Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

Cremación o entierro: ¿le importa al alma?

Deanne LaRue | May 30, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Deanne LaRue | May 30, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Lamentablemente, un familiar mío acaba de fallecer, dejando atrás a su esposa e hijos. Todo el mundo está consternado… ¿y qué pasa ahora?

La familia, como tantas otras en todo el mundo, se enfrenta a una decisión importante: ¿incineración o entierro? Cuando un ser querido fallece -lo que le sucede, tarde o temprano, a todo el mundo- iniciamos rápidamente un viaje hacia los deseos conocidos o desconocidos de la familia o del fallecido. Por supuesto, muchas familias nunca hablan de estos temas, por lo que se ven obligadas a tomar una decisión rápida. Cuando buscamos ayuda en Internet, anuncios como estos aparecen en la pantalla:

Se supone que un funeral te permite despedirte de tus seres queridos, no de tu cuenta de ahorros.

Un hombre sentado en un tronco junto a una hoguera encendida con la frase… «Sin alborotos».

Cuando vi el precio del funeral casi me muero.

Estos anuncios, diseñados para convencernos a cremar los cuerpos de nuestros seres queridos fallecidos, nos recuerdan que la cremación puede costar menos y ser más fácil de organizar que un entierro en un cementerio. Debido a estos factores materiales, la cremación se ha convertido en una tendencia cultural creciente en Estados Unidos y otras partes del mundo. De hecho, el número de cremaciones en Estados Unidos casi se ha duplicado en los últimos 15 años, según datos de la Asociación de Cremación de Norteamérica. En 1999, el 25% de todos los estadounidenses fallecidos fueron cremados, y en 2014 ese porcentaje aumentó al 47%. A ese ritmo en Estados Unidos, las cremaciones deberían alcanzar la mitad de todas las muertes en 2019.

Hablemos de un tema incómodo

En muchas culturas, la muerte es definitivamente un tema incómodo para la mayoría de la gente. No es un tema bonito, es personal y rara vez se habla de él. Pero es una realidad para todos, así que hablemos de ella.

En nuestra familia, al estudiar los anuncios y considerar nuestras opciones, me sorprendió mucho saber que todos los miembros de la familia de mi marido quieren ser incinerados, incluso mi suegra, una católica devota. Pensaba que la Iglesia Católica no permitía la cremación, pero una rápida búsqueda en Internet me mostró que el Vaticano levantó la prohibición de la cremación en 1963.

Así que cuando los amigos empezaron a ofrecer sus condolencias y a preguntar cómo podían ayudar, decidí sondear sus opiniones. Les pregunté: «¿Qué elegirías para ti, la cremación o el entierro?». Muchos dijeron que la cremación, excepto dos que estaban indecisos. Eso me sorprendió de nuevo, porque la mayoría de las religiones, especialmente en el mundo occidental, se han opuesto a la cremación durante mucho tiempo. Decidí investigar un poco e informarme.

RELACIONADO: Mi vida en una maleta: encontrando paz ante la muerte inesperada

Qué piensan las distintas religiones sobre la cremación

Sabía que algunos -pero no todos- seguidores de las religiones hindú, budista y jainista practicaban la cremación y lo han hecho durante mucho tiempo. Sin embargo, después de investigar un poco, me enteré de que la mayoría de las religiones abrahámicas -el judaísmo, el cristianismo, el islam y la fe bahá’í- fomentan el entierro en lugar de la cremación.

En el judaísmo tradicional, aprendí que la cremación estuvo prohibida durante siglos. Debido a la doctrina de la resurrección (tanto en el judaísmo como en el cristianismo), los judíos creían en dejar al difunto en su estado natural en lugar de alterar el cuerpo de cualquier manera. Las enseñanzas judías dicen que el cuerpo es sagrado -el templo del alma- y por eso la Halajá, la ley judía, dice inequívocamente que los muertos deben ser enterrados en la tierra.

En el cristianismo histórico, especialmente en los primeros siglos del catolicismo, la cremación también estaba prohibida y se consideraba uno de los actos más sacrílegos. De hecho, el rey cristiano Carlomagno convirtió la cremación en un delito capital en el año 789. Aunque la cremación se ha convertido en una práctica aceptada entre algunos cristianos modernos durante el siglo pasado, los católicos tradicionales, la iglesia ortodoxa oriental y muchas denominaciones protestantes siguen evitándola, por considerar que contraviene el concepto de la resurrección.

El islam prohíbe la cremación y la considera «haram», una práctica impura y un sacrilegio. La ley islámica prescribe ritos funerarios específicos, como lavar el cuerpo y tratarlo con el mismo respeto y honor que a una persona viva. Al igual que la mayoría de las religiones, los musulmanes creen que la conciencia humana sobrevive a la muerte y que el alma es consciente del tratamiento y el entierro del cuerpo.

La fe bahá’í también anima a sus seguidores a evitar la cremación, por muchas razones, entre ellas las que tienen que ver con el mantenimiento del equilibrio de la naturaleza y sus ciclos:

…el cuerpo del hombre, que ha sido formado gradualmente, de la misma manera debe descomponerse gradualmente. Esto está de acuerdo con el orden real y natural y con la Ley Divina. Si hubiera sido mejor quemarlo después de la muerte, su misma creación hubiera sido planificada de tal manera que el cuerpo se encendería automáticamente después de la muerte, se consumiría y se convertiría en cenizas. Pero el orden divino revelado por mandato celestial es que, después de la muerte, este cuerpo sea transferido de una etapa a otra diferente a la anterior, para que de acuerdo con las relaciones que existen en el mundo pueda gradualmente combinarse y mezclarse con otros elementos, y así pasar por etapas hasta integrarse al reino vegetal, y allí convertirse en plantas y flores, desarrollarse en árboles del más alto paraíso, perfumarse, y alcanzar la belleza del color.

La cremación impide rápidamente el logro de estas transformaciones; los elementos se descomponen tan rápidamente que la transformación a estas diferentes etapas se detiene.

También podría interesarte

Espiritualidad

¿Tienen alma los animales?

Espiritualidad

La historia tiene sentido: la evolución social de la humanidad

Espiritualidad

El servicio más meritorio: la educación de los niños


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.