Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

La magia y la realidad de la intuición

Kathy Roman | Nov 12, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Kathy Roman | Nov 12, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Sigues tu intuición? Todos la tenemos, pero muchas personas no siguen sus sentimientos más íntimos.

El diccionario define la intuición como «La capacidad de comprender algo inmediatamente, sin necesidad de razonamiento consciente» y como «Algo que uno sabe o considera probable por un sentimiento instintivo más que por un razonamiento consciente».

Para mí, la intuición pura siempre proporciona una guía pura. Como la intuición está tan infrautilizada, su expresión sigue siendo incipiente, pero creo que todos tenemos el poder de aprovecharla.

Ser consciente de nuestro estado emocional tiene un gran impacto en la cantidad de intuición que permitimos. Los pensamientos que se sienten puros y buenos pueden llevarnos en la dirección correcta, y los pensamientos que se sienten adversos a menudo no se alinean con la verdad. Si creemos en la aparente magia de la intuición, acabaremos viendo su realidad.

Históricamente, las mujeres han aceptado y utilizado mejor sus poderes intuitivos, sin embargo, a medida que seguimos evolucionando como planeta, las enseñanzas bahá’ís dicen que los hombres empezarán a reclamar esta cualidad espiritual como propia, cuando la igualdad de hombres y mujeres dé lugar a una civilización «más equilibrada». En «Star of the West», Abdu’l-Bahá, el hijo del profeta y fundador de la fe bahá’í, Bahá’u’lláh, escribió:

El mundo del pasado ha sido gobernado por la fuerza, y el hombre ha dominado a la mujer debido a sus cualidades más potentes y agresivas, tanto físicas como mentales. Pero el equilibrio está variando, la fuerza está perdiendo su dominio, y la viveza mental, la intuición y las cualidades espirituales de amor y servicio, en las que la mujer es fuerte, están ganando en poder. En adelante tendremos una época menos masculina y más influida con ideales femeninos, o, para explicarnos más exactamente, será una época en la que los elementos masculinos y los femeninos de la civilización estarán más equilibrados.

En mi búsqueda por atraer una mayor intuición a mi vida, solo tengo que observar a mi hija Julia. Cuando era demasiado pequeña para hablar, me di cuenta de que era muy intuitiva, como muchos niños pequeños. Cuando era pequeña, le gustaba cepillarme el pelo. Un día, mientras estaba sentada en el suelo viendo la televisión con Julia, pensé: «Me encantaría que Julia fuera por el cepillo y me cepillara el pelo ahora mismo». Inmediatamente Julia se levantó, fue al dormitorio, cogió un cepillo y procedió a cepillarme el pelo. Desde ese día me he deleitado con las numerosas manifestaciones de su intuición. Este conocimiento espiritual de ella no se limitaba a las personas, sino a todos los seres vivos.

Estar en sintonía con nuestra guía interior puede resultar verdaderamente mágico desde el punto de vista materialista, pero cuando ocurre repetidamente resulta difícil de negar. Sin embargo, muchas veces, si no lo hubiera visto con mis propios ojos, me costaría creerlo.

Por ejemplo, hace unos días, mi hija Julia llegó a casa de su trabajo como profesora. Mientras hablaba de su día, la vi abrir su lonchera y sacar una bolsa congelada. En ella había una mosca, ahí sentada. Vi cómo sacaba la bolsa helada y el insecto salía volando. Mientras intentaba comprender lo que acababa de ver, mi hija me contó lo que le había ocurrido ese mismo día.

«Hoy estaba en una sala de conferencias, mamá, y me di cuenta de que había una mosca en la sala. Estaba atrapada porque todas las ventanas estaban cerradas, así como la puerta, y no había forma de que se liberara. Me sentí mal y voló y se sentó justo delante de mí. Le envié pensamientos cariñosos, le deseé lo mejor a la pequeña criatura y luego seguí con mi día y me olvidé de ella. De alguna manera, se metió en la mochila del almuerzo y sobrevivió el resto del día y el viaje de vuelta a casa, hasta que abrí la mochila y la encontré dentro».

Las dos nos miramos con asombro. ¿Era realmente posible que los pensamientos cariñosos de mi hija se engancharan a este pequeño insecto lo suficiente como para que fuera atraído intuitivamente a encontrar seguridad en su cuidado? ¿O fue la intención intuitiva de mi hija la que transportó a la pequeña mosca a un lugar seguro? En cualquier caso, la intención y la oración de mi hija por la mosca se hicieron realidad y la pequeña criatura se salvó. Mucha gente pensaría que es una tontería preocuparse por una simple mosca, pero a mi hija, criada como bahá’í, siempre se le ha enseñado a tener el máximo amor y respeto por todas las criaturas vivas. En los escritos bahá’ís se nos dice que toda vida es sagrada:

En breve, no sólo a sus semejantes deben tratar con misericordia y compasión los amados de Dios, sino que deben mostrar la mayor bondad hacia toda criatura viviente.

No le hagáis daño, si no es necesario, ni a la serpiente que se arrastra por la tierra; cuánto menos lesionéis a un ser humano. Y si es posible, no alarméis a una hormiga siquiera ni menos aún perjudiquéis a un hermano.

Desde que era adolescente me ha fascinado el tema de la intuición, que siempre me ha parecido mágica y de otro mundo. Un día tuve una conversación con una querida amiga sobre el tema. Mi encantadora y anciana amiga llamada Ramona Brown tuvo el privilegio de pasar muchas ocasiones conversando con Abdu’l-Bahá sobre una variedad de temas. En una de esas ocasiones surgió el tema de la intuición y él le dijo, como se relata en «Memories of Abdu’l-Bahá»:

Tenéis intuición. Debéis seguirla siempre, porque cuando la seguís, esta aumenta y se vuelve más clara. Solo unos pocos poseen este don. Es como el tintineo de las campanas, un sexto sentido, como la voz de Dios que habla. Cuanto más se sigue la intuición, más aumenta. – Abdu’l-Bahá, citado por Ramona Allen Brown en Memories of Abdu’l-Bahá. [Traducción provisional por Oriana Vento]

Entonces, ¿cómo desarrollamos esta maravillosa cualidad espiritual de la intuición? Tal vez sea necesario aprender a equilibrar nuestro intelecto con lo que dice nuestro corazón, y escuchar atentamente esa pequeña y tranquila voz del alma que todos llevamos dentro.

La intuición surge cuando escuchamos las indicaciones de los guías invisibles y amorosos que nos rodean. Confiar cuando algo se siente bien, y seguir nuestra guía emocional como un camino seguro, puede ayudarnos a alcanzar nuestras metas espirituales. Incluso me atrevería a decir que cuanto más nos pongamos en contacto con la guía pura de nuestro ser interior a través de la oración sincera, la meditación constante y la reflexión sincera, más podremos escuchar ese mágico «sonido de campanitas».

También podría interesarte

Espiritualidad

¿Podremos llegar a entender al Creador?

Espiritualidad

Una mirada desde dos mundos: el significado de la unidad

Espiritualidad

La naturaleza oculta de la vida después de la muerte


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.