Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

Siete pasos hacia un segundo nacimiento espiritual

Keng-Liang Huang | Feb 18, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Keng-Liang Huang | Feb 18, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Nuestro sistema educativo nos entrena para estudiar y analizar las cosas, pero si intentamos utilizar la misma mentalidad para adquirir el conocimiento de Dios, ese enfoque no funciona tan bien.

Aprender sobre la realidad del Creador significa cambiar la orientación de nuestra mente y nuestro corazón. Mientras progresamos desde el egoísmo hacia el desprendimiento, empezamos a ver dos realidades diferentes: el mundo físico, material; y la realidad espiritual, a veces conocida como el reino de Dios.

RELACIONADO: Nacimiento espiritual: ¿qué significa realmente volver a nacer?

¿Qué significa creer o no creer en Dios? Significa que nuestro corazón está orientado al mundo físico o al reino espiritual. ¿Podemos aprender la espiritualidad sin conocer a Dios? En un discurso que dio en Londres, Abdu’l-Bahá dijo:

Sabed, oh vosotros los poseedores de percepción, que la verdadera espiritualidad es como un lago de aguas claras donde se refleja lo divino. Tal era la espiritualidad de Jesucristo. Hay otra clase que es como un espejismo, que parece ser espiritual, y no lo es. Lo que es auténticamente espiritual debe iluminar el camino hacia Dios y debe desembocar en obras. No podemos dar crédito al llamamiento a ser espirituales si no hay resultados. El espíritu es la realidad, y cuando el espíritu de cada uno de nosotros busca unirse a la Gran Realidad, debe a su vez dar vida.

Entonces, ¿cómo podemos entrar en la verdad y ver esa realidad espiritual? Más tarde, en una charla que dio en los Estados Unidos, Abdu’l-Bahá dijo que la mejor manera de desarrollar nuestras perfecciones espirituales internas es de estas siete maneras:

Primero, a través del conocimiento de Dos. Segundo, a través del amor de Dios. Tercero, a través de la fe. Cuarto, a través de obras filantrópicas. Quinto, a través del sacrifico de sí mismo. Sexto, a través del desprendimiento de este mundo. Séptimo, a través de la santidad y la beatitud. A menos que adquiera esas fuerzas y obtenga esos requerimientos, seguramente será privado de esa vida que es eterna. Pero si posee el conocimiento de Dios, si llega a encenderse por medio del fuego del amor de Dios, si atestigua los grandes y poderosos signos del Reino, si llega a ser la causa de amor entre la humanidad y vive en el más perfecto estado de santidad y beatitud, seguramente obtendrá el segundo nacimiento, será bautizado por el Espíritu Santo y gozará de la existencia eterna.

Esto nos dice que si leemos las escrituras sagradas, aprenderemos a amar a Dios – pero primero debemos aprender a dejar de lado la mentalidad de controlar a los demás, trabajar para erradicar todos nuestros prejuicios, y tener fe en Dios y confiar en Él.

Cuando construimos ese tipo de relación de amor y confianza con nuestro Creador, aprendemos a sacrificar los deseos de nuestro ego y a convertir nuestra voluntad en la de Dios. Las enseñanzas bahá’ís nos dan un método, un camino, para guiarnos a entrar en la realidad de la verdad espiritual.

No se puede ver el reino de Dios con la vista física; solo podemos verlo con la perspicacia o la visión interior. Con la perspicacia, podemos visualizar los fenómenos del mundo espiritual, y con el oído interno reconocemos la melodía de la palabra de Dios pronunciada desde los cielos.

RELACIONADO: ¿Qué viene después de esta vida? Hay más para nosotros de lo que imaginamos

Cuanto más firmemente caminemos por este sendero espiritual, cuanto más nos dirijamos a la luz de la sabiduría, más ganaremos en comprensión de la palabra de Dios y permitiremos que se convierta en la fuente que sostiene nuestro espíritu. Esta es la Rueda del Dharma, enseñada en la enseñanza de Buda. Esto es lo que dijo Jesús: «Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino a través de mí». Hoy, las enseñanzas de Bahá’u’lláh expresan esa verdad eterna de esta manera:

Sumergíos en el océano de Mis palabras, para que descifréis sus secretos y descubráis todas las perlas de sabiduría que se hallan ocultas en sus profundidades. Cuidaos de no vacilar en vuestra decisión de abrazar la verdad de esta Causa, una Causa por medio de la cual se han revelado las potencialidades del poder de Dios y Su soberanía ha sido establecida. Con rostros radiantes de alegría, acudid presurosos hacia Él. Ésta es la inmutable Fe de Dios, eterna en el pasado, eterna en el futuro. Que aquel que busque, la alcance; y en cuanto a quien haya rehusado buscarla, ciertamente, Dios Se basta a Sí mismo, y está por encima de necesidad alguna de Sus criaturas.

Este camino, la senda hacia el reino de Dios, iluminará nuestras almas y corazones con el Sol de la Verdad. Con esa luz del intelecto divino, seremos capaces de abrazar el conocimiento de Dios, la recompensa que verdaderamente sostiene nuestro espíritu de vida.

También podría interesarte

Espiritualidad

Tres maneras de salvaguardar el alma

Espiritualidad

El poder del amor infinito

Espiritualidad

5 pasos para transformar la oración en acción


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.