e independiente para llegar a la conclusión real, obligado sólo por esa realidad. – Abdu’l-Bahá, La promulgación a la paz universal, pág. 298.

Con esta investigación independiente de la realidad, la Fe Bahá’í tiene el poder regenerador para renovar y cambiar nuestros paradigmas. En otras palabras, la Fe no abandona términos como religión, poder y obediencia, sino que eleva la comprensión de los términos; elimina las percepciones erróneas distorsionadas de sus connotaciones; y renueva su propósito:

Toda palabra que emana de los labios de Dios, está dotada con tal potencia que puede instilar nueva vida en cada ser humano, si sois de aquellos que comprenden esta verdad… Con la mera revelación de la palabra “Modelador”, pronunciada por sus labios y que proclama su atributo a la humanidad, es liberada tal potencia que puede engendrar a través de edades sucesivas todas las múltiples artes que las manos del hombre pueden producir. Ésta es, indudablemente, una clara verdad. – Bahá’u’lláh, Pasajes de los escritos de Bahá’u’lláh, pág. 191.

El equilibrio del mundo ha sido trastornado por la vibrante influencia de este más grande, este nuevo Orden Mundial. La vida ordenada de la humanidad ha sido revolucionada por la acción de este Sistema único y maravilloso, nada semejante al cual han presenciado jamás ojos mortales. – Bahá’u’lláh, La proclamación de Bahá’u’lláh, pág. 52.

0 Comentarios

characters remaining