Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Vida

¿En qué idioma eliges orar?

Nasim Mansuri | Oct 26, 2020

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Nasim Mansuri | Oct 26, 2020

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Más de 60 millones de estadounidenses hablan más de un idioma, alternando entre ellos en casa, en el trabajo, en sus pensamientos e incluso en sus prácticas espirituales. Aproximadamente 41 millones de ellos son latinos que hablan inglés y español. Pero si eres bilingüe, ¿en qué idioma eliges orar?

Crecí en Paraguay, y fui a una escuela totalmente en español rodeada de compañeros que hablaban español. Solo hablaba inglés con mi familia nuclear, e incluso entonces era un hogar bilingüe, porque cambiábamos de idioma según la situación. En casa, orábamos y leíamos los escritos bahá’ís en ambos idiomas, y en todas las reuniones comunitarias espirituales ocurrían completamente en español.

Pero, extrañamente, siempre pienso en inglés. Puede que sea el resultado de pasar la mayor parte de mis años formativos leyendo ficción en inglés o interactuando con el internet en inglés, lo que solidificó ese idioma como el lenguaje de mi cerebro cuando estoy físicamente sola, alejada de situaciones sociales o académicas.

Al contar o hacer matemáticas, tengo que hacerlo en español. Algunas películas, como «Shrek», solo me resultan divertidas en español. Pero cuando estoy sola con mis pensamientos, estoy pensando en inglés. Y por lo tanto, cuando busco un libro de oraciones, tiendo a elegir uno en inglés.

Nasim y su mamá, Verónica, en su ciudad natal, Encarnación, Paraguay.

Tenía curiosidad por la experiencia de otras personas latinas que ahora viven en los Estados Unidos. ¿Cómo se ve afectada nuestra elección de idioma por el idioma con el que aprendimos sobre nuestra Fe por primera vez? ¿Nos sentimos cómodos con diferentes idiomas en diferentes situaciones? Y, como bahá’í, ¿cómo la Fe bahá’í sostiene y celebra nuestro bilingüismo, una habilidad que se está volviendo cada vez más valiosa en nuestro mundo en expansión?

Rubi Pacheco-Rivera, consultora de negocios en California, dice que la mayor parte de su educación fue en Filadelfia, con padres nacidos en Puerto Rico.

“Crecí en un hogar tradicional puertorriqueño que hablaba español, en un vecindario y una escuela que eran 90% puertorriqueños durante los primeros 12 años de mi vida”, dice Rubi. “Crecí escuchando música en español y comiendo comida puertorriqueña en casa. Si bien no recuerdo solo hablar español, rápidamente me convertí en bilingüe al ingresar al jardín de infantes».

Mientras aprendía inglés en la escuela, sus años de escuela secundaria solidificaron su orgullo por su herencia. Tomó español como materia y quedó fascinada con la artista mexicana Frida Kahlo. Hizo una especialización en literatura española en la universidad y viajó a México para estudiar en el extranjero, ¡y visitar la Casa Azul de Frida, por supuesto!

El viaje espiritual de Rubi que la llevó a la fe bahá’í comenzó hace 15 años. Su hermano Juan estaba saliendo con una bahá’í, con quien finalmente se casó.

“Soy una persona curiosa por naturaleza, así que comencé a investigar rápidamente: ¿Quiénes son los bahá’ís? ¿Qué celebran? ¿Debería comprarles regalos de Navidad? Agradezco a mi ahora cuñada Akia Pacheco por traer la fe bahá’í a nuestra familia «.

Se sintió particularmente atraída por el concepto de la libre investigación de la verdad, que anima a cada persona a buscar la verdad por sí misma. «¡Podía tomarme mi tiempo, leer y hacer tantas preguntas como quisiera sin tener prisa!», dice Rubi.

“Aunque mi primer idioma es el español, mi educación fue principalmente en inglés”, explica Rubi. “Por lo tanto, mis habilidades lingüísticas generales son más sólidas en inglés. Prefiero leer, escribir y memorizar en inglés». Pero hay una excepción a la regla: la música. «La música es algo con lo que tengo una conexión más fuerte y disfruto más en español».

Rubi disfrazada como Frida Khalo

Descubrí que esto es cierto para muchas personas, incluyendome a mi misma. Si bien tiendo a escuchar música principalmente en inglés en mi tiempo libre, recurro al español cuando busco un nivel más alto de emoción, ya sean las baladas románticas de mi adolescencia o los escritos bahá’ís cantados con hermosas melodías. Los escritos bahá’ís dicen: «En verdad, hemos hecho de la música una escala para vuestras almas, un medio por el cual puedan ascender al dominio de lo alto». De alguna manera, las canciones en español me parecen más íntimas y poderosas, tal vez porque el idioma me recuerda a mi hogar.

Lina Zapata-Boothby vive en Massachusetts, pero su ciudad natal es Medellín, Colombia. “Medellín es una ciudad hermosa, pero es un lugar donde si quieres algo hay que trabajar, esforzarse, tener dedicación y disciplina, porque hay muy pocas oportunidades”, me dice. “Cuando me mudé aquí y vi todas las oportunidades, seguí pensando lo mismo: es genial que tengamos todas estas oportunidades, pero tenemos que trabajar, hacer un esfuerzo, ser honestos y transparentes, y las cosas saldrán bien. Se trata de los valores que tenemos».

