Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

¿Puedo ayunar por más de un motivo?

Peter Gyulay | Mar 7, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Peter Gyulay | Mar 7, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

El ayuno bahá’í ya está aquí, y he estado pensando en su propósito y en si está bien tener más de un objetivo de ayuno. ¿Se puede añadir nuevos objetivos a mi ayuno bahá’í?

Los bahá’ís ayunan durante 19 días cada año, desde la salida hasta la puesta del sol. En 2022, el ayuno bahá’í tiene lugar entre el 2 y el 20 de marzo. El objetivo del ayuno bahá’í es fundamentalmente espiritual. Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la Fe bahá’í, escribió:

… el ayuno es el remedio supremo y la más grande curación para la enfermedad del egoísmo y la pasión.

Su hijo y sucesor designado, Abdu’l-Bahá, también escribió:

El ayuno es la causa de la elevación de la estación espiritual de la persona.

Me parece especialmente importante leer y reflexionar sobre estas palabras antes y durante el ayuno bahá’í, ya que hace que el proceso sea más significativo y manejable para mí. Por supuesto, la motivación principal de un bahá’í para ayunar es simplemente seguir las ordenanzas de Dios, pero nuestro amoroso Hacedor nos pide que nos esforcemos por comprender su realidad. Como seres inteligentes, cuando entendemos el porqué, nos sentimos más motivados para realizar el cómo.

Los beneficios físicos del ayuno

Aparte del objetivo espiritual del ayuno y de las bendiciones espirituales que surgen al perseguir ese objetivo, hay otros beneficios. Bahá’u’lláh escribió:

Hay diversas etapas y niveles para el ayuno, e innumerables efectos y beneficios se hallan ocultos en él. Bienaventurados los que los han alcanzado.

RELATED: ¿Por qué los bahá’ís ayunan cada año?

Algunos de estos beneficios pueden ser físicos. De hecho, cada vez más investigaciones demuestran que el ayuno, en las condiciones adecuadas, puede ser saludable. Actualmente, muchas personas tienen más que suficiente para comer y consumir calorías durante todas sus horas de vigilia. Pero es bien sabido que nuestros antepasados cazadores-recolectores solían prescindir de los alimentos y que, por tanto, el cuerpo humano se adaptó a esta forma de vida. El ayuno favorece la regeneración celular y reduce el riesgo de diabetes, además de otros beneficios para la salud.

Una forma de ayuno promovida por los científicos es el ayuno intermitente, en el que una persona mantiene un patrón de alimentación y ayuno. Existen diferentes métodos de ayuno intermitente, como la dieta 5:2 -en la que se limita la ingesta de calorías durante dos días a la semana- y la dieta 16:8 -en la que se consumen todas las calorías en un periodo de ocho horas cada día-. Este último método es el que me resulta más fácil porque se utiliza el periodo de ayuno natural -el sueño- y sólo se añaden algunas horas más de ayuno en ambos extremos.

Para mí, eliminar el desayuno ha sido el método más fácil. En los últimos años, he desarrollado una intolerancia al gluten, y como alguien que adora el café y las tostadas por la mañana, mis desayunos de cereales sin gluten han sido bastante deprimentes. Ahora practico mi versión del ayuno intermitente, que llamo la dieta 7:11 de lunes a jueves. Dejo de comer a las 7 de la noche y empiezo a comer a las 11 de la mañana.

¿Puedo ayunar para obtener beneficios físicos, así como espirituales?

Durante los ayunos bahá’ís anteriores, traté de concentrarme en lo que comía, asegurándome de consumir suficientes proteínas por la mañana para sentirme saciado durante más tiempo (aunque dos horas después del desayuno, ¡me da hambre de todas formas!). Pero a veces acababa centrándome más en la comida que en el ayuno. Me centraba en mi bienestar físico por encima de mi salud espiritual.

Ahora estoy pensando en integrar un objetivo secundario en mi ayuno bahá’í este año: añadir el ayuno intermitente. Para que esta versión del ayuno intermitente funcione, el cuerpo debe no consumir ninguna caloría durante 16 horas seguidas. Así que voy a tratar de añadir eso a mi ayuno este año. No desayunaré -sólo té de hierbas- y luego comeré por la noche (aunque mi vientre hambriento podría frustrar estos planes). Siento que esto le daría a mi cuerpo aún más tiempo para la regeneración celular. Pero si hago esto, ¿estaría sustituyendo el verdadero objetivo del ayuno – purificar el alma – por el objetivo de purificar el cuerpo?

¿Podemos tener más de un objetivo cuando hacemos algo? Tal vez no debería ser tan dicotómico en mi pensamiento sobre el ayuno.

Cuando hice mi formación como profesor de inglés hace años, nos dijeron que podíamos tener un objetivo principal y un subobjetivo. Por ejemplo, nuestro objetivo podría ser introducir un nuevo punto gramatical a los estudiantes, pero nuestro objetivo secundario podría ser ayudar a los estudiantes a mejorar su fluidez oral mientras practican el uso de la nueva gramática. La práctica oral no anula el objetivo principal de aprender la nueva gramática, siempre y cuando el profesor mantenga la mayor parte de su atención en la gramática y no deje que la lección sea secuestrada por la actividad oral. En este caso, el profesor debe diferenciar claramente los dos objetivos y poner uno por encima del otro.

Los objetivos pueden apoyarse mutuamente

Sabemos que la mente y el cuerpo están íntimamente conectados, y en las enseñanzas bahá’ís, la mente se considera un atributo del alma. Abdu’l-Bahá escribió:

Y aunque la limpieza corporal es algo físico, empero, ejerce una poderosa influencia en la vida del espíritu… Es decir, la limpieza física también produce efecto en el alma humana.

Si este es el caso, quizás purificar el cuerpo puede ayudar a purificar el alma. Si comemos alimentos nutritivos y purificadores y lo hacemos con atención plena, ¿no es más probable que tengamos un estado mental claro y un espíritu más ligero?

Si ya tienes un objetivo claro de por qué haces lo que haces, entonces es fácil seguir haciéndolo y al mismo tiempo aplicar esa tarea a otros propósitos. Si ya vas a ayunar, ¿por qué no utilizarlo para renunciar a un determinado alimento, como los dulces? Ya estás en el modo de aprender a desarrollar el autocontrol, así que ¿por qué no utilizar esa capacidad? Ya estás intentando orar y meditar más, ¿por qué no comprometerte a leer un conjunto específico de escritos espirituales cada día?

El ayuno es solo un ejemplo de cómo podemos centrarnos en un objetivo principal mientras logramos muchos otros.

También podría interesarte

Espiritualidad

Construyendo la arquitectura espiritual de la mente

Espiritualidad

¿Solo tu último suspiro cuenta?

Espiritualidad

Cómo convertir tu dolor en creatividad


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.