Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Religión

El poder del silencio durante una elección Bahá’í

Sherna Deamer | Jun 14, 2018

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Sherna Deamer | Jun 14, 2018

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Existe un gran poder en el silencio. He experimentado el silencio al aire libre, en el desierto, pero experimentarlo dentro de un auditorio con más de mil personas es algo trascendente.

Tuve el privilegio de presenciar este silencio profundo, contemplativo y espiritual como miembro del personal en el Centro Mundial Bahá’í en Haifa, que organiza las Convenciones Internacionales Bahá’ís cada cinco años para elegir la Casa Universal de Justicia: el cuerpo democráticamente elegido que lidera a la comunidad Baha’i global.

La Casa Universal de Justicia en Haifa, Israel.

La Casa Universal de Justicia en Haifa, Israel.

Durante cada elección, por media hora, o tal vez 45 minutos, Bahá’ís de todo el mundo se sientan y abren sus corazones a la inspiración divina para que los guíen en su deber de elegir nuevo personas para servir en el cuerpo internacional de gobierno de la Fe Bahá’í. Este se lleva a cabo en Haifa, Israel y se desarrolló otra vez este año el 29 de abril. Esta es la «única elección global verdadera.

Los bahá’ís llevan a cabo estas elecciones porque la Fe Bahá’í no tienen clero. Los asuntos de la comunidad son guiados por personas elegidas libremente por sus correligionarios, al nivel local, nacional e internacional. Sin embargo, no fueron los bahá’ís mismos los que crearon su orden administrativo, la naturaleza y el propósito de estos cuerpos elegidos están descritos detalladamente en los escritos de Bahá’u’lláh, Abdu’l-Bahá y Shoghi Effendi, el Guardián de la Fe Bahá’í. La Casa Universal de Justicia, basada en estos escritos originales, tiene una constitución como la que sigue:

«Entre las facultades y deberes que han sido investidas en la Casa Universal de Justicia se encuentra: … fomentar lo que es conducente a la iluminación de las almas de los hombres, al avance y la mejora del mundo».

Las enseñanzas bahá’ís dicen que la obligación de la Casa Universal de Justicia es cuidar de «las almas de los hombres» (y de las mujeres), es decir, fomentar lo que es propicio para todas las personas del mundo, no solo miembros registrados de la Fe bahá’í. Bahá’u’lláh escribió:

El propósito fundamental que anima a la Fe de Dios y a Su Religión es proteger los intereses de la raza humana, promover su unidad, y estimular el espíritu de amor y fraternidad entre los hombres. –Tablas de Bahá’u’lláh, p. 66.

He tenido el honor de servir en el mostrador de información de tres convenciones internacionales y de ayudar a los invitados. Todos ellos eran miembros de las Asambleas Espirituales Nacionales bahá’ís, que habían sido elegidos por los bahá’ís en sus naciones. Venían de todos los rincones del mundo: hombres y mujeres, blancos y negros, ricos y pobres. Además de participar en la elección, durante la Convención Internacional los delegados visitan los lugares sagrados bahá’ís en el área, comparten sus experiencias durante las sesiones de consulta y disfrutan representaciones que celebran la diversidad global de la comunidad bahá’í.  Las convenciones están llenas de alegría, unidad y un cierto sentido de asombro.

La última elección completa fue el 29 de abril de 2013, cuando más de mil bahá’ís de las Asambleas Espirituales Nacionales de 157 países asistieron a la XI Convención Internacional Bahá’í en Haifa. Para el Centro Mundial Bahá’í, hospedar a más de mil personas de 157 países es una alegría y un desafío. Por supuesto, el lenguaje es un problema. Si bien las reuniones formales se llevan a cabo en inglés, se brindan traducciones oficiales al español, francés, ruso, persa, árabe y más. Si los delegados provienen de un país con un idioma relativamente raro, generalmente uno de los nueve miembros de la Asamblea Espiritual Nacional traduce de un idioma oficial al idioma local.

Normalmente, la Convención en sí tiene una duración de cuatro días, mientras que los delegados llegan un día antes y se quedan hasta un día después, por lo que necesitan lugares de alojamiento. El personal del Centro Mundial Bahá’í realiza una pre-reserva prácticamente todas las habitaciones de hotel en el área, al necesitar acomodar una amplia gama de presupuestos ya que los delegados usualmente pagan sus propios gastos. Luego se debe organizar el transporte para llevar a los delegados a los lugares correctos en el momento correcto. Una de las primeras cosas que aprenden los delegados es que si la Casa Universal de Justicia anuncia que una reunión comenzará en un momento determinado -10: 00 a.m., por ejemplo- esa reunión comenzará a las 10:00 a.m. en punto. No todas las culturas incluyen esa tradición de prontitud, pero en general los bahá’ís aprenden muy rápidamente a adaptarse a “la hora del Centro Mundial».

Por supuesto, la comida también es un desafío, ya que las personas de diversas culturas están acostumbradas a una amplia gama de dietas. Estaba parado en el buffet de desayuno de un hotel, que tenía un desayuno «típico israelí»: huevos, tomates en rodajas y pepinos, y una amplia variedad de productos lácteos junto a panes y panecillos. Algunos delegados bahá’ís que venían de un país africano que no tenía queso como parte normal de su dieta, y algunos de los amigos estaban bastante perplejos. Señalando los platos de yogur y crema agria, requesón, queso suizo, Gouda, etc., un hombre preguntó qué era todo. «Oh, esas son diferentes tribus de quesos», dijo un delegado que había viajado antes fuera de su país, con un intercambio tan dulce.

La Convención Internacional alberga mil delegados, miles de historias y, sin embargo, tiene un objetivo primordial: elegir a los miembros de la nueva Casa Universal de Justicia para guiar a la comunidad bahá’í durante los próximos cinco años. No es una tarea simple, pero tampoco tiene elementos políticos. Sorprendentemente, no existen nominaciones en las elecciones bahá’ís, ni tampoco campañas, por lo que cada delegado tiene que decidir silenciosamente por sí mismo qué nueve bahá’ís en el mundo sería más apto para servir en «la institución suprema».

Por supuesto, los miembros de la Asamblea Nacional se eligen el año anterior, por lo que cada uno tenía 12 meses para pensar y orar sobre la próxima elección de la Casa Universal de Justicia. Tal vez algunos de ellos habían comenzado a hacer una lista de personas por las que podrían votar, comenzando con bahá’ís devotos de su propia área, y luego añadiendo los nombres de los protagonistas de las noticias baha’is que les impresionaron, o conferencistas destacados. O no. Probablemente cada delegado tiene su propio proceso.

En cualquier caso, la mañana de la elección comienza con oraciones en muchos idiomas. Cada delegado es consciente de que pronto cumplirán con una responsabilidad divina, por lo que el aire está cargado de significado. Se hacen las oraciones. Luego, el coordinador de la reunión pide silencio para dar tiempo a los delegados a abrir sus corazones para la guía divina. Hay un poder en ese silencio. Es trascendente Y aún más importante, funciona.

También podría interesarte

Religión

Justicia, compasión y perdón en la ley bahá'í

Religión

Que cada uno de los niños aprenda sobre todas las religiones

Religión

¿Pueden las religiones del mundo unirse alguna vez?


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.