Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Vida

Cómo armonizar los avances materiales y morales

Ken McNamara | Oct 5, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Ken McNamara | Oct 5, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Los avances de la ciencia y la tecnología han resuelto muchos de los retos a los que se enfrenta la humanidad, mejorando el nivel de vida de miles de millones de personas en todo el mundo.

Sin embargo, a pesar de estos avances, siguen existiendo problemas sociales, medioambientales y políticos críticos. 

Parece claro que la tecnología por sí sola no es suficiente para lograr una sociedad de paz, justicia, sostenibilidad y seguridad, o un avance igual en las adquisiciones de las virtudes humanas y sus acciones asociadas. Entonces, ¿cómo lograr los objetivos de la ciencia junto con la construcción de un estándar espiritual y moral más elevado, y luego armonizarlos para lograr un mundo mejor?

El impulso de los avances de la civilización

¿Qué hace que la civilización humana avance?

Una enseñanza fundamental de la Fe bahá’í proclama que la esencia del Creador está más allá del alcance del conocimiento o la comprensión humana. La forma en que podemos conocer algunos de los atributos de Dios es a través de Sus mensajeros: los profetas y fundadores de las religiones del mundo. La forma de conocer y creer en estos mensajeros es a través de la historia de sus vidas y a través de sus escritos, que suponen su revelación a la humanidad. Sin duda, estos fundadores de las grandes religiones del mundo han tenido un impacto incalculable en el avance material y espiritual de la humanidad. 

Bahá’u’lláh, el mensajero divino más reciente y el fundador de la Fe bahá’í, escribió extensamente sobre el poder y la influencia que sus escritos están teniendo, y seguirán teniendo, en el desarrollo de todos los aspectos de la sociedad en todo el planeta. Este pasaje es un ejemplo:

Toda palabra que emana de los labios de Dios está dotada de tal potencia que puede infundir nueva vida en todo cuerpo humano, ojalá fuerais de aquellos que comprenden esta verdad. Todas las maravillosas obras que contempláis en este mundo han sido manifestadas mediante la acción de Su suprema y exaltadísima Voluntad, Su maravilloso e inflexible Propósito. Con la mera revelación de la palabra “Artífice”, pronunciada por Sus labios y que proclama Su atributo a la humanidad, es liberada tal potencia que puede engendrar, a lo largo de edades sucesivas, todas las múltiples artes que las manos del hombre pueden p ro d u c i r. Ésta es, verdaderamente, una verd a d cierta. En cuanto es pronunciada esta resplandeciente palabra, sus energías animadoras, agitándose dentro de todas las cosas creadas, dan nacimiento a los medios e instrumentos con los cuales pueden ser producidas y perfeccionadas esas artes. Todas las maravillosas realizaciones que ahora presenciáis son consecuencia directa de la Revelación de este Nombre. En los días venideros, veréis ciertamente cosas de las cuales jamás habéis oído hablar.

Bahá’u’lláh escribió estas palabras a finales del siglo XIX. Al examinar el progreso material realizado en todos los ámbitos de la vida desde esa época y hasta el presente, cualquier observador imparcial concluirá que nunca en la historia de la humanidad se ha producido un progreso tan rápido. Elija cualquier campo de estudio, ciencias médicas y de la salud, comunicaciones, viajes, ingeniería, producción de energía o cualquier otro esfuerzo humano, y los avances realizados son realmente sorprendentes. Siguen produciéndose a diario. Cada avance abre la puerta a nuevas áreas de innovación, y seguiremos observando «… cosas de las cuales jamás habéis oído hablar».

Alimentando al mundo

Una breve mirada a un sector, el desarrollo agrícola, puede servir de ejemplo de este progreso sin precedentes en los últimos 150 años. Tres de estos avances comprenden:

La mecanización.  Los avances en el tamaño y la potencia de los tractores, los equipos de labranza y cosecha, y otros inventos mecánicos supusieron una revolución en la forma de llevar a cabo la agricultura. Mi propio abuelo, un pequeño agricultor de Minnesota, no tuvo un tractor hasta la década de 1940. Hasta entonces, cultivaba con animales de trabajo y mucho esfuerzo humano.

Genética y química. Muchos descubrimientos de estas dos ciencias fundamentales se aplicaron a la producción de cultivos agrícolas. Dieron lugar al uso generalizado de fertilizantes sintéticos y materiales de protección de cultivos que aumentaron los rendimientos que apenas eran imaginables unas décadas antes.

