Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Vida

No te tomes nada personal: 5 consejos para lograr el segundo acuerdo

Radiance Talley | Nov 20, 2023

PARTE 2 IN SERIES Los cuatro acuerdos

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Radiance Talley | Nov 20, 2023

PARTE 2 IN SERIES Los cuatro acuerdos

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Estás cansado de irritarte por los comentarios sarcásticos y resentidos de los demás? ¿Estás harto de entristecerte por las acciones insensibles de quienes repetidamente no muestran remordimientos? Yo sí, y por eso he decidido dejar de tomarme las cosas personales.

Abdu’l-Bahá, una de las figuras centrales de la Fe bahá’í, habría dicho: «No seas esclavo de tus emociones, sino su maestro».

Me di cuenta de que puedo liberarme de tanto sufrimiento emocional innecesario adhiriéndome a este segundo acuerdo esbozado en el libro de don Miguel Ruiz, «Los Cuatro Acuerdos».

Abdu’l-Bahá dijo: «Todo en la vida está al servicio de nuestro desarrollo. Nuestra lección es estudiar y aprender… Las pruebas pueden ser rocas para tropezar o peldaños, dependiendo de lo que hagamos de ellas». – [Traducción provisional de Oriana Vento].

No te tomes nada personal: 5 consejos para este crucial segundo acuerdo

«No tomes nada personal» es una de mis lecciones favoritas absolutas de «Los Cuatro Acuerdos».

RELACIONADO: ¿Qué significa ser impecable con la palabra?

Basándome en la guía de los escritos bahá’ís y en los consejos del libro de sabiduría tolteca de don Miguel Ruiz, he aquí cinco consejos que me están ayudando a poner en práctica este segundo acuerdo. Espero que también puedan ayudarte a ti.

1. Comprende que no todo gira en torno a ti

Como experimentamos la realidad a través de nuestros lentes individuales y los filtros de percepción que vienen con ellos, es fácil asumir que la forma en que la gente nos trata es un reflejo de su juicio y sentimientos hacia nosotros. Pero no siempre es así.

Si queremos dejar de tomarnos las cosas como algo personal, tenemos que recordarnos a nosotros mismos que no todo gira en torno a nosotros. De hecho, don Miguel Ruiz escribió que «nada de lo que hacen los demás es por ti. Es por ellos mismos. Todas las personas viven en su propio sueño, en su propia mente; están en un mundo completamente distinto al que nosotros vivimos. Cuando nos tomamos algo como algo personal, hacemos la suposición de que ellos saben lo que hay en nuestro mundo, y tratamos de imponer nuestro mundo a su mundo».

2. Evitar hacer suposiciones negativas sobre la intención de una persona

Es importante evitar hacer suposiciones negativas sobre las intenciones o el comportamiento de una persona hacia ti. Esto se aplica a todas las formas de comunicación, hablada, no verbal y escrita.

«Según Nick Morgan, autor de ’¿Me oyes? How to Connect with People in a Virtual World’, la gente cree que los demás entienden sus mensajes el 90% de las veces, pero la estadística real es sólo del 50%», escribió Ryan Jenkins, colaborador de Entrepeneur.com.

«Entonces, ¿por qué la gente percibe las cosas de forma equivocada? Un ejemplo: Los destinatarios de un correo electrónico o un mensaje de texto de dos palabras como ’buen trabajo’ o ’gran trabajo’ interpretan el mensaje como sarcástico el 60 por ciento de las veces, escribe Morgan. ¿Por qué se malinterpreta con tanta frecuencia? Los humanos tenemos tendencia a suponer lo peor cuando la intención de la comunicación no está clara».

Si es más probable que la gente atribuya un tono sarcástico a las palabras positivas y de felicitación, ¿con cuánta más frecuencia atribuyen intenciones hostiles y agresivas a mensajes que pueden ser francos pero siguen siendo educados?

Todos sabemos lo que es que te malinterpreten, así que deberíamos intentar más a menudo no asumir también lo peor sobre las intenciones de los demás.

