Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá‘í. El sitio web oficial de la Fe Bahá‘í es Bahai.org. El sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

El significado espiritual del agua: descubriendo 5 símbolos significativos

Radiance Talley | Nov 11, 2023

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Radiance Talley | Nov 11, 2023

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

Para la inmensa mayoría de los seres vivos, pocos elementos son tan universalmente necesarios como el agua. Sea reviviendo la tierra seca con la lluvia, cobijando a los animales en el mar, cayendo en cascada en una ducha purificadora o llenando un vaso para que lo engullamos, el agua tiene un profundo significado en todo el mundo.

RELACIONADO: Sueños con océanos: ¿qué significan espiritualmente?

En esta exploración del significado espiritual del agua, vamos a desentrañar la sabiduría que hay detrás del simbolismo sagrado del agua, sumergiéndonos en las percepciones que transmite cada símbolo.

1. La profundidad de sabiduría: El agua como significado espiritual del conocimiento

¿Te has preguntado por qué a las personas superficiales se las llama «superficiales» mientras que a las que tienen una conciencia y una comprensión internas se las califica de «profundas»?

La persona que se limita a permanecer en la parte poco profunda del agua no puede experimentar ni comprender plenamente la vida y la belleza que yacen bajo la superficie. Probablemente por eso Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la Fe bahá’í, empleó el término «océano» para simbolizar la profundidad del conocimiento y la sabiduría cuando escribió:

Sumergíos en el océano de Mis palabras, para que descifréis sus secretos y descubráis todas las perlas de sabiduría que se hallan ocultas en sus profundidades.

Los versículos revelados por los mensajeros de Dios ofrecen un tesoro de ideas profundas y remedios espirituales para este mundo que no pueden extraerse de una lectura superficial. Por eso los escritos bahá’ís nos piden que reflexionemos y meditemos sobre la palabra de Dios, para que podamos obtener una comprensión más profunda de “las perlas de sabiduría que se hallan ocultas en sus profundidades”.

2. El «agua de vida»: símbolo espiritual del sustento

Los versículos de Dios no sólo mejoran nuestra comprensión de la realidad, sino que también revitalizan nuestros corazones y espíritus. Bahá’u’lláh escribió:

Escucha las deleitosas palabras de Mi melosa lengua y bebe el torrente de santidad mística de Mis labios azucarados. Siembra las semillas de Mi sabiduría divina en la tierra pura de tu corazón y riégalas con el agua de la certeza, para que los jacintos de Mi conocimiento y sabiduría broten frescos y verdes en la sagrada ciudad de tu corazón.

Leer y recitar la Palabra de Dios cada día es importante para nuestra curación física, mental, emocional y espiritual. Sacian simbólicamente nuestra sed y nos permiten crecer y desarrollarnos espiritualmente. Abdu’l-Bahá, una de las figuras centrales de la Fe bahá’í, escribió:

Las oraciones obligatorias y las súplicas son la verdadera agua de vida. Son la causa de la existencia, del refinamiento del alma y de que ésta alcance el máximo regocijo.

Los bahá’ís creen que las oraciones que fueron reveladas por los profetas, o Manifestaciones de Dios, incluidos Abraham, Zoroastro, Moisés, Buda, Krishna, Jesucristo, Muhammad, el Báb y Bahá’u’lláh, tienen el mayor poder. Las figuras centrales de la Fe bahá’í nos revelaron miles de oraciones para rezar sobre todos los temas, desde protección, ayuda y asistencia hasta crecimiento espiritual y curación.

3. El significado espiritual del agua como «lluvia de misericordia» simbólica

Los bahá’ís creen en la verdad y la unidad de todas las religiones. Vemos cada aparición de un educador divino como una efusión de la misericordia de Dios hacia la humanidad. Abdu’l-Bahá escribió:

Tal como lo has presenciado, en el día de la aparición del Punto del Qur’án –que mi alma sea sacrificada por Él– los esplendores de la abundante gracia de Dios brillaron sobre toda la creación, claros y manifiestos, a través de ese luminoso Lucero, y durante mil años esa gracia celestial fue concedida a todas las tierras y regiones y a las realidades de todas las cosas creadas. Y cuando esa Dispensación llegó a su fin, esos signos y esplendores regresaron al reino invisible. [Traducción Provisional de Oriana Vento]

Entonces «amaneció un nuevo Día» con la llegada del Báb, el heraldo de Bahá’u’lláh, y de Bahá’u’lláh. Abdu’l-Bahá escribió:

