Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Vida

¿Las mujeres deberían ser reclutadas?

David Langness | May 6, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
David Langness | May 6, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

El día en que cumplí 18 años, fui a la oficina de correos como dice la ley que deben hacer todos los varones estadounidenses para registrarme en el servicio militar obligatorio. Rellené una pequeña tarjeta y la entregué. Un año después, me fui a la guerra.

Cuando la gente se entera de que soy veterano y me dice: "Gracias por tu servicio", suelo responder: "No fui voluntariamente".

La política de reclutamiento de Estados Unidos -el reclutamiento obligatorio de hombres jóvenes en el ejército en contra de su voluntad- solo me ofrecía tres opciones: el ejército, la cárcel o huir del país. Como bahá'í, aunque me oponía a la guerra, obedecí las leyes de mi país, solicité el estatus de objetor de conciencia para que no se me exigiera matar a nadie, y fui a la guerra de Vietnam sin un arma.

Llegué a esa dura y dolorosa conclusión, después de mucha meditación, consideración y oración, principalmente porque Bahá'u'lláh, el profeta y fundador de la fe bahá'í, dijo que "ser matado... es mejor para ti que matar:"

Es claro y evidente que el único Dios verdadero –¡glorificada sea Su mención!– está purificado del mundo y de cuanto en él hay. Con “prestar ayuda a Dios”, pues, no se quiere decir que algún alma combata o dispute con otra…

Tal es el verdadero significado de prestar ayuda a Dios… Sabed que ser matado en el sendero de Su complacencia es mejor que matar.

Con esta orientación de mi Fe, unida a mis experiencias en combate, he trabajado durante mucho tiempo como defensor de la paz, la desmilitarización y haciendo todo lo posible como sociedad para disminuir o finalmente acabar con la guerra. Con estos objetivos en mente, esta serie de artículos examinará las controversias en torno al reclutamiento de jóvenes en el ejército, especialmente de mujeres, y explorará algunos de los notables principios y conceptos bahá'ís para tratar estas cuestiones de vida o muerte.

En Estados Unidos, no hemos tenido un servicio militar activo que reclute a los jóvenes desde 1973. Durante los años sesenta y principios de los setenta, el servicio militar obligatorio y la guerra de Vietnam amenazaron con desgarrar literalmente el país y, finalmente, los líderes políticos y militares estadounidenses se dieron cuenta de que debían dejar de reclutar a millones de jóvenes para guerras innecesarias o arriesgar toda su carrera y el destino de las instituciones que dirigían. Así que el reclutamiento se detuvo cuando la guerra de Vietnam terminó, pero hoy en día la ley sigue exigiendo que los hombres de 18 a 26 años se registren. Si no lo hacen, la pena es de cinco años de prisión.

Sin embargo, esta es la última gran noticia sobre ese reclutamiento solo para hombres: la Unión Americana de Libertades Civiles, en representación de dos hombres y un grupo llamado Coalición Nacional para los Hombres, ha desafiado el requisito de registro de reclutamiento masculino en los tribunales como "una de las últimas clasificaciones basadas en el sexo en la ley federal." En 2019, un juez de la Corte de Distrito de Texas dictaminó que la ley de reclutamiento del Servicio Selectivo solo para hombres era inconstitucional, sobre la base de la discriminación por sexo. Ahora, esa decisión ha sido apelada, y la Corte Suprema de los Estados Unidos está considerando actualmente si debe pronunciarse sobre el caso. Si coincide con el juez de Texas, Estados Unidos podría exigir inmediatamente que las mujeres de 18 años se inscriban también en el servicio militar.

La cuestión que se plantea actualmente ante la Corte parece bastante fundamental: ¿Debería exigirse a las mujeres jóvenes que se inscriban en el servicio militar obligatorio, y potencialmente ser reclutadas involuntariamente en el ejército, al igual que los hombres jóvenes?

¿Qué opina usted? ¿Le gustaría que las mujeres fueran reclutadas junto con los hombres? ¿Deberían las mujeres prestar un período de servicio a su país del mismo modo que los hombres? Aunque esto pueda parecer académico ahora mismo, con el reclutamiento actualmente inactivo en favor de un ejército totalmente voluntario, podría cambiar muy rápidamente si estallara una guerra.

Ciertamente, algunas naciones del mundo reclutan a las mujeres: Israel, por ejemplo, exige a todos los ciudadanos judíos mayores de 18 años que realicen el servicio militar, independientemente de su sexo, durante al menos dos años. Al menos otros tres países del mundo reclutan actualmente a mujeres: Holanda, Noruega y Suecia. Otros países tienen leyes que permiten el reclutamiento tanto de hombres como de mujeres: China, Eritrea, Malasia, Corea del Norte, Perú y Taiwán, entre ellos.

En un lado de esta controvertida ecuación, gran parte del mundo ha comenzado a aplicar el principio bahá'í de la igualdad absoluta de mujeres y hombres, como explicó Abdu'l-Bahá: "Otra más de las enseñanzas de Bahá’u’lláh es la igualdad de hombres y mujeres y su igual participación equitativa en todos los derechos".

En el otro lado de la ecuación, solo las mujeres tienen hijos - y biológicamente, sabemos que los años de máxima maternidad coinciden con el período de edad cuando los soldados suelen servir. Muchos soldados mujeres han compaginado el servicio militar con el embarazo y la crianza de los hijos, pero hacerlo requiere un tiempo considerable de ausencia de las tareas militares, lo que puede comprometer la eficacia y la preparación de la unidad.

Personalmente, y como bahá'í, un periodo de servicio nacional obligatorio para todos los jóvenes parece un objetivo productivo, educativo y beneficioso que podría aumentar el compromiso cívico y fomentar el sentido de dar y servir a los demás. Sin embargo, no creo que el servicio militar deba ser la única opción; en cambio, en cualquier programa de servicio nacional, los jóvenes deberían poder decidir cómo servir a su país y a su mundo, en consonancia con su propia conciencia. En algunos países ya se han implantado sistemas similares, que permiten a los jóvenes elegir entre varias opciones que incluyen el cuidado de enfermos y ancianos, la educación de niños y jóvenes, la ayuda en zonas económicamente desfavorecidas, la ayuda para mitigar los efectos del cambio climático y la pérdida de especies en el medio ambiente, etc.

Imagínatelo: un cuerpo masivo mundial de jóvenes motivados, entusiastas, enérgicos y con recursos en todos los países, dispuestos a servir a la humanidad de múltiples maneras: ¿qué no podrían lograr?

También podría interesarte

Vida

¿Qué es verdad y cómo puedo saber cuál es con seguridad?

Vida

Espiritualidad y terapia: superando crisis emocionales

Vida

El agricultor: el primer agente activo en la sociedad humana


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.