Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Cultura

Una resolución de año nuevo para intentar nuevamente

Peter Gyulay | Ene 4, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Peter Gyulay | Ene 4, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

El año está llegando a su fin, y, quizás este año más que otros, hemos tenido mucho tiempo para reflexionar sobre nuestras vidas en aislamiento e identificar las cosas que nos gustaría cambiar.

Definitivamente soy alguien que se fija propósitos de Año Nuevo. A menudo los establezco al principio del año gregoriano y luego los afino unos meses más tarde durante el Año Nuevo bahá’í, lo que me da una segunda oportunidad de «redimirme» antes de que el tiempo pase.

Aunque los propósitos de Año Nuevo pueden ser una buena manera de aspirar a la vida que queremos, con demasiada frecuencia olvidamos estos objetivos – porque nuestros propósitos no son realistas y/o porque fallamos en ellos al principio y luego nos damos por vencidos. A menudo, detrás de este fracaso hay un perfeccionismo inflexible que termina en derrotismo o negación. Así que, ¿cómo podemos decidirnos a abordar las cuestiones que se interponen en el camino de nuestros sueños y aspiraciones?

Según mi comprensión de los escritos bahá’ís, nuestro objetivo final en la vida es «para avanzar en el camino de la perfección«. Esto significa «esforzar cada nervio para adquirir las perfecciones interiores y exteriores, porque el fruto del árbol humano ha sido y será siempre perfecciones tanto interiores como exteriores», [Traducción provisional].

Pero también es importante recordar que solo Dios y sus manifestaciones son perfectas porque reflejan perfectamente todos los atributos de Dios. Si nos olvidamos de nuestra propia estación, podemos tratar de recorrer este camino de manera perfeccionista. El filósofo Elliot Cohen y el psicólogo Albert Ellis han señalado que el perfeccionismo está vinculado a muchos de los problemas emocionales y de comportamiento que la gente enfrenta. De la misma manera, si llevamos esta mentalidad al camino espiritual, también podemos experimentar mucho dolor. Por lo tanto, puede ser útil pensar en ello como «el camino hacia la perfección» porque es un viaje sin fin, no un destino.

Los escritos de Bahá’u’lláh, el fundador y profeta de la fe bahá’í, están llenos de guía para ayudarnos a caminar por el camino espiritual hacia Dios. Pero si vemos sus palabras a través de lentes perfeccionistas, algunas de sus guías pueden parecer demasiado elevadas para comprenderlas. Por ejemplo, Bahá’u’lláh escribió: “¡OH HIJO DEL ESPÍRITU! Mi primer consejo es éste: Posee un corazón puro, bondadoso y radiante, para que sea tuya una soberanía antigua, imperecedera y perdurable”.

A veces, cuando leo esto, puedo sentirme como un fracaso total porque no siempre poseo estas cualidades. Pero cuando leemos los escritos sagrados, debemos darnos cuenta de que su guía nos da un objetivo, no un destino instantáneo. Esta guía tiene que ser templada por la comprensión de que somos seres imperfectos tratando de caminar el camino hacia la perfección. Entonces, ¿cómo empezamos a recorrer este camino?

Abdul-Bahá, el hijo mayor de Bahá’u’lláh y su intérprete designado, dijo que tenemos que avanzar hacia la perfección «poco a poco, día a día». De esta manera, mantenemos nuestros ojos en el destino deseado mientras que al mismo tiempo mantenemos nuestros pies firmemente plantados en el suelo de nuestra propia situación. Y esto hace que nuestro progreso sea más posible porque es realista. Al centrarnos solo en lo ideal, podemos perder el contacto con nuestras propias habilidades. También podemos caer en la arrogancia y la abnegación, engañándonos a nosotros mismos al pensar que no tenemos nada que cambiar cuando en realidad nosotros, como todos los seres humanos, tenemos mucho que mejorar.

Una forma útil de progresar en el camino hacia la perfección, poco a poco, día a día, es a través de lo que Tom Price llama «microtareas». En su excelente serie de YouTube, Becoming Your True Self, Price explica cómo cada día podemos fijarnos una tarea muy pequeña, como, por ejemplo, hablar amablemente a nuestro cónyuge. De esta manera, cada día damos un paso hacia nuestra meta en lugar de vivir con la cabeza en las nubes. También hay algunos otros enfoques que podemos adoptar para nuestras resoluciones e intentos de transformación personal:

No dejes de intentarlo

Caminar por el camino de la perfección no es una cuestión de éxito o fracaso; se trata de un esfuerzo serio. Lo importante es que intentemos mejorar y que no dejemos de intentarlo. Si alguien está tratando de dejar de fumar y cede nuevamente, no es razón para dejar de intentarlo.

No es todo o nada

Si alguien quiere comer una dieta basada en plantas y se rinde y come un poco de carne, no debe balancearse hacia el otro sentido y comer como un carnívoro extremo. ¡Sigue intentándolo! El solo hecho de reducir la cantidad de carne que consumimos es bueno en sí mismo, sin importar si se adoptan etiquetas como «vegetariano» o «vegano». Comer más alimentos de origen vegetal es un proceso, por lo que la gente gradualmente come menos y menos productos animales es una mejora significativa, incluso si hay algunos baches en el camino.

Sé honesto contigo mismo.

A menudo, no es solo una debilidad de voluntad lo que nos hace fallar en el cumplimiento de nuestras resoluciones; es el hecho de que nos engañamos a nosotros mismos al pensar que queremos algo que no queremos, o que no queremos algo que realmente queremos. Esto muestra que realmente necesitamos ser honestos con nosotros mismos. Pero para ser honestos con nosotros mismos, tenemos que conocernos realmente para ser más conscientes de nuestras necesidades, deseos y valores más profundos, y cómo actualizarlos. Bahá’u’lláh escribió que «el hombre debe conocer su propio ser y distinguir lo que conduce a lo sublime o a la bajeza, a la gloria o a la humillación, a la riqueza o a la pobreza«.

La honestidad también nos ayuda a evaluar nuestros esfuerzos de mejora. Reconocer que somos inherentemente imperfectos no nos da licencia para ser demasiado indulgentes con nosotros mismos. «Oh, a veces le grito a la gente porque soy imperfecto. No hay nada que pueda hacer al respecto». Esto no es caminar por el camino de la perfección, es quedarse parado en el mismo sitio. Caminar el camino espiritual como un ser imperfecto significa reconocer que inevitablemente cometeremos errores, pero hacemos lo mejor posible para no hacerlo.

Con todo, podemos ver que caminar el camino hacia la perfección es un viaje de toda la vida. Podemos reconocer nuestra imperfección sin reprocharnos o quitar la vista de la meta. Podemos negarnos a ser complacientes y pasivos solo cediendo en nuestros hábitos de mente y comportamiento. Necesitamos creer que podemos convertirnos en un ser renovado, tener determinación y perseverancia para seguir intentándolo, amor y perdón para aceptar nuestra debilidad, y la honestidad para vernos a nosotros mismos como lo que somos. Si llevamos este enfoque a nuestros propósitos de Año Nuevo o a cualquier otra meta personal, podemos permanecer enfocados en ellos mientras mantenemos un sentido de equilibrio.

También podría interesarte

Cultura

El sufrimiento global significa la llegada a la mayoría de edad de la humanidad

Cultura

Construcción de comunidad: un camino práctico hacia un mundo unificado

Cultura

¿Cómo el servicio a los demás puede impulsar la vida económica?


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.