Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Ciencia

Respondiendo a los escépticos del cambio climático, espiritualmente

David Langness | Oct 13, 2019

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
David Langness | Oct 13, 2019

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Hace unas semanas escribí un ensayo sobre los incendios en la Amazonía y su impacto en el cambio climático. Un comentarista dijo que el ensayo «alimenta el alarmismo climático, que alimenta la histeria masiva y el delirio».

Aquí está su comentario completo:

Los incendios en la Amazonía son en realidad bastante rutinarios. El supuesto efecto invernadero de CO2 se ha sobreestimado enormemente y, en realidad, el cambio climático no ha logrado producir el calentamiento catastrófico predicho por los modelos climáticos. ¿Por qué tanta sensación mediática sobre los incendios del Amazonas? Esto solo alimenta el alarmismo climático, que alimenta la histeria masiva y el delirio. Recuerde, es más fácil controlar a una población cuando está desorientada y confundida. Si queremos cambiar el mundo, debemos liberarnos de las narrativas controladas por los medios sobre la realidad.  Autor del comentario: Ivan Corpus.

En esta serie de ensayos trataré de responder al Sr. Corpus y sus pensamientos sobre «narrativas controladas por los medios sobre la realidad», pero primero me gustaría tomar un momento para explicar cómo los bahá’ís intentan consultar con otros para poder resolver argumentos, diferencias y desacuerdos.

En la consulta bahá’í, parte del principio bahá’í básico de la investigación independiente de la verdad: se lleva a cabo un proceso secuencial de toma de decisiones diseñado para primero sacar a la luz los hechos y luego unificar a los grupos de personas en torno a una comprensión compartida de esos hechos antes de que el grupo tome decisiones reales.Estos pasajes de las enseñanzas bahá’ís ilustran cómo se produce ese proceso de investigación de manera más efectiva:

…deben reunirse a consultar de modo tal que no surja motivo de resentimiento o discordia. Esto puede lograrse cuando cada miembro expresa con absoluta libertad su propia opinión y expone su argumento. Si alguien se le opusiere, no deberá de ninguna manera sentirse ofendido, pues no antes de que los asuntos hayan sido plenamente discutidos puede revelarse el camino recto. La brillante chispa de la verdad surge sólo después del choque de diferentes opiniones. – Abdu’l-Bahá, Selecciones de los escritos de Abdu’l-Bahá, pág. 66.

Deben luego proceder a expresar sus opiniones con máxima devoción, cortesía, dignidad, cuidado y moderación. En todas las materias deben tratar de encontrar la verdad y no insistir en su propia opinión, ya que la obstinación y persistencia en el propio parecer conducirá finalmente a la discordia y la disputa y permanecerá oculta la verdad. Los honorables miembros deben expresar sus propios pensamientos con toda libertad, y de ningún modo es permisible que alguno reste importancia al pensamiento de otro, es más, debe exponer la verdad con moderación…- Ibid., pág. 67.

Tengamos en cuenta que el sello de la Causa de Dios no lo da la autoridad dictatorial sino la camaradería humilde, no el poder arbitrario, sino el espíritu de consulta franca y amorosa. – Shoghi Effendi, Principios de la Administración Bahá’í, pág. 66.

Claramente, sin embargo, en el mundo de hoy, encontrar hechos verídicos puede resultar difícil. Las controversias hiperpolitizadas tienden a generar conjuntos completos de «hechos en competencia», a pesar de que esa idea en sí misma parece imposiblemente absurda. Después de todo, ¿cómo puede algo completamente factible y científicamente medible, por ejemplo, la temperatura promedio de nuestra atmósfera o los océanos del mundo, pueda tener alguna otra posible interpretación? Los hechos no son discutibles: solo las opiniones hacen posible la controversia.

Por lo tanto, para los fines de esta discusión, trataré de confiar en la información objetiva obtenida de fuentes científicas confiables, no de defensores hiperpolitizados para una posición u otra, o las llamadas «narrativas controladas por los medios» o en cuasi- conjetura científica o propaganda. Ese camino de confianza en la razón, la ciencia y la realidad objetiva sigue otro principio primario bahá’í:

No existe contradicción entre la verdadera religión y la ciencia. Cuando una religión se opone a la ciencia, se convierte en mera superstición: aquello que es contrario al conocimiento, es ignorancia.

¿Cómo puede un individuo dar crédito a un hecho que la ciencia ha demostrado que es imposible? Si él cree a despecho de su propia razón, es más bien ignorante superstición que fe. …

Poned todas vuestras creencias en armonía con la ciencia; no puede existir contradicción, pues la verdad es una. – Abdu’l-Bahá, La Sabiduría de Abdu’l-Bahá, pág. 170- 175.

Algunos han llamado a la Fe Bahá’í «la religión científica», no solo porque muchos bahá’ís optan por carreras como científicos, médicos e ingenieros, sino debido al fuerte énfasis de las enseñanzas bahá’ís sobre la eficacia y importancia de la ciencia como un enfoque definitorio de la vida misma. Abdu’l-Bahá , hijo de Bahá’u’lláh , el profeta y fundador de la Fe Bahá’í, dijo en un discurso de 1912 dado a profesores y estudiantes de la Universidad de Columbia de Nueva York:

Por tanto, la más noble y encomiable realización del hombre es el logro y conocimiento científico.

…es manifiesto y evidente que el hombre, aunque corporalmente es una parte de la naturaleza, no obstante espiritualmente posee un poder que la trasciende; porque si fuese simplemente una parte de la naturaleza y estuviese limitado a leyes materiales, solamente pondría poseer las cosas que ésta encarna. Dios ha conferido y adicionado al hombre un poder distinto – la facultad de investigar intelectualmente los secretos de la crearon, la adquisición de un conocimiento superior – cuya máxima virtud es la ilustración científica.

Este don es el más encomiable poder del hombre, porque mediante su empleo y ejercicio se logra el mejoramiento de la raza humana, el desarrollo de las virtudes de la humanidad se hace posible y el espíritu y los misterios de Dios se hacen manifiestos. – Abdu’l-Bahá, La promulgación a la paz universal, pág. 54.

Entonces, veamos, en esta serie de ensayos, si podemos tratar de comprender, evaluar y determinar si las opiniones expresadas en el comentario citado anteriormente constituyen una posición razonable, o si otra interpretación de los datos fácticos podría representar mejor la realidad.

También podría interesarte

El ser humano: la forma en que el cosmos se conoce a sí mismo
Ciencia

El ser humano: la forma en que el cosmos se conoce a sí mismo

¿Podría el ser humano crear artificialmente un ser vivo?
Ciencia

¿Podría el ser humano crear artificialmente un ser vivo?

¿Por qué la ciencia es realidad?
Ciencia

¿Por qué la ciencia es realidad?


Comentarios

characters remaining
  • Bete Giomo
    Oct 22, 2019
    -
    https://www.bahai.org/library/authoritative-texts/search#q=Global%20warming
x
x
Conecta con los Bahá'ís de tu área
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.