Diversificación de cultivos. George Washington Carver y otros científicos especializados en alimentación encontraron nuevos usos para los cacahuetes, la soja, las patatas dulces, el maíz, los pequeños cereales, etc., lo que supuso nuevas oportunidades para los agricultores.

Este breve e incompleto resumen de los avances se aplica a un solo sector, pero durante los últimos cien años hemos aprendido colectivamente a alimentar a ocho mil millones de personas, una hazaña inimaginable hace tan solo unas décadas. En el último siglo se han producido avances similares en todas las demás grandes empresas humanas. Aunque la ciencia ha aportado muchas cosas positivas y beneficiosas, para resolver los problemas del mundo deben producirse cambios importantes antes de que puedan establecerse sistemas y políticas que sostengan el medio ambiente y contribuyan al beneficio de todos. Lamentablemente, muchos de los incentivos para los avances tecnológicos han sido impulsados principalmente por los beneficios y no por la mejora de la humanidad.

A modo de ejemplo, quedándonos solo con el progreso agrícola, he aquí algunos de los problemas asociados a los avances técnicos mencionados anteriormente: Las explotaciones agrícolas más grandes provocan la pérdida de diversidad vegetal y animal y de hábitat; la erosión del suelo, que provoca la contaminación del agua; el aumento del uso de pesticidas y fertilizantes, que provoca una mayor contaminación de los recursos naturales y de la salud humana; la compactación de enormes rebaños de animales en espacios reducidos, que compromete las normas de crueldad y una mayor contaminación… y así sucesivamente.

De nuevo, la agricultura es solo un ejemplo, y va más allá del alcance de este ensayo describir completamente los vastos y variados cambios en este, o cualquier otro sector. Está claro que, junto con nuestros enormes avances técnicos, debe haber una ética que ponga el mismo énfasis en aportar beneficios a la humanidad, como la mejora de la salud, la igualdad y la protección social y medioambiental.

El impulso de los avances morales

Entonces, ¿cómo se produce este cambio ético? Los bahá’ís creen que esto ocurrirá a través de los efectos espirituales de la revelación de Bahá’u’lláh, que tiene como resultado el cambio de los corazones, las mentes y las acciones de la humanidad. Bahá’u’lláh escribió:

La vitalidad de la fe de los hombres en Dios se está extinguiendo en todos los países; nada que no sea Su saludable medicina podrá jamás restaurarla. La corrosión de la impiedad está carcomiendo las entrañas de la sociedad: ¿Qué otra cosa sino el Elíxir de Su potente Revelación puede limpiarla y hacerla revivir? ¿Está dentro del poder humano… producir una transformación tan completa en los elementos constitutivos de cualquiera de las diminutas e indivisibles partículas de materia como para transmutarlas en oro puro? Por desconcertante y difícil que esto parezca, Nos hemos sido facultados para llevar a cabo la tarea aún mayor de convertir la fuerza satánica en poder celestial. La Fuerza capaz de tal transformación supera la potencia del Elíxir mismo. Solamente la Palabra de Dios puede ostentar la distinción de estar dotada de la capacidad requerida para un cambio tan grande y trascendental.

En este pasaje Bahá’u’lláh se refiere al reto técnico de transformar un elemento químico en otro, lo que ha ocurrido mediante la fisión y la fusión de átomos. Sin embargo, parece que el principio más amplio sugiere que, independientemente del avance científico que se produzca, transformar los corazones de las personas es un reto mayor. Los bahá’ís creen que Bahá’u’lláh, como mensajero de Dios, ha recibido el poder y la autoridad para hacer exactamente eso. 

La transformación de los corazones está teniendo lugar ahora en todo el mundo a medida que los miembros de la comunidad bahá’í de cada nación están en el proceso de estudiar los escritos de la revelación bahá’í y trabajar para aplicarlos para mejorar sus vecindarios y su propio ser interior. Podemos estar seguros además de que esta armonización de la tecnología y la transformación espiritual continuará y crecerá basándonos en el siguiente pasaje de la pluma de Bahá’u’lláh:

Hemos asignado a cada fin un medio para su alcance; aprovechadlo y poned vuestra confianza en Dios, el Omnisciente, el Omnisapiente.

También podría interesarte

Vida

Cómo criar a un niño con dificultades

Vida

¿Puedo preocuparme por mi apariencia y seguir siendo espiritual?

Vida

La modernidad: el declive de la empatía y la compasión


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.