Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

Educación para la persona integral

Jaellayna Palmer | Jun 19, 2019

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Jaellayna Palmer | Jun 19, 2019

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

La escuela comenzó esta semana, trayendo consigo la discusión recurrente sobre actividades extracurriculares versus estudios académicos.

En tiempos de recursos financieros reducidos y personal docente con exceso de trabajo, ¿qué se debe hacer con respecto a la música, el arte, las excursiones, los deportes, los clubes y otras actividades similares?

Algunas personas las etiquetan como opcionales, mientras que otras las consideran enriquecedoras y esenciales.

Me doy cuenta de que este problema tiene al menos dos perspectivas, incluida la afirmación de que los estudiantes y los presupuestos están bajo una presión más grande hoy de lo que estuvieron en el pasado. Tratando de conciliar las diferencias de opinión, ahora estoy pensando en la educación más allá de la preparación académica para los exámenes o la capacitación laboral; la educación debe ser para la persona integral.

Con la frase «persona integral» me refiero al hecho de que cada uno de nosotros tiene una mente, un cuerpo y un espíritu. Buscamos integrarlos a través de la educación y la vida comunitaria, además del hogar y la vida familiar.

Al mismo tiempo que discutimos los méritos de esas actividades extracurriculares, innumerables naciones, ciudades y pueblos están teniendo discusiones paralelas sobre eventos culturales locales y lugares como museos, galerías y salas de conciertos. Algunos dicen que estos deben ser autosuficientes, independientes del dinero de los impuestos. Sin embargo, otros afirman que nos beneficiamos de vivir en comunidades con acceso a las artes y la cultura. Esto se relaciona nuevamente con la idea de mejorar la vida de la persona integralmente, más allá de la provisión de infraestructura física.

Así que me parece que tanto la cuestión de la escuela como la de la comunidad plantean a misma pregunta: ¿dónde colocar nuestros recursos financieros colectivos?

A cualquier edad merecemos enriquecimiento y no solo lo esencial. Nuestras mentes se nutren a través de las artes al igual que nuestros músculos se fortalecen a través del ejercicio. La educación en su sentido más amplio, la cual nos da una estructura para abrirnos paso en la vida, está relacionada tanto con la preparación para tomar nuestro lugar en la sociedad como con la capacidad de tener empleos y desarrollar carreras. Se puede afirmar firmemente la idea de que, sin un contacto con a la cultura y las artes, las personas son menos aptas para trabajos y carreras.

Hace poco me encontré con un proverbio chino que se refiere a este punto: «Una conversación con un sabio es mejor que diez años de estudio».

Las enseñanzas bahá’ís dicen algo muy similar: «La vida y la moral de una persona espiritual constituyen en sí mismas una educación para quienes la conocen». – Abdu’l-Bahá, La Sabiduría de Abdu’l-Bahá, pág. 206.

La afirmación de «diez años de estudio» en el proverbio chino puede ser una exageración dado el contexto actual, y aún así, la idea tiene un mérito como un recordatorio del valor del aprendizaje fuera del aula. Las experiencias como llevar una clase de música, realizar un viaje escolar o entre otras ofrecen la oportunidad de equilibrar el aprendizaje con la vida.

Es cierto que hay límites prácticos, y entiendo que a veces las decisiones deben tomarse con el dinero como factor principal. Sin embargo, cuando tomamos decisiones sociales sobre qué recortar y qué no, debemos tener en cuenta que algunos recortes ahorran dinero a corto plazo, pero a la larga cuestan más de lo ahorrado. ¿Cuál es el valor en dólares de los niños que participan en un programa de arte? ¿O los residentes que viven en una ciudad con ricos recursos culturales? En un documento sobre educación, la comunidad internacional bahá’í propuso:

Un enfoque educativo dirigido hacia el crecimiento personal y la transformación de la sociedad … Cuando las palabras y las acciones no están dirigidas por una fuerza moral, el conocimiento científico y los conocimientos tecnológicos conducen tan fácilmente a la miseria como a la prosperidad y la felicidad … la educación debe ocuparse de estas fuerzas [valores morales] para poder aprovechar las raíces de la motivación y producir un cambio significativo y duradero.

Reconocernos a nosotros mismos como seres espirituales y físicos amplía la conversación sobre el propósito de la educación y la comunidad. Las prioridades cambian, incluida la asignación recursos. Nos damos cuenta de que existen instituciones como escuelas y museos para servirnos, para ayudarnos a desarrollar nuestro potencial y para motivar la creatividad y la innovación. Con principios como estos en mente, los nuevos modelos para la toma de decisiones también evolucionarán.

Cuando pienso en mis propios días escolares, recuerdo tanto sobre el tiempo que pasé fuera del aula como en dentro de ella. Solo espero que algún día, cuando los estudiantes de hoy recuerden sus años en la escuela, tengan recuerdos y experiencias más allá de la preparación para los exámenes. Si lo hacen, será más probable que continúen explorando su mundo y se equilibren como personas integrales.

También podría interesarte

Espiritualidad

¿Necesitan los niños una religión?

Espiritualidad

¿Cómo se llega al cielo?

Espiritualidad

¿Puede un alma ser bella? Comprendiendo la belleza más allá de lo físico


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.