Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Cultura

Lo que un taller para escritores adolescentes me enseñó acerca de la comunidad

Nasim Mansuri | Sep 14, 2020

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Nasim Mansuri | Sep 14, 2020

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

En el verano de 2019, mi amiga Hope Krummell y yo nos inspiramos por una idea de los escritos bahá’ís: que mientras trabajamos por hacer del mundo un lugar mejor, «amanecerá una nueva era en el arte y la literatura«.

Decidimos explorar cómo será la literatura de esa nueva y mejorada era – y averiguar cómo los jóvenes escritores pueden desarrollar sus habilidades de escritura para responder a los desafíos de hoy. Así es como empezamos el Young Writers’ Endeavor, un taller de escritura de inspiración bahá’í para jóvenes con edades comprendidas entre los 12 y los 18 años.

El primer año, nuestro taller atrajo a un grupo pequeño pero maravillosamente dinámico, y nos inspiramos tanto con sus artículos, poemas y cuentos que decidimos que debíamos convertirlo en un evento anual. En julio, concluimos nuestro segundo taller. Este año tuvimos más de 30 participantes de países de cuatro continentes – incluyendo jóvenes de los Estados Unidos, Ecuador, Kenya y Camboya. Sabíamos desde el primer año que las habilidades de los participantes crecerían. Esto es lo que aprendimos.

Expandiendo nuestro concepto de la escritura

Cinco facilitadores conforman nuestro equipo de organizadores: Hope, Jackson Joplin, Nura Scoggin, Raji Scoggin y yo. Tuvimos la suerte de aprender de la sabiduría de una pequeña cohorte de escritores, poetas y artistas profesionales bahá’ís que nos ofrecieron su conocimiento y estímulo.

Al esbozar el contenido de las tres semanas del taller, sabíamos que queríamos familiarizar a los participantes con géneros de escritura específicos y las habilidades que requieren, mientras también explorábamos los valores espirituales que se encuentran en el corazón de nuestro trabajo.

Nuestro taller de 2020 se centró en tres géneros: poesía, cómics e historias cortas. También nos inspiramos en tres temas que aparecen con frecuencia en los Escritos bahaís, y que figuran en gran medida en los materiales de empoderamiento espiritual para los jóvenes de 11 a 15 años: «usar el arte para el mejoramiento del mundo«, «el talento y el poder de la expresión» y «la colaboración y la participación universal«.

Buscamos fomentar un entorno de colaboración a través de estos temas en los que la escritura es vista como una herramienta que puede contribuir al mejoramiento de la sociedad en lugar de ser sólo un hobby solitario, como tan a menudo se representa en la cultura pop. Queríamos animar a los jóvenes autores a que se dediquen a escribir en serio y se sientan más cómodos en la industria, todo ello mientras utilizan un lenguaje para inspirar, motivar y llevar conocimiento a los demás – ya sea a través de poemas sobre justicia social, historias cortas acerca del auto-descubrimiento, o un cómic sobre los extraterrestres!

Construyendo una comunidad de jóvenes escritores

Otra de las principales motivaciones que tuvimos al iniciar este taller fue construir una comunidad de jóvenes escritores. Su trabajo reflejaba la diversidad de sus contextos, edades e ideas. Pero también encontramos muchos temas unificadores en lo que crearon, muchos de los cuales reflejan el momento único que estamos experimentando a nivel mundial en 2020. La unidad racial y la pandemia del COVID-19 fueron temas particularmente destacados este año, reflejando las muchas conversaciones y pensamientos que los jóvenes están teniendo acerca de los problemas

que enfrentamos como civilización mundial. Pero eso no quiere decir que no haya habido una pizca de magia en todo esto: ¡los dragones y los animales que hablan hicieron múltiples apariciones en estas obras!

Nuestras diferentes zonas horarias nos obligaron a reunirnos a horas inusuales – para algunos, eso significaba participar a la 1 a.m., ¡llevando a algunos chicos de 12 años a quedarse despiertos más allá de la medianoche por primera vez en sus vidas! Sin embargo, sus familias fueron increíblemente comprensivas y alentadoras, y a algunas veces los padres o tutores acompañaron a sus hijos durante las diferentes tareas del taller. Con su apoyo, los jóvenes escritores estuvieron a la altura del desafío: a pesar de las zonas horarias extremas y los diferentes niveles de fluidez de su inglés, aportaron un inspirador sentido de motivación y ánimo mutuo al grupo que nos conmovió profundamente. Como facilitadores, comenzamos a ver las verdaderas implicaciones de un ambiente de colaboración y creatividad que empezaba a materializarse ante nosotros.