3. Evitar interiorizar los problemas de los demás

Por supuesto, algunas personas serán crueles contigo porque sencillamente no les gustas, y eso sí se siente como algo personal.

Sin embargo, el comportamiento envidioso o resentido de una persona podría ser una máscara de sus inseguridades. Del mismo modo, la incapacidad de una persona para disculparse y asumir su responsabilidad podría ser un reflejo de su incomodidad ante la vulnerabilidad y el miedo a reconocer otra faceta de sí misma.

Más allá de la mera aversión, si son racistas, sexistas, discriminan por edad o clase, sus enfermedades espirituales no son problemas que debas interiorizar. «Esa persona intentó darte veneno y si te lo tomas como algo personal, tomas ese veneno y se convierte en tuyo», escribió don Miguel Ruiz.

No podemos dejar que los prejuicios de los demás nos impidan trabajar por la justicia, la equidad y la unidad. Si nos quitan la alegría y la esperanza, ellos ganan.

4. Orar por el desprendimiento

Por encima de todo, debemos ser desprendidos de los sentimientos, opiniones y comportamientos de los demás. Aunque practicar el desprendimiento puede resultar difícil para algunas personas, podemos pedir ayuda a Dios cada día en nuestras oraciones diarias. La siguiente oración de ayuda y asistencia fue revelada por el Báb, el heraldo de Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la Fe bahá’í:

¡Oh mi Dios, mi Amo y mi Señor! Me he desligado de mis familiares y, a través de Ti, he procurado ser independiente de todos los que habitan en la tierra y estar siempre dispuesto a recibir lo que es loable ante Tu vista. Concédeme todo bien que me haga independiente de todo cuanto no seas Tú, y otórgame una porción más amplia de Tus ilimitados favores. Verdaderamente, Tú eres el Señor de abundante gracia.

5. Recurrir al mundo espiritual en busca de fuerza

A medida que nos esforzamos por desprendernos e independizarnos de todo excepto de Dios, encontramos fuerza, alegría y paz en el mundo espiritual. Los hábitos que ayudan a nuestro crecimiento espiritual, como la oración, la meditación y el servicio, tranquilizan nuestros corazones, santifican nuestras mentes y añaden una gracia incalculable a nuestras vidas.

Abdu’l-Bahá explicó que “… las pruebas que nos surgen a cada paso, todos nuestros sufrimientos, penas, vergüenzas y dolores, nacen del mundo de la materia; mientras que el Reino Espiritual nunca nos causa tristeza. El individuo que vive con sus pensamientos puestos en ese Reino conoce la felicidad perpetua. Los males que toda carne hereda también pasan por él, pero sólo tocan la superficie de su vida; en lo más profundo de su ser está en calma y sereno”.

Cuando nos recordemos a nosotros mismos que esta realidad física es una ilusión temporal, no daremos tanta importancia a los pequeños disgustos de nuestra vida. No podemos malgastar una energía preciosa que es necesaria para crear un verdadero cambio positivo en este mundo.

«A medida que adquieras el hábito de no tomarte nada personal, no necesitarás depositar tu confianza en lo que los demás hagan o digan», escribió don Miguel Ruiz. «Sólo necesitarás confiar en ti mismo para tomar decisiones responsables. Nunca eres responsable de las acciones de los demás; sólo eres responsable de ti mismo. Cuando comprendes esto de verdad, y te niegas a tomarte las cosas como algo personal, difícilmente te pueden herir los comentarios o acciones imprudentes de los demás. …Entonces puedes estar en medio del infierno y aun así experimentar paz interior y felicidad».

También podría interesarte

Cuando la vida no marcha como planeaba
Vida

Cuando la vida no marcha como planeaba

Cómo apreciar el entusiasmo, tanto el tuyo como el de los demás
Vida

Cómo apreciar el entusiasmo, tanto el tuyo como el de los demás

Cómo formamos una familia adoptiva a través de pruebas emocionales y espirituales
Vida

Cómo formamos una familia adoptiva a través de pruebas emocionales y espirituales


Comentarios

characters remaining
x
x
Conecta con los Bahá'ís de tu área
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.