Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Religión

Por qué deberías leer el Kitab-i-Iqan: El libro de la certeza

Radiance Talley | Ene 28, 2024

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Radiance Talley | Ene 28, 2024

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

«Primerísimo entre los tesoros inapreciables vertidos desde el océano ondulante de la Revelación de Bahá’u’lláh figura el Kitáb-iÍqán», escribió Shoghi Effendi, el Guardián de la fe bahá’í.

Cuando leí por primera vez El Kitáb-i-Iqán, que se traduce como El libro de la certeza, no pude dejar de leerlo. Me hipnotizaron los versos que iluminaron mi mente y encendieron mi corazón. Lee aquí para conocer mejor el poder y la importancia de este libro sagrado.

¿Qué es el Kitáb-i-Iqán: El libro de la certeza?

Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la fe bahá’í, reveló El libro de la certeza en 1861/62 en el lapso de dos días y dos noches. Escribió este tratado en respuesta a las preguntas formuladas por uno de los tíos maternos del Báb, el heraldo y precursor de Bahá’u’lláh. El Kitáb-i-Iqán cumple «la profecía del Báb, Quien había afirmado expresamente que el Prometido completaría el texto inacabado del Bayán persa», un volumen que el Báb escribió hacia 1847 antes de ser martirizado en 1850.

Shoghi Effendi tradujo El libro de la certeza, incorporando sugerencias del Dr. Alain Locke, un bahá’í afroamericano que fue el primer becario negro de Rhodes y anunciado como el «Padre del Renacimiento de Harlem», antes de que se publicara por primera vez en inglés en 1931.

Shoghi Effendi afirmó que este libro “ocupa un puesto inigualado por ninguna otra obra de la gama completa de Escrituras bahá’ís, a excepción del Kitáb-i-Aqdas, el Libro Más Sagrado de Bahá’u’lláh. Revelado en vísperas de la declaración de Su misión, escanció ante la humanidad el ‘Vino Escogido Sellado’, cuyo sello era de ‘almizcle’, y rompió los ‘sellos’ del ‘Libro’ al que se refiere Daniel, y desentrañó el significado de los ‘mundos’ destinados a permanecer ‘cerrados hasta el ‘tiempo del fin’.”

Un resumen del Kitáb-i-Iqán: El libro de la certeza

Shoghi Effendi resumió El libro de la certeza con las siguientes palabras:

En el espacio de doscientas páginas proclama inequívocamente la existencia y unicidad de un Dios personal, incognoscible e inaccesible, Fuente de toda Revelación, eterno, omnisciente, omnipresente y todopoderoso; afirma la relatividad de la verdad religiosa y de la continuidad de la Revelación divina; sostiene la unidad de los Profetas, la universalidad de su Mensaje, la identidad de sus enseñanzas fundamentales, la santidad de sus escrituras y el doble carácter de sus estaciones; denuncia la ceguera y perversidad de los sacerdotes y doctores de toda época; cita y elucida los pasajes alegóricos del Nuevo Testamento, los versículos abstrusos del Corán… enumera los requisitos esenciales para el logro por parte de todo verdadero seguidor del objeto de su búsqueda; demuestra la validez, la sublimidad y el significado de la Revelación del Báb; aclama el heroísmo y desprendimiento de Sus seguidores; presagia y profetiza al pueblo del Bayán el triunfo mundial de la Revelación prometida; sostiene la pureza e inocencia de la Virgen María; glorifica a los Imámes de la Fe de Muhammad; celebra el martirio y alaba la soberanía espiritual del Imam Husayn; desentraña el significado de términos simbólicos tales como «Retorno», «Resurrección», «Sello de los Profetas» y «Día del Juicio»; columbra y distingue entre las tres etapas de la Revelación divina; y Se explaya, en términos encendidos, sobre las glorias y maravillas de la «Ciudad de Dios», renovada, durante intervalos fijos, mediante la Dispensación de la Providencia, para la guía, beneficio y salvación de toda la humanidad.

Mis aspectos y citas favoritas de El libro de la certeza

Como puedes ver, El libro de la certeza responde a numerosas preguntas relativas a la revelación atemporal y continua de Dios. Si alguna vez te has preguntado por qué hay tantas religiones y cómo se relacionan entre sí el judaísmo, el cristianismo, el islam y la fe bahá’í, te animo a que leas este libro.

Mientras leía El libro de la certeza, también adquirí una comprensión más profunda del poder de la palabra de Dios y de la multitud de significados que transmiten estos versículos, de lo que es el conocimiento y cómo lo obtenemos, de las cualidades que necesitamos para comprender las sagradas escrituras, de la importancia de un corazón comprensivo y de los peligros de olvidar a Dios.

Por ejemplo, en El libro de la certeza, Bahá’u’lláh citó los siguientes versículos del Corán:

«Y a quien se apartare del recuerdo del Misericordioso, le ataremos un Satanás y él le será compañero fijo… Y quien se alejare de Mi recuerdo, en verdad su vida será miserable».

El Creador del universo nos conoce mejor que nosotros mismos. Cuando olvidamos a Dios, olvidamos nuestra naturaleza superior y perdemos la noción de lo que es importante en la vida. Este libro puede develar ante tus ojos un tesoro de sabiduría divina si tienes la mente y el corazón abiertos. Bahá’u’lláh comienza El libro de la certeza con las siguientes palabras:

La esencia de estas palabras es que quienes hollan el sendero de la fe, quienes ansían el vino de la certeza, deben purificarse de todo lo terrenal: sus oídos, de la palabrería ociosa; sus mentes, de las imaginaciones vanas; sus corazones, de las aficiones mundanas, y sus ojos, de aquello que perece. Deben poner su confianza en Dios y, asiéndose firmemente de Él, seguir su camino.

También podría interesarte

Celebrando el nacimiento del Bab y Bahá’u’lláh
Religión

Celebrando el nacimiento del Bab y Bahá’u’lláh

El plan bahá’í de paz
Religión

El plan bahá’í de paz

¿Dónde está el trono de Dios?
Religión

¿Dónde está el trono de Dios?


Comentarios

characters remaining
x
x
Conecta con los Bahá'ís de tu área
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.