Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Cultura

¿Se puede ser fashionista y espiritual?

Gouya Zamani | Feb 23, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Gouya Zamani | Feb 23, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Como autoproclamada fashionista, hace poco analicé a fondo mi amor por la moda y las cosas bellas. Intenté reflexionar sobre el «porqué» de mi atracción, para buscar en mi interior y, con suerte, encontrar la verdadera, profunda y más compleja realidad de la razón que hay detrás de mi fuerte atracción gravitacional hacia la belleza.

Me di cuenta de que considero que mi vida es de naturaleza esencialmente espiritual, y que todas las cosas -incluso la moda- se remontan a un atributo de Dios que amo y admiro.

Me pregunto por qué «me muero» cuando veo una prenda de vestir bellamente diseñada, una pieza arquitectónica impresionante o una obra de arte poderosa. ¿La respuesta? Algo muy dentro de mí responde a la belleza, y esa belleza trae consigo un sentimiento de felicidad, alegría y, en última instancia, amor:

Es natural que el corazón y el espíritu se complazcan y disfruten de todas las cosas que muestran simetría, armonía y perfección. Por ejemplo: una casa hermosa, un jardín bien diseñado, una línea simétrica, un movimiento elegante, un libro bien escrito, ropa agradable – de hecho, todas las cosas que tienen en sí mismas gracia o belleza son agradables para el corazón y el espíritu…”Abdu’l-Bahá, citado en «A Brief Account of My Visit to Acca «, pág. 11-14. (Traducción provisional Oriana Vento)

La belleza es un atributo de Dios. Mira a tu alrededor: el mundo natural tiene, sin lugar a dudas, el poder de asombrar a todos con su belleza. Dios modela perfectamente todas las cosas, desde las famosas puestas de sol del Serengueti hasta el magnífico y perfectamente arquitectónico pájaro tucán de la sabana brasileña. Si se observa realmente toda la creación, Dios no deja de asombrarnos con Su creatividad y Sus maravillas. Los artistas, los diseñadores, los pintores, los escultores y los músicos pueden canalizar ese hermoso amor que Dios tiene por nosotros para crear una belleza perfecta y diversa en todas las direcciones en las que miramos.

Apreciar esta belleza, independientemente de dónde la encontremos, refleja nuestra conexión espiritual con la naturaleza. La belleza demuestra, en última instancia, la existencia de un Creador, el artista supremo, el Maestro de toda la simetría y asimetría organizada, de la luz y de la perfección.

Abdu’l-Bahá dijo:

Cuando el corazón está lleno de amor, todo nos parece bello y encantador. (Traducción provisional Oriana Vento)

Alcanzar esta felicidad y amor trascendentes puede darnos el contento espiritual que nos permite apreciar toda la belleza que vemos, independientemente de lo grande o pequeña que sea o del lugar donde la experimentemos. Si abrimos nuestra mente y nuestro corazón, veremos la belleza y tomaremos de ella ese sustento espiritual que todos anhelamos.

El valor monetario, las reglas impuestas o los prejuicios no pueden contener la belleza. La verdadera belleza proviene de la mezcla diversa de todos los elementos de la naturaleza y sus componentes místicos. Esta variedad nos da la verdadera libertad para tener ese profundo sentimiento de euforia que requiere nuestra naturaleza espiritual:

Considerad el mundo de las cosas creadas, cuánta variedad y diversidad de especies, aun cuando todas tienen un mismo origen. Todas las diferencias que se observan son de forma exterior y de color. Esta diversidad es evidente a través de toda la naturaleza… Observemos más bien la belleza en la diversidad, la belleza de la armonía, y aprendamos la lección que nos ofrece la creación vegetal. Si contemplaseis un jardín en el cual todas las plantas fueran de la misma forma, del mismo color y perfume, no os resultaría hermoso en absoluto, sino, por el contrario, monótono y aburrido. El jardín que más agrada a la vista y alegra al corazón es aquel en el que crecen, una al lado de otra, flores de diferente matiz, forma y perfume, siendo este vivo con traste de color el que lo hace atractivo y hermoso. Lo mismo sucede con los árboles. Un huerto lleno de árboles frutales es una delicia; igualmente lo es una plantación de diferentes especies de arbustos. Su encanto reside precisamente en la diversidad y la variedad; cada flor, cada árbol, cada fruto, además de ser hermoso en sí mismo, pone de manifiesto, por contraste, las cualidades de los demás, y muestra la especial belleza de cada uno y de todos ellos. – Abdu’l-Bahá, La sabiduría de Abdu’l-Bahá.

Creo que la belleza en el mundo físico tiene un propósito: nos lleva a la belleza espiritual, que a su vez nos lleva a experimentar el amor de Dios. La belleza que todos vemos, oímos, sentimos y probamos afecta a la realidad de nuestra existencia espiritual, que es muy real. Así que la próxima vez que escuches esa hermosa pieza musical que te hace increíblemente feliz o te deleites con esa delicia culinaria que te encanta, recuerda que tu reacción no es una mera experiencia física, sino espiritual.

También podría interesarte

Cultura

Encontrar el hogar adecuado para los ancianos en nuestras vidas

Cultura

Algo no está bien: ¿debería consultar a un psiquiatra?

Cultura

Cuando un extranjero reside entre nosotros


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.