Ahora casada con su esposo Thomas, trae su herencia colombiana a su hogar al hablarles en español a sus dos hijos, cocinarles frijoles, sancocho y chicharrón, y enseñarles los valores de trabajo duro y dedicación con los que creció. Es la combinación de la educación estadounidense de Thomas y su educación colombiana – con los valores que ambos aportan – que hace de su hogar un ambiente tan amoroso y enriquecedor para sus hijos. Ilustran lo que dicen los escritos bahá’ís: «La diversidad en la familia humana debería ser causa de amor y armonía, como lo es en la música donde diferentes notas se funden logrando un acorde perfecto».

Lina y su esposo Thomas, junto a sus dos hijos.

Lina vio muchos de estos mismos valores reflejados en los escritos de la fe bahá’í, especialmente en lo que respecta a la diversidad y la celebración de muchos idiomas diferentes. Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la Fe bahá’í, comparó la raza humana con las flores de un jardín:

«Aunque son diferentes en tipo, color, forma y aspecto, sin embargo, por cuanto son refrescadas por las aguas de una sola fuente, son vivificadas por el soplo de una sola brisa, son vigorizadas por los rayos de un único sol, esta diversidad aumenta su encanto y realza su belleza. ¡Qué desagradable sería para la vista si todas las flores y plantas, todas las hojas y capullos, los frutos, las ramas y los árboles de ese jardín fueran todos de la misma forma y color! La diversidad de tonos, de forma y aspecto enriquece y adorna el jardín, y realza su efecto”.

Lina apreció cómo las reuniones de oración bahá’ís incorporaron muchas culturas y disfrutó al escuchar cómo se podía decir la misma oración en muchos idiomas diferentes. También le encantaba decir oraciones en español y escuchar a otros compartirlas en sus lenguas nativas.

“En casa, rezamos juntos oraciones en inglés para que Thomas pueda entender y, por supuesto, son hermosas”, dice. “Pero para que yo pueda entenderlas completamente y para que toquen mi corazón, tienen que estar en mi propio idioma. El español es definitivamente el idioma principal para mí cuando se trata de conexión espiritual».

Para Eugenio Marcano, profesor en Massachusetts, la música y la oración se convirtieron en una forma de conectar su herencia dominicana con su desarrollo espiritual, que comenzó en los Estados Unidos.

“Para mí, la fe bahá’í estaba toda en inglés. La aprendí, estudié, canté y enseñé, todo en inglés ”, explica. Creció en un hogar católico en la República Dominicana, donde todas las prácticas espirituales eran en español. “Fuimos a la iglesia, asistimos al catecismo, hicimos algunos de los rituales ‘requeridos’ en la iglesia, hasta que decidí que la religión no era lo mío, la ciencia sí”.

Como profesor de geografía y ciencias del suelo en una universidad local, rechazó la espiritualidad durante mucho tiempo. “Tomaría unos 20 años más en sentir el deseo de buscar algo de espiritualidad en mi vida”, dice Eugenio. “Después de explorar varias religiones y no estar de acuerdo con ninguna, llegué a la fe bahá’í, donde ¡la ciencia y la religión están en armonía! ¿¡Qué!? Este fue el punto principal que me había alejado de la mayoría de las otras religiones”.

Eugenio ha sido bahá’í durante 10 años. “La Fe también me ha mostrado que debo abordar el dualismo de la ciencia y la religión de una manera diferente”, dice. «Tenemos que reconocer la existencia de dos realidades, una espiritual y otra física, y cómo la religión y la ciencia tratan con sus propios reinos».

eugenio and ramona
Eugenio y su esposa, Ramona

Pero al igual que con sus estudios profesionales, estudió la Fe bahá’í completamente en inglés. No fue hasta 2016, cuando la Casa de Adoración bahá’í recién construida en Chile transmitió sus ceremonias de apertura al mundo, que estuvo expuesto a las vibrantes canciones y oraciones que existen en español.

“Mi cultura es una cultura feliz y de brazos abiertos”, dice Eugenio. “Nuestra música es una música alegre… Me alegré mucho escuchando la transmisión: las canciones, las historias, las oraciones. Era como si estuviera descubriendo una nueva versión de la Fe bahá’í «.

Desde entonces, Eugenio ha comenzado a leer oraciones y escritos sagrados en español para conectarse con su lengua materna y, como músico, para aprender algunas canciones inspiradas en los escritos bahá’ís en español. La pandemia también le ha brindado la oportunidad única de participar en eventos en línea. “Participo en un devocional en Santo Domingo, RD, en español, por supuesto, para obligarme a leer más en español”.

Para Rubi, Lina, Eugenio y para mí, como muchos otros latinos de diferentes orígenes religiosos, nuestro bilingüismo es una forma única de conectarnos con nuestra cultura a través de nuestras prácticas espirituales. La oración no sólo nos conecta con Dios; también nos recuerda nuestra herencia y la hermosa diversidad lingüística que tenemos a nuestra disposición.

“Ser bilingüe me ha permitido buscar un mejor significado a los escritos”, explica Eugenio. “Ambos lenguajes tienen diferentes formas de expresar ideas. El inglés es muy directo y sencillo, el español es más lírico y expresivo, por lo tanto, necesitas más palabras para decir lo mismo que podrías decir en inglés en pocas palabras. Poder comunicarse tanto en inglés como en español es una bendición «.

También podría interesarte

Vida

¿Cuál es el propósito de nuestras vidas?

Vida

Necesitamos amigos, pero ¿cómo elegimos a los correctos?

Vida

Cómo la procrastinación afecta nuestra salud espiritual


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.