Una semana después de iniciado el taller, un grupo de chicos de 12 años organizó una fiesta de cumpleaños para uno de sus nuevos amigos a través de Zoom, ya que todos ellos permanecían encerrados debido a la pandemia. Los participantes invitaron a sus amigos a otras actividades de Zoom que estaban organizando, como reuniones de oración, y muchos aportaron hermosas canciones y lecturas en sus lenguas nativas a nuestra llamada de despedida de Zoom.

Desde el final del «Young Writers’ Endeavor», dos muchachos de 13 años han reunido a un grupo de jóvenes poetas en un club semanal de poesía bellamente estructurado. Algunos jóvenes escritores de habla hispana han comenzado a explorar la idea de traducir algunas de las obras creadas. Y otro participante tiene planes de iniciar un taller propio en torno a otra forma de arte, viendo el potencial en la creación de este tipo de espacios en todos los campos.

Las implicaciones de crear espacios como estos, donde las mentes jóvenes puedan reunirse, explorar conceptos espirituales profundos y desarrollar nuevas habilidades de escritura sin temor, parecen ser interminables. Y estamos comenzando a darnos cuenta de que realmente no hay límite para lo que un pequeño grupo de jóvenes motivados puede hacer.

Desarrollando nuestra capacidad para crecer

Al ver lo que los jóvenes escritores pueden hacer, también nos ha mostrado lo mucho que tenemos que esforzarnos para estar a su nivel. Para los facilitadores, fue un desafío equilibrar el taller y el trabajo que requieren estos primeros años de nuestras respectivas carreras de escritura, ingeniería, educación, psicología y música, así como las muchas demandas de las actividades de construcción de comunidad de nuestros barrios repartidos por toda América.

Se necesitaron muchas noches y mucha comunicación. Aprendimos a aprovechar mejor la sabiduría de los profesionales que conocíamos, usando el tiempo y las habilidades de todos de manera más efectiva. Aprendimos a utilizar mejor una variedad de herramientas en línea que facilitan las cosas para todos. Y nuestra propia comprensión de las artes y su papel en la sociedad evolucionó – así como nuestra comprensión de nuestro papel en la creación de un espacio para los jóvenes artistas.

No nos vemos como expertos en escritura, porque no lo somos – somos jóvenes inspirados por los Escritos Bahá’ís y por el poder que tienen para cambiar el mundo, y nos encanta la escritura y las artes. Si bien nuestro papel como facilitadores significa que servimos como guías y promotores de estos jóvenes escritores (tanto durante el taller como para cualquier proyecto de escritura que tengan fuera de él), también son nuestros compañeros y colegas – personas cuya escritura nos mueve e inspira, y de quienes nos inspiramos cuando escribimos y servimos. Juntos, tenemos la esperanza de modelar el mundo del futuro tanto a través de nuestra escritura como de nuestro servicio.

Aprendimos que este tipo de esfuerzos – los pequeños que provienen de la iniciativa individual, que parten de un sueño y una cantidad cegadora de potencial – son los que más nos ayudan a crecer. Nos muestran lo asombroso que es el potencial humano, y cuánto más necesitamos crecer para alcanzarlo.

Para ver el trabajo creado por los participantes del 2020 Young Writers’ Endeavor, visita nuestra página web en youngwriters.online o síguenos en Instagram. Antes del taller del próximo año, publicaremos semanalmente cómics, poemas o historias cortas, junto con oportunidades de escritura y consejos para jóvenes escritores.

Si desea involucrarse en el futuro, ya sea como participante, padre o colaborador, por favor envíenos un mensaje. Nos encantaría escucharte. Juntos, estamos empezando a ver los destellos de esa nueva era de la literatura – y es una experiencia emocionante.

También podría interesarte

Cultura

"¿Cómo puedo ayudar?" 5 formas prácticas de servir durante el COVID-19

Cultura

Hey, humanos: ¿Tenemos algún plan?

Cultura

¿Por qué tenemos una epidemia de soledad?


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.