Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Cultura

El simbolismo y el significado espiritual de los ruiseñores

Radiance Talley | Dic 1, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Radiance Talley | Dic 1, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Aunque mucha gente ha crecido amando a sus perros y gatos, a mí siempre me han atraído los animales que encuentro en la naturaleza, como los ciervos y las aves.

Desde que era pequeña, los pájaros me han fascinado. Su capacidad de volar me encantaba y su canto me tranquilizaba y elevaba. Recuerdo que cuando estaba en los primeros años de la escuela primaria, me acercaba a los pájaros de mi jardín y les decía: «Pío, pío» y fingía que me respondían. Quizá me influyeron Blancanieves y la Bella Durmiente.

Cuanto mayor me hago, más me doy cuenta de lo universal y místico que es el encanto de los pájaros. Uno en particular tiene un encanto especial, gracias a su dulce y fascinante canto: el ruiseñor.

El encanto y el simbolismo poético de los ruiseñores

Los ruiseñores son pequeños pájaros cantores originarios de Europa, Asia y África. Los machos de esta especie suelen cantar por la noche para dar una serenata a su posible pareja. En inglés, ruiseñor es nightingale que deriva de noche y del inglés antiguo galan, que significa «cantar». Son, literalmente, cantantes nocturnos.

Aunque la mayoría de la gente no ha visto un ruiseñor de cerca, porque son muy tímidos y suelen esconderse en la maleza, sus cantos espontáneos se consideran uno de los sonidos más bellos de la naturaleza. Pueden generar más de 1000 sonidos diferentes, con una amplia gama de silbidos y trinos, lo que ha inspirado a poetas y escritores a utilizar estas aves como símbolos en sus obras a lo largo de la historia.

Por ejemplo, los ruiseñores aparecen en «La Odisea» de Homero, en la «Oda a un ruiseñor» de John Keats y en el «Soneto 102» de Shakespeare. En el ensayo «Una defensa de la poesía», el poeta del siglo XIX Percy Bysshe Shelley escribió:

Un poeta es un ruiseñor, que se sienta en la oscuridad y canta para alegrar su propia soledad con dulces sonidos; sus oyentes son como hombres embelesados por la melodía de un músico invisible, que se sienten conmovidos y ablandados, pero no saben de dónde ni por qué.

El ruiseñor es también el ave nacional de Ucrania, Croacia e Irán. Durante casi 1.000 años, el ruiseñor ha sido un motivo popular en la literatura persa y suele simbolizar al poeta, o al amante, que anhela el objeto de su afecto. La amada del ruiseñor suele representarse como una rosa en la poesía persa.

El significado espiritual de los ruiseñores en la fe bahá’í

El deseo del ruiseñor por la rosa también se utiliza como metáfora en la fe bahá’í. En una charla pronunciada por Abdu’l-Bahá, una de las figuras centrales de la fe bahá’í, dijo:

Debe ser como la mariposa, amante de la luz, no importa la lámpara en que brille, o como el ruiseñor, amante de la rosa, no importa el jardín donde florezca.

El ruiseñor simboliza a los que buscan la verdad y la rosa representa las enseñanzas divinas y la realidad espiritual. Él explicó:

De igual modo, se han de buscar los favores celestiales, y anhelar la Aurora Divina. Cualquiera que sea el lugar donde aparezca uno ha de convertirse en su amante encantado. Reflexiona: si los judíos no hubieran insistido en dirigirse hacia el horizonte de Moisés, y si se hubieran fijado en el Sol de la Realidad, sin duda alguna habrían reconocido el sol en el lugar del amanecer de la Realidad de Cristo, con el más grande y divino esplendor.

Los bahá’ís creen que Dios nunca ha dejado sola a la humanidad, sino que ha enviado maestros divinos, o Manifestaciones de Dios, para ayudar al desarrollo espiritual de la humanidad. Estas Manifestaciones incluyen a Abraham, Zoroastro, Moisés, Buda, Krishna, Jesucristo, Muhammad y el Báb. Los bahá’ís creen que el mensajero divino para esta época es Bahá’u’lláh, que vino a unir a toda la humanidad y fundó la fe bahá’í. En una oración bahá’í llamada «Tabla de Ahmad», Bahá’u’lláh escribió:

He aquí el Ruiseñor del Paraíso que canta sobre las ramas del Árbol de la Eternidad con dulces y sagradas melodías, proclamando a los sinceros las buenas nuevas de la proximidad de Dios, llamando a los creyentes en la Unidad divina a la corte de la Presencia del Generoso, informando a los desprendidos sobre el mensaje que ha sido revelado por Dios, el Rey, el Glorioso, el Incomparable, guiando a los amantes a la sede de santidad y a esta resplandeciente Belleza.

Este «Ruiseñor del Paraíso» es Bahá’u’lláh, cuyas dulces y santas palabras nos acercan a Dios. Tanto los ruiseñores como el Ruiseñor del Paraíso se vieron obligados a sufrir en el siglo XIX por sus poderosas melodías.

Al igual que los cazadores de pájaros atraparon cruelmente a un gran número de ruiseñores para intentar «capturar» sus cantos, Bahá’u’lláh soportó 40 años de prisión, tortura y exilio por anunciar una nueva revelación divina. Aunque los ruiseñores enjaulados que sobrevivieron hasta la caída a menudo se suicidaron chocando contra los barrotes de la jaula, sus melodías nunca pudieron ser olvidadas. Y, el canto místico de Bahá’u’lláh sigue difundiéndose, ya que sus mensajes unificadores se comparten en todo el mundo.

En otros textos bahá’ís, los ruiseñores simbolizan la firmeza y el deleite espirituales. En una oración para la juventud, Abdu’l-Bahá escribió:

¡Oh bondadoso Señor! Otorga confirmaciones divinas a esta hija del reino, y ayúdala bondadosamente a que se mantenga firme y constante en Tu Causa y, cual ruiseñor del rosedal de los misterios, entone melodías… con los más bellos acordes, y traiga con ello alegría a todos.

Al igual que una dulce melodía, una palabra amable y un tono de voz sereno pueden elevar nuestro espíritu. Dios quiere que seamos espiritualmente fuertes, que alabemos lo que es digno, y que alegremos todos los corazones a través de la belleza que nos rodea, y que está dentro de nosotros.

También podría interesarte

Cultura

Un espléndido tapiz: lo que los bahá'ís de Estados Unidos están haciendo

Cultura

¿La religión también tiene estaciones y los ciclos?

Cultura

Cómo la xenofobia impide la paz mundial


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.