Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá‘í. El sitio web oficial de la Fe Bahá‘í es Bahai.org. El sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.
¿Quiero ser bahá'í?
Historia

Observando la Ascensión de Bahá’u’lláh

From the Editors | May 28, 2023

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
From the Editors | May 28, 2023

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

Las principales religiones del mundo –aquellas que prolongaron su vida, geografía e influencia mucho después de la muerte de sus fundadores- se pueden contar con los dedos de las dos manos.

He aquí una breve lista: 

  • El hinduismo, que ha perdurado durante miles de años
  • El judaísmo, la más antigua de las religiones abrahámicas
  • El budismo, la mayor religión del Oriente mundial
  • El zoroastrismo, que ha disminuido recientemente pero prosperó en el pasado
  • El cristianismo, la religión más grande y extendida del mundo
  • El islamismo, con trece siglos de antigüedad y aún en expansión
  • La Fe bahá’í, que sólo tiene ciento ochenta años, pero es la segunda religión más extendida del mundo

Por supuesto, hay más religiones que estas –muchas más–, pero este grupo representa a las que triunfaron en todo el mundo, trascendieron sus orígenes culturales y geográficos, se extendieron por muchas culturas y generaron un gran número de seguidores tras la muerte de sus profetas.

Cada una de estas religiones ha sobrevivido a la prueba del tiempo.

Todas se han extendido más allá de su punto de origen. Todas han desarrollado instituciones. Todas tienen una rica historia escrita. Todas ellas han atraído a millones de seguidores de diversos lugares y procedencias.

RELACIONADO: Leyendo las grandes enseñanzas espirituales de cada fe

En conjunto, cuentan con casi el 80% de la población mundial como seguidores, adeptos y creyentes.

Cuando sus fundadores partieron al otro mundo, a menudo como resultado de la violenta oposición que sus enseñanzas radicales generaron en un principio entre las culturas predominantes en las que aparecieron, las religiones que crearon lucharon por mantenerse vivas. 

Perseguidos, incomprendidos, exiliados, torturados y encarcelados, los primeros judíos, budistas, cristianos, musulmanes y bahá’ís sufrieron enormemente y murieron en masa por sus creencias. Gobiernos enteros y órdenes clericales intentaron exterminarlos. Expulsados de sus sociedades, se preguntaban, en sus momentos de mayor debilidad, si sus nuevas creencias sobrevivirían a la avalancha de persecución y odio a la que se enfrentaban.

Esa misma dinámica se aplicó cuando el fundador de la Fe bahá’í, Bahá’u’lláh, falleció en 1892.

Bahá’u’lláh, perseguido, exiliado, encarcelado y torturado repetidamente por sus enseñanzas progresistas; obligado a abandonar Persia por su gobierno y su clero y desterrado sucesivamente a Bagdad en 1852; luego de Bagdad a Constantinopla en 1863; después a Adrianópolis (actual Estambul) en 1867; y finalmente a la ciudad-prisión de Akka en Palestina (actual Israel) más tarde en 1867; en última instancia pasó cuarenta años como prisionero de conciencia. No cometió ningún delito, pero sufrió enormemente por enseñar una nueva Fe con principios nuevos y progresistas: la investigación independiente de la verdad, la unidad de todas las religiones, la unicidad de Dios y la humanidad, la igualdad de hombres y mujeres, el acuerdo de ciencia y religión, el establecimiento de una lengua auxiliar universal y un sistema global de gobierno democrático que estableciera e impusiera una paz mundial.

Estas ideas desafiantes provocaron que las autoridades persas y otomanas sometieran a Bahá’u’lláh a cuatro décadas de castigos crueles e insólitos. La nueva Fe de Bahá’u’lláh desafiaba audazmente las ortodoxias y las estructuras de poder, así como la corrupción endémica de los órdenes gubernamentales, sociales y religiosos existentes en todo el planeta.

Las enseñanzas bahá’ís nos dicen que Bahá’u’lláh sufrió este terrible trato, como todos los profetas y mensajeros de Dios han sufrido persecución, como sacrificio por toda la humanidad.  En un discurso que pronunció en Nueva York en 1912, Abdu’l-Bahá explicó que Bahá’u’lláh:

…soportó todas estas ordalías y calamidades para que nuestros corazones se vuelvan encendidos y radiantes, nuestros espíritus sean glorificados, nuestras faltas se conviertan en virtudes, nuestra ignorancia se transforme en conocimiento. Para que logremos los frutos reales de la humanidad y obtengamos gracias celestiales; para que aunque peregrinos sobre la tierra, recorramos el camino del reino celestial, y aunque pobres y necesitados, podamos recibir los tesoros de la vida eterna. Por esto Él ha soportado estas dificultades y aflicciones.

Los bahá’ís de algunas partes del mundo siguen sufriendo persecución religiosa, pero ese tipo de presión jamás podrá disuadir las fuertes convicciones espirituales internas. A pesar de las continuas campañas patrocinadas por los gobiernos contra los bahá’ís, y a pesar del fallecimiento de Bahá’u’lláh, la Fe bahá’í sigue creciendo, desarrollándose y prosperando en todo el planeta.

RELACIONADO: ¿Qué saben los profetas y cómo lo saben?

Las enseñanzas de Bahá’u’lláh hacen hincapié en la paz, la unidad y la armonía entre todas las personas. Han inspirado a millones de personas en todo el mundo y, como resultado, la Fe que Bahá’u’lláh reveló hace tanto tiempo se ha unido al panteón de las principales religiones del mundo.

Esta noche a las 3:00 a.m. los bahá’ís de todo el mundo observarán y conmemorarán el aniversario del fallecimiento de Bahá’u’lláh. En estas ocasiones solemnes y de oración, llenas de contemplación meditativa, los bahá’ís de todo el mundo reflexionarán sobre las poderosas enseñanzas de esta Fe global relativamente nueva y recordarán los sacrificios extremos que requirió llevar su mensaje de unidad a la humanidad. Bahá’u’lláh dijo: «Ante mi vista, lo más amado de todas las cosas es la justicia…».  Los bahá’ís y sus amigos recordarán ese poderoso mandato cuando se reúnan para conmemorar el fallecimiento de Bahá’u’lláh. En memoria de Bahá’u’lláh, y para honrar las nuevas enseñanzas de su revelación, los bahá’ís instan a toda la humanidad a abogar por todos aquellos que sufren injusticia.

También podría interesarte

El venerado símbolo del movimiento de emancipación de la mujer
Historia

El venerado símbolo del movimiento de emancipación de la mujer

Nunca impedirán la emancipación de la mujer
Historia

Nunca impedirán la emancipación de la mujer

Defensores de la unidad: Abdu’l-Bahá y el rabino J. Leonard Levy
Historia

Defensores de la unidad: Abdu’l-Bahá y el rabino J. Leonard Levy


Comentarios

characters remaining
x
x
Conecta con los Bahá'ís de tu área
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.