Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Ciencia

Las profecías y el surgimiento del orden

Vahid Houston Ranjbar | Sep 4, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Vahid Houston Ranjbar | Sep 4, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

En un fascinante pasaje de una charla que dio en 1912 en la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, Abdu’l-Bahá habló de cómo la capacidad de predecir el futuro constituye una especie de superpoder de la ciencia.

En su charla, pareciera vincular esa habilidad científica con el poder profético de los profetas y antiguos sabios:

La ciencia puede compararse con un espejo donde se reflejan las imágenes de los misterios de los fenómenos exteriores. Ella produce y nos exhibe en el ruedo del conocimiento todos los resultados del pasado. Enlaza el pasado con el presente. Las conclusiones filosóficas de siglos pasados, las enseñanzas de los profetas y la sabiduría de sabios antiguos son cristalizadas y reproducidas en el adelanto científico de hoy. La ciencia es la descubridora del pasado. De sus premisas del pasado y del presente podemos deducir conclusiones referentes al futuro. – La promulgación a la paz universal.

Abdu’l-Bahá dijo algo muy parecido en su charla de unos días después a la Sociedad Literaria Bethel de la Iglesia Metodista Episcopal Africana Metropolitana en Washington, D.C:

A través de la investigación intelectual e inteligente, la ciencia es la descubridora de todas las cosas. Une el presente y el pasado, revela la historia de las naciones y los acontecimientos pasados y confiere al hombre de hoy la esencia de todos los conocimientos y logros humanos a lo largo de los tiempos. Mediante procesos intelectuales y deducciones lógicas de la razón, este superpoder en el hombre puede penetrar en los misterios del futuro y anticipar sus acontecimientos. [Traducción provisional de Oriana Vento].

Por eso, en este ensayo, vamos a considerar pruebas y ejemplos de cómo ese «superpoder», la capacidad de predecir el futuro o tener conocimientos sobre un sistema, permite el desarrollo del orden en dicho sistema.

Varios investigadores han sugerido que la capacidad de predecir acontecimientos futuros podría estar vinculada a los propios procesos de la vida y la evolución, e incluso quizá a la aparición de la mente. Desde el punto de vista técnico, esta capacidad de «reflejar» o predecir se cuantifica mediante lo que Claud Shannon, el autor de la teoría de la información, denominó información mutua o el concepto relacionado en estadística matemática, conocido como información de Fisher.

Ambas métricas encapsulan la capacidad de «reflejar» o predecir. En pocas palabras, tanto la información de Shannon como la de Fisher cuantifican el grado de relación de una información determinada con otra. Así, por ejemplo, tu reloj tiene una cantidad de información mutua o de Fisher en relación con la órbita de la Tierra y el Sol. Así, tu reloj puede utilizarse para predecir cuándo saldrá y se pondrá el sol mañana. 

RELACIONADO: La vida, la materia y la partícula de Dios

El biólogo evolutivo Steven A. Frank, que escribió en The Journal of Evolutionary Biology en 2009, propuso que el proceso de selección natural maximiza la información de Fisher residente en el genoma.

En términos sencillos, esto significa que el proceso de evolución intenta predecir correctamente las condiciones futuras y maximizar los resultados futuros de cualquier progenie.

Christoph Adami, profesor de Microbiología y Genética Molecular, así como de Física y Astronomía, de la Universidad Estatal de Michigan, hizo eco de una idea similar. En su artículo de 2016 «¿Qué es la información?» Adami propuso una nueva definición de información como «cualquier cosa, que pueda dar la capacidad de predecir un resultado mejor que el azar». Luego calcula esa capacidad utilizando la información mutua de Shannon. Ambos sostienen que este tipo de información predictiva parece ser fundamental en el proceso de la evolución.

La información mutua de Shannon se ha aplicado en fechas más recientes a los modelos neurológicos para abordar la cuestión de la causalidad mental o la «voluntad». En un artículo de Entropía de 2017 titulado «Cuando el mapa es mejor que el territorio», Eric Hoel argumentó que el desarrollo de lo que él denomina «Información efectiva» es lo que cuantifica el desarrollo de la «causalidad mental».

«La información efectiva» cuantifica esencialmente en qué medida el conocimiento de cada estado en un sistema de estados múltiples, como un conjunto de neuronas, al ser combinado de alguna manera reduce la incertidumbre sobre el futuro de ese sistema y se calcula utilizando la información mutua. El artículo de Hoel afirma que esta información reajustada adquiere una capacidad de predicción que supera la de las partes individuales para determinados sistemas. Al considerar la estructura causal como un tipo de canal de comunicación, demuestra que la macro escala puede poseer más «información efectiva» que la microescala y, por tanto, más poder causal. En este caso, el poder causal se obtiene a través de un proceso idéntico al de la transmisión de información fiable a través de un canal ruidoso, utilizando códigos de corrección de errores. Él muestra cómo la adquisición de poder predictivo para una determinada red colectiva es lo que confiere eficacia a ese sistema.

Así, de nuevo vemos cómo la información predictiva podría estar también vinculada al propio surgimiento de la conciencia.

Una de las partes clave del desarrollo de la información predictiva implica el proceso de medición. Porque solo a partir de un estado inicial que haya sido medido se puede utilizar un modelo matemático para hacer predicciones. Incluso me atrevería a afirmar que la medición es también una parte necesaria del acto creativo encarnado en la generación de información y orden.

Esta idea podría reflejarse en el comentario de Bahá’u’lláh sobre el Bism Allah del Corán: «En el nombre de Dios, el Más Bondadoso, el Más Misericordioso». Esta frase precede a cada surah o capítulo del Corán, con la excepción del noveno. Bahá’u’lláh analiza los significados esotéricos del punto con el que se construye la letra árabe b en la parte de la frase Bism Allah (بِسْمِ ٱللَّٰهِ, «En el nombre de Dios»). Basándose en una traducción provisional de Stephen Lambden, Bahá’u’lláh la relaciona con la diferenciación del conocimiento pasado y futuro y relaciona este acto de diferenciación con el proceso de la propia creación:

Alabado sea Dios que hizo que el Punto se extienda dentro del Libro de la Creación, un Ornamento a través del cual está la Génesis de la Creatividad. De él, Él diferenció el conocimiento de lo que ha sido y lo que será. [Traducción provisional de Oriana Vento].

La formación del conocimiento pasado como recuerdos o medidas significa que todo el conocimiento futuro implica una predicción. Este verso guarda curiosos ecos de la discusión de Abdu’l-Bahá sobre la ciencia y su conexión «entre el pasado y el presente». Esto resuena profundamente con la conclusión científica de que la información predictiva parece estar involucrada en el surgimiento del orden y el proceso de evolución.

En la siguiente serie de ensayos, exploraremos cómo esta capacidad de «reflejar» o «predecir» también se describe mediante el concepto de semántica y sentido, que en esencia describen cómo los símbolos pueden transmitir información relativa a otros elementos. Al mismo tiempo, exploraremos el estudio de la semántica, que representa una gran parte de la filosofía en el estudio de la lingüística y la semiótica, y se relaciona con las cuestiones de la Ilustración que han dominado la filosofía moderna.

También podría interesarte

Ciencia

¿Qué tan grande es el Universo? El JWST pretende averiguarlo

Ciencia

Cuando la medicina alcance la perfección

Ciencia

La acción sobre el cambio climático: múltiples caminos hacia un futuro mejor


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.