Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

Sueños proféticos: Entendiendo su significado

Radiance Talley | Ago 23, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Radiance Talley | Ago 23, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

El mundo de los sueños siempre me ha encantado. Cada vez que pongo la cabeza sobre la almohada, me entusiasma el viaje que emprenderé, las personas que conoceré y las ideas con las que me despertaré.

Es increíble lo lejos que podemos viajar y la cantidad de recuerdos que podemos crear sin mover un músculo ni pestañear.

A lo largo de mi vida, he tenido diferentes tipos de sueños, incluidos aquellos que son confusos y requieren una interpretación. Pero los sueños proféticos que he tenido son los más profundos y significativos de todos.

Definiendo los sueños proféticos

Merriam Webster define profético como «relacionado con, o característico de un profeta o profecía» o «que predice eventos». Por lo tanto, nuestros sueños son proféticos si tienen que ver con un profeta o si nos permiten vislumbrar el futuro.

Abdu’l-Bahá, el intérprete autorizado de los escritos bahá’ís y el hijo de Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la fe bahá’í, habló de lo común que es que la gente tenga sueños que pronostiquen acontecimientos futuros. Dijo:

¡Cuántas veces ocurre que el espíritu tiene un sueño mientras está dormido, y su significado se materializa con exactitud dos años después!… Estando despierto, el ojo solo ve una distancia corta, pero en el dominio de los sueños alguien que está en el Oriente puede ver el Occidente. Estando despierto, ve solo el presente; en el sueño, ve el futuro.

Muchas figuras históricas de la fe bahá’í tuvieron sueños tan vívidos y fascinantes que profetizaron momentos importantes de sus vidas.

Un sueño profético sobre un futuro esposo

El Báb, precursor de Bahá’u’lláh, fue una figura central de la fe bahá’í. Nació en 1819 en Shiraz, Persia (actual Irán). Antes de que el Báb se casara con su esposa, Khadijih Bagum, a la edad de 23 años, ella tuvo un sueño profético de que el Báb sería su futuro marido.

Khadijih era una de tres hermanas, y los matrimonios concertados eran comunes en aquella época. Contó que una noche soñó que la madre del Báb iba a su casa, esperando que Khadjih o una de sus hermanas se casara con su hijo.

Dijo: «Mis hermanas y yo la recibimos con afecto y cortesía. Cuando se sentó, nos miró atentamente, luego se levantó de su asiento, se acercó y me besó en la frente. En el mundo de los sueños sentí que estaba muy complacida con mi aspecto y que yo era su favorita».

Cuando Khadijih se despertó a la mañana siguiente, se sintió ligera y alegre. Sorprendentemente, esa tarde, la madre del Báb llegó a su casa.

«Con mis hermanas fuimos a recibirla y, para mi sorpresa, tal y como había visto en mi sueño, dejó su asiento, vino sonriendo hacia mí, me besó la frente y me abrazó», dijo Khadijih.

«Después de una conversación general, se marchó. Mi hermana mayor me susurró al oído que había venido a pedir mi mano para su hijo. Le contesté: ‘Qué suerte tengo’. Entonces relaté mi sueño de la noche anterior diciendo que la realización de este sueño había traído a mi corazón una gran felicidad».

El significado de un sueño profético sobre un león

Khadijih y el Báb pronto se enamoraron y se casaron. Pero después de casarse, Khadijih «soñó con un temible león que la arrastraba por el patio dos veces y media, con las manos alrededor del cuello».

Se despertó asustada y temblorosa y le contó a su esposo lo que había soñado. El Báb comprendió el significado de este sueño y le dijo que éste profetizaba que su vida juntos solo duraría dos años y medio.

El Báb y su esposa soportaron un sufrimiento extremo y persecución religiosa porque el Báb anunció en 1844 que había recibido una revelación de Dios. Compartió que la humanidad había entrado en una nueva era en la que toda la raza humana se unificaría y surgiría una civilización material y espiritualmente próspera. Su misión era preparar a la gente para la venida de Bahá’u’lláh, a quien se refería como «Aquel a quien Dios hará manifiesto».

Cómo entender las visiones y los sueños sobre los profetas

Abdu’l-Bahá habló de lo poderosas y significativas que son las «visiones de los Profetas». Se refirió a ellas como descubrimientos espirituales que tienen «inspiración celestial».

Explicó:

Por tanto, está claro que el espíritu tiene percepciones extraordinarias que no pasan por los órganos de los cinco sentidos, como los ojos y los oídos.

Y, con respecto a las comprensiones espirituales y revelaciones interiores, existe entre las almas espirituales una unidad que sobrepasa toda imaginación y comparación, y una comunión que trasciende el tiempo y el espacio.

Así, por ejemplo, cuando en el Evangelio se dice que Moisés y Elías vinieron hasta Cristo en el Monte Tabor, está claro que no se trató de una comunicación material, sino de una condición espiritual que se ha expresado como un encuentro físico.

Tahirih era una de estas almas espirituales que oraba, ayunaba y practicaba disciplinas religiosas cada día. Una noche, tuvo un sueño profético, o una visión, del Báb antes de que éste declarara que era enviado de Dios.

Fue alrededor de la hora del amanecer cuando «recostó su cabeza en la almohada, perdió toda conciencia de esta vida terrenal y soñó» con un joven «que llevaba una capa negra y un turbante verde». En su visión, él «se le apareció en los cielos; estaba de pie en el aire, recitando versos y orando con las manos levantadas».

Tahirih memorizó inmediatamente uno de esos versos y lo escribió rápidamente en su cuaderno después de despertarse. Abdu’l-Bahá dijo:

Cuando ya el Báb había declarado su Misión y su primer libro, La mejor de las historias, estaba en circulación, Táhirih estaba un día leyendo parte del texto y fue a dar con aquel mismo verso que había apuntado del sueño. Ofreciendo gracias al instante, cayó de rodillas e inclinó la cabeza hasta el suelo, convencida de que el Mensaje del Báb era verdad.

En un mundo lleno de caos y confusión, los sueños proféticos pueden darnos claridad, certeza y orientación. Son un verdadero regalo de Dios, ya que nos inspiran sobre oportunidades emocionantes, nos advierten sobre posibles tragedias o nos conducen a descubrimientos que cambian la vida.

Si eres un soñador profético, quizá quieras tener cerca un diario de sueños. Nunca se sabe qué acontecimientos soñados ocurrirán en tu vida años, meses o incluso días después.

También podría interesarte

Espiritualidad

Construyendo una comunidad en busca de curación y armonía racial

Espiritualidad

Esa sensación que tienes cuando tu corazón está en llamas

Espiritualidad

Las 4 formas de adquirir conocimiento según las enseñanzas bahá'ís


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.