Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Con las nuevas restricciones puestas en marcha frente a la pandemia global de coronavirus, los bahá’ís alrededor del mundo están adaptándose a la vida de aislamiento social, pero aun así encontrando formas de nutrir a sus comunidades.

La Fe bahá’í resalta la importancia de valorar la ciencia y la medicina, y los bahá’ís se esfuerzan por siempre obedecer las directivas de su gobierno local. Por eso, las comunidades en áreas de riesgo ya no se reúnen en persona. Ellos están poniendo de su parte por practicar el aislamiento social y detener la propagación del COVID-19. Este no ha sido un ajuste sencillo ya que la mayoría de las actividades que realiza la comunidad global bahá’í son reuniones presenciales donde se hacen oraciones, estudios y actos de servicio. Pero personas alrededor del mundo han encontrado formas creativas de pasar juntos tiempo espiritualmente enriquecedor, especialmente durante la época del Año Nuevo Bahá’í.

Bahaiteachings.org ha contactado a algunas comunidades alrededor del mundo poco después del 20 de marzo – Naw-Rúz, el Año Nuevo Bahá’í ­– para conocer cuáles han sido aquellas formas creativas por las cuales las personas se están conectando. Para los que estén buscando mantener la vida comunitaria viva en los meses por venir, estas historias proporcionan algunas ideas de ayuda y aliento.

Vicenza, Italia, es una de las regiones más afectadas por la pandemia del COVID-19. Pero, a pesar de la terrible situación y el bloqueo total actual, los bahá’ís y sus amigos no han decaído en espíritu. Para celebrar el Año Nuevo Bahá’í, 14 familias en Vicenza se reunieron a través de Zoom para recitar oraciones y disfrutar un video juntos, animándose unos a otros con amistad y oraciones durante estos momentos difíciles. Han encontrado inspiración unos en otros, y en la forma cómo el aislamiento está cambiando el medio ambiente alrededor de ellos. Como un bahá’í de la comunidad local, Ricardo Jaramillo, nos escribió: “El aire está tan puro… es increíble. Ahora puedes escuchar claramente el canto de las aves gracias a la ausencia de tráfico”.

Una familia italiana colgó un cartel alentador desde su balcón en la ciudad de Schio. Decía: “Un mundo unido contra el virus no conoce barreras” acompañado por la cita de Bahá’u’lláh, “La tierra es un solo país y la humanidad sus ciudadanos”. -(Selección de los Escritos de Bahá’u’lláh)

A family in Italy hung an encouraging sign with words from Baha'u'llah out their window. It reads: 'the world united against a virus that knows no borders. "the earth is but one country and mankind its citizens"'
Una familia italiana colgó un cartel alentador desde su balcón en la ciudad de Schio. Decía: “Un mundo unido contra el virus no conoce barreras” acompañado por la cita de Bahá’u’lláh, “La tierra es un solo país y la humanidad sus ciudadanos”.

En Estados Unidos, las comunidades se están inspirando de forma similar a medida que se preparan para el impacto de COVID-19. En Houston, las celebraciones de Naw-Rúz tuvieron que ser suspendidas en aras del distanciamiento social; sin embargo, las familias se reunieron a través de Skype de todos modos para orar y cantar algunas canciones. A 48 kilómetros del centro de Houston, una familia de los suburbios de Seabrook, Texas, incluso horneó un pastel y se lo mostró a los demás a través del video. Aunque no pudieron compartirlo juntos, ¡esto incrementó el sentimiento festivo de la videollamada! Del mismo modo, una gran videoconferencia tuvo lugar en Brooklyn, acortando la distancia causada por la orden de aislamiento puesta en marcha.

Muchas comunidades alrededor del mundo se reunieron para leer un mensaje del cuerpo administrativo internacional de la Fe bahá’í, La Casa Universal de Justicia. Aquí un extracto del mensaje que aborda la actual situación de crisis:

Estamos seguros de que ustedes, como nosotros, han sentido una gran preocupación por el bienestar de la humanidad, especialmente por aquellos que son más vulnerables. Pocas veces ha sido tan evidente que la fortaleza colectiva de la sociedad depende de la unidad que puede manifestar en acción, desde el escenario internacional hasta las bases, y sabemos que ustedes están prestando su apoyo a los esfuerzos decisivos que se están realizando a este respecto con el fin de proteger la salud y el bienestar de todos. – La Casa Universal de Justicia, mensaje del 19 de marzo, 2020.

Los bahaís en Savannah, Georgia, se inspiraron en estas palabras y realizaron un acto de servicio mientras trasladaban todas las actividades en línea. Entregaron paquetes de comida con notas de aliento a sus vecinos, haciéndoles saber que están pensando en ellos y manteniéndolos en sus oraciones. Aunque se han suspendido todas las actividades en persona, los amigos siguen reuniéndose a través de WhatsApp, el correo electrónico y Zoom para orar y estudiar juntos, animándose mutuamente.

