Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá‘í. El sitio web oficial de la Fe Bahá‘í es Bahai.org. El sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.
¿Quiero ser bahá'í?
Justicia

En busca de refugio espiritual: ¿dónde puedo estar a salvo?

Patricia O'Connor | Nov 9, 2023

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Patricia O'Connor | Nov 9, 2023

Las opiniones expresadas en nuestro contenido pertenecen al autor únicamente, y no representan puntos de vista de autoridad en la Fe Bahá’í.

Vivimos en un mundo desequilibrado. Son tiempos aterradores y la vida no es fácil. En medio de la incesante avalancha de desastres y catástrofes, ¿dónde podemos encontrar seguridad y refugio?

El cambio climático produce sistemáticamente «acontecimientos históricos»: incendios, huracanes, tornados, sequías, inundaciones. Aumentan los actos de violencia aleatorios, mientras disminuye la confianza en la capacidad de las fuerzas del orden para mantener el orden y la justicia. El malestar político aumenta y los sistemas económicos se ven amenazados. La escala y la constancia de la catástrofe global y el estrés son implacables.

He encontrado mi seguridad y refugio en la revelación bahá’í.

RELACIONADO: ¿Cuál es el principal objetivo de los bahá’ís del mundo?

Las enseñanzas bahá’ís hablan a menudo y extensamente acerca del refugio que ellas ofrecen a la humanidad durante esta época de rápidos cambios globales. Para mí, la revelación de Bahá’u’lláh proporciona tanto un lugar de protección personal como un proceso diseñado para lograr la estabilidad mundial, que finalmente calmará las tormentas y traerá la paz y la justicia que la humanidad anhela.



El hombre debe buscar refugio en la misericordia y protección de Dios, pues está constantemente sujeto a cien mil peligros. Salvo en el refugio y la protección del Altísimo, el hombre se encuentra sin amparo alguno. [Traducción Provisional de Oriana Vento].


Para mí, el confort personal y la seguridad que experimento como bahá’í es como caminar bajo un árbol cubierto de ramas y flores. Mientras camino, siento la belleza y la seguridad que proporciona el árbol. Tengo la certeza de que voy en la dirección correcta. Veo que este paseo conduce a un hermoso jardín. La oración de Abdu’l-Bahá dice:

Cobija bajo Tu protección a este extasiado y fervoroso siervo Tuyo. Ayúdale en este mundo de la existencia a permanecer constante y firme en Tu amor, y permite que esta ave de alas rotas encuentre refugio y amparo en Tu divino nido que se encuentra en el árbol celestial.

El sustento espiritual diario que imparten las enseñanzas bahá’ís me da la capacidad de atravesar las tormentas de la vida con determinación y confianza, asegurándome que fuerzas más grandes que yo están moviendo al mundo hacia la madurez. La perspectiva bahá’í del tumulto mundial, a la vez compasiva y resignada, nos recuerda que la Causa de Dios en estos tiempos, que no es otra que la unificación del mundo, no se producirá fácil ni rápidamente. La humanidad se aferra a viejos hábitos y métodos y se resiste a abrazar el cambio. El Guardián de la Fe bahá’í, Shoghi Effendi, lo expresó así: Lamentablemente, se hace cada vez más evidente que únicamente las fuerzas de una catástrofe mundial pueden precipitar semejante nueva fase del pensamiento humano”.

La frase «catástrofe mundial» no suena reconfortante a menos que se ponga en perspectiva. Shoghi Effendi explicó:

La Revelación de Bahá’u’lláh… debería ser considerada… como la señal del advenimiento de la madurez de toda la raza humana. No debería ser tomada como si fuera meramente otro renacimiento espiritual dentro de la siempre cambiante suerte de la humanidad, ni sólo como una etapa más de la cadena de Revelaciones progresivas, y ni siquiera como la culminación de una serie de recurrentes ciclos proféticos, sino como la señal de la última y más elevada etapa de la asombrosa evolución de la vida colectiva del ser humano en este planeta. El surgimiento de una comunidad mundial, la conciencia de una ciudadanía mundial, el establecimiento de una civilización y una cultura mundiales… deberían ser considerados, por su propia naturaleza y por lo que a esta vida planetaria se refiere, como los límites últimos en la organización de la sociedad humana, aunque el ser humano, como individuo y además como resultado de esa consumación, deberá continuar indefinidamente su progreso y desarrollo.

El refugio, en esta perspectiva global, consiste en una reorganización de las instituciones que rigen la vida en la Tierra. La revelación bahá’í sustituye las viejas ideas sobre naciones y estados que compiten, e incluso hacen la guerra entre sí, por la nueva realidad de la unidad del planeta. La revelación proporciona un marco mundial eficaz y probado para el gobierno participativo organizado en torno al principio de justicia, justicia para todos, dondequiera y en todo momento. El órgano de gobierno democráticamente elegido de la Fe bahá’í, situado en el Monte Carmelo de Haifa (Israel), se denomina Casa Universal de Justicia. En Las Palabras Ocultas, Bahá’u’lláh dice:

¡Oh, hijo del espíritu! Lo más amado de todo ante Mi vista es la Justicia; no te apartes de ella si Me deseas y no la descuides, para que Yo pueda confiar en ti. Con su ayuda, verás con tus propios ojos y no por los ojos de otros, y conocerás con tu propio conocimiento y no mediante el conocimiento de tu prójimo. Pondera en tu corazón cómo te corresponde ser. En verdad, la justicia es Mi ofrenda a ti y el signo de Mi amorosa bondad. Tenla, pues, ante tus ojos.

Nótese que Bahá’u’lláh dice que la justicia genera cambios. Al aferrarme a la justicia, yo «veo con mis propios ojos y no a través de los ojos de los demás». Mediante este proceso, las viejas formas que perpetúan los males de la humanidad pueden ser y serán reemplazadas por nuevos conceptos y métodos que fomenten la unidad. 

RELACIONADO: ¿Qué significa el «Nuevo Orden Mundial»?

En nuestro mundo, la justicia parece escasa. En demasiados lugares y durante demasiados días, la conveniencia ha sustituido a los principios, mientras que la justicia y la equidad se han dejado de lado, oscurecidas por la búsqueda de dinero y poder. Esta dinámica ha contribuido a los furiosos patrones climáticos de nuestro planeta y a sus numerosas catástrofes «históricas». No se puede negar la realidad de la situación.

La seguridad, el refugio y la comodidad rara vez se asocian con el cambio, que también debe incluir la agitación, el desorden e incluso el caos. Pero la revelación de Bahá’u’lláh nos ha preparado para este momento. Las enseñanzas bahá’ís nos proporcionan un refugio seguro mientras caminamos hacia el hermoso jardín de la Más Grande Paz que él predice. Puede que no lo vea en mi vida, pero bajo las salvaguardas de la Causa bahá’í, puedo refugiarme y contribuir, aunque sólo sea en pequeñas cosas, al refugio definitivo de la unidad de la humanidad.

También podría interesarte

Abuso doméstico: reparando las alas rotas
Justicia

Abuso doméstico: reparando las alas rotas

¿Son los bahá’ís capitalistas o socialistas?
Justicia

¿Son los bahá’ís capitalistas o socialistas?

Recompensa y castigo: ¿Cuál realmente previene el crimen?
Justicia

Recompensa y castigo: ¿Cuál realmente previene el crimen?


Comentarios

characters remaining
x
x
Conecta con los Bahá'ís de tu área
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.