Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Justicia

Los grandes héroes de la paz

David Langness | Sep 3, 2021

PARTE 2 IN SERIES Cómo llevar una vida heroica

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
David Langness | Sep 3, 2021

PARTE 2 IN SERIES Cómo llevar una vida heroica

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

La mayoría de nosotros conocemos los nombres de muchos maestros de la guerra: Patton, Sherman, MacArthur, Marshall, Grant. Pero he aquí una prueba sorpresa: ¿podrías decir el mismo número de defensores y promotores de la paz?

Es posible que le vengan a la mente inmediatamente héroes de la paz tan conocidos como Emma Goldman, Albert Einstein, Susan B. Anthony, León Tolstoi o el reverendo Dr. Martin Luther King, Jr. Pero si quieres ampliar ese pequeño grupo relativamente conocido, Wikipedia ofrece un compendio bastante completo -y muy inspirador- de muchos otros activistas y defensores de la paz aquí.

Las personas abnegadas que figuran en esa extensa lista, y muchas, muchas más que no se nombran, han dedicado toda su vida a construir un mundo pacífico y a librar a la humanidad del terrible azote de la guerra. Han tratado de conferir vida a la humanidad, no de quitársela.

Pero más allá de la maravillosa y sincera labor que estos activistas por la paz, con o sin nombre, han intentado llevar a cabo, quizás deberíamos elevar nuestra visión hacia otro grupo de heroicos pacificadores que han hecho más que ningún otro por promover el amor y la unidad entre los seres humanos: los profetas y mensajeros divinos, los fundadores de las grandes religiones del mundo.

El Buda Gautama comenzó a enseñar la paz en la India en el año 500 a.C., más o menos, y aún hoy la gran mayoría de sus millones de seguidores siguen tratando de adherirse a esos principios de paz.

Abraham y Moisés, los principales fundadores del judaísmo, enseñaron a los judíos a practicar la paz.

Jesucristo instruyó a sus seguidores en la compasión y la paz; en el Sermón de la Montaña dijo: «Bienaventurados los pacificadores, porque serán llamados hijos de Dios.»

En el Corán, versículo 2:190, Muhammad proscribió la guerra agresiva y de ataque: «Y luchad en el camino de Dios con los que luchan con vosotros, pero no agredáis: Dios no ama a los agresores».

En la revelación bahá’í, Bahá’u’lláh proscribió completamente la guerra santa y prohibió a los bahá’ís matar: «Sabed que morir en el camino de la buena voluntad [de Dios] es mejor para vosotros que matar». [Traducción provisional por Oriana Vento]

Esta larga progresión de enseñanzas espirituales pacíficas, que se extiende como una veta de oro puro a través de la mayoría de las principales religiones del mundo, ha impulsado a miles de millones de seres humanos a trabajar para resolver pacíficamente los conflictos individuales, tribales, regionales y nacionales. Ha inspirado a los defensores de la paz a lo largo de la historia. Ha liberado una infusión de energía moral en la humanidad destinada a hacer de la paz una realidad duradera.

Héroes de la resignación y el desapego

En su Libro de la Certeza, Bahá’u’lláh llama a los profetas y mensajeros que fundaron las grandes religiones del mundo «estos héroes en el campo de la resignación y el desprendimiento».

RELACIONADO: Hablemos de héroes y heroísmo

¿Por qué fueron resignados y desprendidos? Bueno, como la historia nos muestra claramente, durante sus vidas cada uno de esos fundadores de religiones enfrentó una enorme oposición. Encarcelados, torturados, exiliados e incluso condenados a muerte, soportaron el desprecio, el trato duro y la persecución, pero en lugar de reaccionar recíprocamente, manifestaron amor y respondieron heroicamente. En un discurso que ofreció en 1913 en Stuttgart, Alemania, Abdu’l-Bahá dijo:

Todos los profetas han aparecido con el fin de enseñar la unidad de la humanidad. Cuánto sufrimiento tuvieron que soportar estos profetas para desplegar esta iluminación entre los hombres. Su Santidad Jesucristo ofreció su vida. Soportó la mayor humillación; su cabeza fue coronada con una corona de espinas. Soportó todo para que el mundo volviera a unirse y para que Él pudiera unir los corazones de los hombres a través de su amor. [Traducción provisional]

Estos grandes mensajeros -Krishna, Moisés, Abraham, Buda, Cristo, Muhammad y, más recientemente, el Bab y Bahá’u’lláh- pasaron por pruebas y sufrimientos por promulgar sus mensajes de amor, compasión y bondad. Por alguna extraña e históricamente coherente razón, la humanidad desprecia y persigue a quienes vienen a traernos paz. Abdu’l-Bahá, en una charla dada en la Iglesia Unitaria de Todas las Almas en la ciudad de Nueva York el 14 de julio de 1912, dijo:

Considerad cómo todos los profetas de Dios fueron perseguidos y qué opresión experimentaron. Jesucristo soportó el sufrimiento y aceptó el martirio en la cruz para convocar a la humanidad a la unidad y el amor. ¿Qué sacrifico puede ser mayor? Él trajo al mundo la religión del amor y el compañerismo. ¿Haremos uso de ella para crear discordia, violencia y odio entre la raza humana?

Moisés fue perseguido y expulsado al desierto Abraham fue exiliado, Muhammad buscaba refugio en cuevas, el Báb fue asesinado y Bahá’u’lláh fue exiliado y encarcelado durante cuarenta años. Aun así, todos Ellos desearon el compañerismo y el amor entre los hombres. Soportaron calamidades, sufrieron persecución y muerte por amor a nosotros para que pudiéramos aprender a amarnos los unos a los otros y estuviésemos unidos y asociados en vez de ser discordantes y diferir.

Estos mensajeros, verdaderos héroes de la humanidad, nos piden que sigamos su ejemplo y trabajemos por un mundo en paz.

También podría interesarte

Justicia

¿Qué deben hacer los países ricos con los refugiados y los inmigrantes?

Justicia

Afganistán y el perdón después de la guerra

Justicia

¿El orden prevaleciente? Lamentablemente defectuoso


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.