Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

Sueños: Un error en la matriz

David Langness | Jun 26, 2017

PARTE 1 IN SERIES Siga sus sueños y conozca su alma

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
David Langness | Jun 26, 2017

PARTE 1 IN SERIES Siga sus sueños y conozca su alma

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Ha visto “Matrix”, la película sobre despertar de un mundo de ensueño? ¿Cree que los sueños nos permitan escapar de la matriz de este mundo?

Según las enseñanzas bahá’ís, el mundo de los sueños de hecho le permite al espíritu humano elevarse a alturas mayores y poseer comprensión más profunda:

… en el estado de sueño, [El espíritu] se consigue ver sin necesidad de ojos, oír sin oídos, hablar sin lengua, y correr sin pies… Cuán a menudo sucede que una persona estando dormida tiene un sueño cuyo significado se hace evidente dos años más tarde en circunstancias idénticas. De igual modo, cuántas veces sucede que un problema irresoluble en el estado de vigilia, se ve resuelto en el mundo de los sueños.

En el estado de vigilia el ojo alcanza a ver a escasa distancia; pero en sueños quien se halla en el Oriente ve el Occidente. Pues el espíritu viaja de dos maneras diferentes: sin medios, o viaje espiritual; y con medios, o viaje material, como sucede con los pájaros, que remontan el vuelo con sus alas.

Al dormir el cuerpo permanece como si estuviera muerto; no ve, no oye, no siente, no tiene conciencia ni percepción. Las facultades del hombre se vuelven inactivas; pero el espíritu vive y subsiste. Es más, sus capacidades se vuelven más penetrantes, vuela más alto, su inteligencia es mayor. – ‘Abdu’l-Bahá, Contestación a unas preguntas, páginas 275-276

Cuando ‘Abdu’l-Bahá dice, “cuántas veces sucede que un problema irresoluble en el estado de vigilia, se ve resuelto en el mundo de los sueños” (ídem., páginas 61 y 62) esto recuerda la vivencia de Albert Einstein al descubrir su teoría de la relatividad—seguramente el descubrimiento científico más importante del último siglo.

Albert Einstein

Albert Einstein

Cuando era joven, Einstein soñó que bajaba una montaña en trineo, avanzando más y más rápido. Mientras aceleraba su trineo a una velocidad increíble en su sueño, miró hacia arriba y la apariencia de las estrellas había cambiado. Al despertar, Einstein meditó sobre su sueño. La profunda curiosidad que le despertaba lo inspiró a regresar y estudiar las matemáticas que se había evitado en la universidad—le tomó ocho años.

Después de terminados sus estudios, Einstein se convirtió en físico. Luego, al pasar muchos años más de contemplación e investigación sobre la teoría general de la relatividad, le llegó la solución a Einstein en otro sueño, mucho más informado que el primero. Dice que su segundo sueño funcionaba “como un gran troquel haciendo una impresión indeleble, un mapa enorme del universo dibujándose en una visión clara”.– Einstein: A Life, Denis Brian, página 159.

Del mismo modo, incontables nuevos descubrimientos, adelantos científicos y logros artísticos han llegado en sueños. El inventor de la Tabla periódica de elementos, Dmitri Mendeléiev dijo, “En un sueño vi una tabla en la que todos los elementos encajaban en su lugar. Al despertar, tomé nota de todo en un papel”.

Muchísimos artistas—compositores, músicos, dramaturgos, pintores, escultores, novelistas y tantos más—primero vivencian sus obras creativas en sueños. Estar dormido facilita la percepción, llevándonos al borde de la creación artística. La novela Frankenstein de Mary Shelley, por ejemplo, se concibió en un sueño que tuvo durante una estadía en la villa del poeta Lord Byron—una noche oscura y tormentosa.

Entonces, tal vez algunos de nuestros sueños—y las experiencias de déjà vu que causan—nos dan un error en la matriz material del mundo físico, normalmente tan atado al tiempo y la materia. Tal vez, dicen las enseñanzas de la Fe Bahá’í, nuestros sueños nos ayudan a lograr nuevas percepciones, nuevas vías de razonamiento, nuevas vistas de la verdad. ¿Pero será que siempre es así?

La mente y el pensamiento del hombre descubren las verdades, y de esta reflexión y descubrimientos se producen signos y resultados. Pues bien, tal reflexión tiene un fundamento. En cambio, muchas cosas que surgen en la mente del hombre son como las olas del mar de la imaginación, que no dan fruto ni producen resultado alguno. De la misma manera, el hombre, en el mundo del sueño tiene un día una visión que se verifica exactamente en la realidad; y otro día, concibe un sueño sin ninguna consecuencia. – ‘Abdu’l-Bahá, Contestación a unas preguntas, página 306.

Entonces— ¿cómo diferenciamos entre un sueño profético inspirador y una oleada del “mar de la imaginación»? ¿Cómo volvernos soñadores más lúcidos y aprender a comprender más plenamente el lenguaje de nuestros sueño?

Exploraremos estas importantes preguntas en el siguiente ensayo de esta serie.

También podría interesarte

Espiritualidad

El propósito y el poder de la oración y la meditación

Espiritualidad

Cómo el mundo del más allá influye en este mundo

Espiritualidad

¿Cómo vivir la vida en un modo de oración?


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.