Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá‘í. El sitio web oficial de la Fe Bahá‘í es Bahai.org. El sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.
¿Quiero ser bahá'í?
Vida

Elegidos por Dios: viendo a los demás con respeto

Susan Gammage | Sep 30, 2021

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Susan Gammage | Sep 30, 2021

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

Algunos de nosotros conocemos el dolor de ser dejados por fuera, de que nadie nos quiera al momento de elegir equipos, de ser despreciados por alguien a quien amamos.

Si alguien que creías que era tu amigo te ha olvidado, o alguien dentro tu familia te ha dejado de lado, incluso tu cónyuge, probablemente te sientas identificado.

Qué alivio descubrir estas palabras sanadoras de Abdu’l-Bahá, el hijo del profeta y fundador de la fe bahá’í, que nos dice que somos elegidos y queridos por Dios. El Creador, explican las enseñanzas bahá’ís, tiene un plan para nuestras vidas:

De entre toda la humanidad, Él os ha elegido a vosotros, y vuestros ojos han sido abiertos a la luz de la guía, y vuestros oídos han sintonizado con la música de la Compañía de lo alto; y, bendecidos por abundante gracia, vuestros corazones y almas han nacido a una nueva vida.

Por cuanto os digo que Él os ha escogido para que seáis sus mensajeros de amor a lo largo y ancho del mundo, para que seáis los portadores de los dones espirituales para la humanidad, y para que a través de vosotros se difundan sobre la tierra la unidad y la concordia. Dad gracias a Dios de todo corazón por haberos otorgado tal privilegio. Pues una vida dedicada a la alabanza no es suficiente para agradecer a Dios un favor tan grande.

Esta promesa ofrece un bálsamo curativo a los que hemos sido abusados, despreciados o maltratados.

A muchos de nosotros nos dijeron que habíamos sido «elegidos» para recibir abuso, o llegamos a creer que algo nos señalaba como víctimas, por lo que el concepto de ser «elegido» no siempre tiene connotaciones positivas. 

Luego, en la escuela, muchos de nosotros anhelábamos «encajar», ser «elegidos» para tener amigos, para jugar con ellos en el recreo, para ser elegidos para los equipos deportivos. Cuando no lo éramos, nos sentíamos inútiles y abandonados.

RELACIONADO: ¿Qué es el matrimonio bahá’í?

Luego, si nuestros matrimonios se desmoronan, volvemos a preguntarnos cómo el que nos «eligió» pudo dejarnos de lado tan fácilmente.

Luego, cuando nos integramos en la maravillosa familia mundial bahá’í, qué felices y dichosos somos, hasta que un día nos encontramos con un trato similar por parte de los bahá’ís. Los bahá’ís no son seres humanos perfectos; de hecho, nadie lo es. Si buscamos el amor incondicional de otras personas, siempre nos sentiremos defraudados y decepcionados.

Por lo tanto, es un gran honor saber que hemos sido elegidos por Dios, que Él nos ama y tiene planes para nosotros. Esta comprensión contribuye de forma tan importante a nuestra curación.

Anoche estuve en el hospital con una vecina que intentó suicidarse. Quería acabar con su propia vida debido a las acciones de sus allegados. Esta mañana, anhelaba saber qué podía decirle. Quería decirle que su relación principal tiene que ser «conocer a Dios y adorarlo», pero ella no es bahá’í, y dudo que tenga oídos para escuchar esto hoy.

Realmente creo que nos ayuda saber que Dios nos ama, y nos creó a nosotros y a todo el mundo por su amor a nosotros; que ha prometido no abandonarnos nunca; que nos dice que está más cerca que nuestra vena vital; que es nuestro Amigo y Gran Amante. Si pudiéramos asimilar esto y creerlo de verdad, estaríamos mucho mejor preparados para soportar las pruebas de los demás. 

Otra cosa que realmente me ayudó fue darme cuenta de la inmensidad del océano de la revelación de Dios, y que cada uno muestra algo diferente de la «mesa del banquete del Señor». Sí, estoy trabajando en mejorar la calidad de mis relaciones y desearía que todos los demás lo hicieran también; pero ellos podrían estar trabajando en algo totalmente diferente, lo que significa que todos estamos en un camino juntos hacia Dios.

Una vez en un día de piscina, conocí a alguien contra quien sentí una aversión instantánea, sin ninguna razón aparente. Mi pensamiento inmediato: «Dios le ama, así que yo también». Esa realidad me ayuda a recuperar mi nobleza y a ver a los demás con respeto. 

También podría interesarte

¿Tus posesiones te poseen?
Vida

¿Tus posesiones te poseen?

¿Qué es el matrimonio?
Vida

¿Qué es el matrimonio?

Construyendo unidad familiar de adentro hacia afuera
Vida

Construyendo unidad familiar de adentro hacia afuera


Comentarios

characters remaining
x
x
Conecta con los Bahá'ís de tu área
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.