“Ha habido un gran apoyo y paciencia durante este tiempo, y estamos encontrando que estas formas de comunicación virtual son realmente muy convenientes”, nos dijo Neha Zaer, una joven bahá’í de Savannah. “Algunos miembros de la comunidad que antes tenían dificultades para reunirse en persona ahora pueden hacerlo virtualmente.

Baha'is in Uruguay didn't let the quarantine stop them from celebrating the Baha'i New Year.
Los bahá’ís en Uruguay no dejaron que la cuarentena los detenga de celebrar el Año Nuevo Bahá’í.

Los bahá’ís de una zona de Santiago, Chile, prepararon un programa con canciones, oraciones, el mensaje de la Casa Universal de Justicia y algunas historias inspiradoras acerca de las figuras centrales de la Fe. El programa se llevó a cabo con un total de 26 participantes en la llamada, todos felices por estar conectados a pesar de la distancia. De igual manera, amigos en Uruguay decidieron realizar todas sus actividades de forma virtual para protegerse unos a otros. Llevaron a cabo una videoconferencia con un breve programa de recitación de oraciones de protección, unidad y curación, así como una oración especial por Naw-Rúz. Algunos amigos también prepararon un video, el cual vieron juntos como comunidad.

En Bogotá, Colombia, una celebración de Naw-Rúz en línea fue tan animada, con oraciones, arte, juegos y hasta bailes, que la comunidad está anticipando con emoción su próxima videollamada. Como la Casa Universal de Justicia dice:

A pesar de tener que adaptarse a nuevas circunstancias, los creyentes han utilizado medios creativos para fortalecer los lazos de amistad, y para fomentar entre ellos y sus conocidos la conciencia espiritual y las cualidades de tranquilidad, esperanza y confianza en Dios.  Las elevadas conversaciones que se han producido como resultado, ya sea a distancia o en persona, han sido una fuente de consuelo e inspiración para muchos.

Estos esfuerzos por parte de ustedes aportan un servicio valioso en este momento en que muchas almas están perplejas y consternadas, inseguras de lo que será. Por difícil que sea la situación actual, y por muy cerca de los límites de su resistencia a los que se lleve a algunos sectores de la sociedad, la humanidad atravesará finalmente esta prueba y emergerá al otro lado con una visión más amplia y una apreciación más profunda de su inherente unicidad e interdependencia. – La Casa Universal de Justicia, Ibid.

En El Salvador se cancelaron las celebraciones previstas y cada familia celebró el año nuevo en sus propias casas, decorando sus salas y colgando las luces. Sin embargo, su tradición anual de que las familias se visiten unas a otras persistió de una manera poco convencional. “Hicimos lo mismo este Naw-Rúz, ¡sólo que con videollamadas!” bromeó Abril Herrera, una joven bahá’í salvadoreña.

Baha'is in Spain celebrated Naw-Ruz with a live musical celebration over video call.
Los baháís en España celebraron el Naw-Rúz con una presentación musical en vivo por videollamada.

En España, con las familias confinadas debido al estado de emergencia, los bahá’ís han trasladado todas sus actividades presenciales a actividades en línea, desarrollando reuniones de oración y encuentro de jóvenes virtuales. Para el Año Nuevo Bahá’í, muchas comunidades realizaron videoconferencias para celebrar juntos. En una celebración en Sabadell participaron 36 hogares, conectados por computador o teléfono móvil, con música en directo de niños y adultos, oraciones e incluso juegos amistosos en los que todo el mundo podía participar a través de la cámara.

Marcos Galeano, quien reside en Sabadell, explicó el contenido del breve discurso que él y su esposa, Hoda Tahzib Roshani, dieron en la videoconferencia. “Hablamos de cómo Naw-Rúz es un nuevo día, un nuevo año, y de cómo este es un nuevo día de Dios. Cada vez que una Manifestación de Dios ha llegado, ha sido como el comienzo de la primavera – un tiempo simbólico de renovación, de cambio. Esta es nuestra nueva primavera”.

Esta época de cambios ha traído consigo muchos desafíos, pero estas historias son una prueba inspiradora de la resistencia y la creatividad de los amigos que están unidos en espíritu, mostrando que incluso en las circunstancias más inusuales, siempre podemos encontrar maneras de ayudarnos y animarnos unos a otros. Como dicen los escritos bahá’ís:

En un día como este, en el que las tempestades de las pruebas y tribulaciones han envuelto al mundo, y el miedo y el estremecimiento han agitado el planeta, debéis elevaros sobre el horizonte de la firmeza y la constancia con rostros iluminados y frentes radiantes para que, Dios quiera, desaparezca por completo la oscuridad del miedo y de la consternación, y la luz de la certidumbre despunte y brille resplandeciente en el horizonte manifiesto. – Abdu’l-Bahá, citado por La Casa Universal de Justicia en el mensaje del 19 de marzo, 2020.

0 Comentarios

characters remaining