Amaneció la Mañana de la Unidad y brilló la Lucero del mundo. El Más Grande Océano surgió, y sus ondulantes olas se elevaron hasta el Concurso de lo Alto. Las nubes de la generosidad se reunieron en lo alto y llovieron lluvias de misericordia. Apareció la luz de la verdad y se manifestó el camino de la guía. El glorioso testimonio fue revelado y el camino del Señor Todo Misericordioso se hizo claro y evidente. [Traducción Provisional de Oriana Vento]

4. El significado espiritual del agua en la limpieza y la purificación

Este poder vivificante de los escritos y enseñanzas divinas es también espiritualmente purificador. Abdu’l-Bahá escribió:

Por ello, en las Sagradas Escrituras, los consejos del cielo son comparados con el agua, tal como dice el Corán: « […] y enviamos desde el cielo agua purísima» , y el Evangelio: « […] salvo que uno sea bautizado con el agua y el espíritu, no entrará en el Reino de Dios» . Luego resulta claro que las Enseñanzas que provienen de Dios son efusiones celestiales de gracia; son copiosas lluvias de misericordia divina y limpian el corazón humano.

Por eso se utiliza el agua como símbolo de purificación y de búsqueda de la remisión de los pecados en los bautismos. Abdu’l-Bahá explicó:

Cristo no tenía necesidad de bautismo. Sin embargo, Cristo lo confirmó habida cuenta de que por aquél entonces ésta era un obra bien vista y loable, y además constituía un signo de las buenas nuevas del Reino. No obstante, más tarde Cristo explicó que el verdadero bautismo no es el bautismo del agua material, sino del agua y del espíritu. En este caso «agua» no significa agua material, pues en otras partes dice explícitamente que el bautismo ha de ser con espíritu y con fuego. De donde resulta obvio que Cristo no se refiere al fuego y agua materiales, por cuanto el bautismo con fuego es imposible.

Por consiguiente, el espíritu es la gracia y munificencia de Dios, el agua es el conocimiento y la vida, y el fuego es el amor de Dios. Pues el agua material no purifica el corazón del hombre, sólo limpia su cuerpo. Pero el agua y el espíritu celestiales, que son conocimiento y vida, hacen que el corazón humano sea bueno y puro. El corazón que reciba una porción de la gracia del Espíritu se vuelve santificado, bueno y puro, es decir, la realidad del hombre se purifica y santifica de las impurezas del mundo de la naturaleza, a saber, malas cualidades como la ira, la lujuria, la mundanidad, el orgullo, la falsedad, la hipocresía, el engaño, el egoísmo y otras más.

5. De una gota a un océano: el significado espiritual del agua en la unidad

Todas esas impurezas egoístas y terrenales hacen que las personas sean débiles y estén divididas como gotas aisladas, incapaces de realizar su verdadero potencial. Pero cuando las personas se purifican de todos los apegos materiales y se unen armoniosamente para trabajar por el mejoramiento del mundo, se vuelven fuertes y poderosas. Abdu’l-Bahá escribió:

Siempre que las almas santas, haciendo uso de los poderes del cielo, procedan con esas cualidades del espíritu a marchar al unísono, fila tras fila, cada una de esas almas será igual que un millar, y las agitadas olas de ese ingente océano serán como los batallones del Concurso de lo alto.

Qué bendición ha de ser cuando lleguen a juntarse todos, como otrora torrentes, ríos, arroyos, mansas corrientes y simples gotas, que al reunirse en un solo lugar forman un enorme mar. Y hasta tal punto ha de imperar la unidad, inherente a todos, que las tradiciones, las reglas, las costumbres y distinciones de la ilusoria vida de estos pueblos serán borradas y se desvanecerán como gotas aisladas, una vez que se encrespe, se agite y ondule el gran mar de la unidad.

Juro por la Antigua Belleza que en tal momento una gracia abrumadora lo envolverá todo de tal manera, y el mar de la grandeza rebasará tanto sus orillas, que la más estrecha zanja de agua se volverá ancha como un mar sin límites, y cada simple gota será como las profundidades sin riberas.

El significado espiritual del agua indica cómo debemos vivir nuestras vidas. Así pues, esforcémonos por sumergirnos continuamente en el océano del conocimiento divino y ser sostenidos por esta «agua de vida», para que seamos limpiados por las «lluvias de la misericordia divina» y nos unamos para «formar un poderoso mar «.

También podría interesarte

¿Cómo ayudar a otros mientras evitamos el complejo del Mesías?
Espiritualidad

¿Cómo ayudar a otros mientras evitamos el complejo del Mesías?

5 maneras de convertirse en un ángel
Espiritualidad

5 maneras de convertirse en un ángel

No temo a la muerte, así que ¡viva! Me mudaré a una residencia asistida
Espiritualidad

No temo a la muerte, así que ¡viva! Me mudaré a una residencia asistida


Comentarios

characters remaining
x
x
Conecta con los Bahá'ís de tu área
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.