Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

Ubuntu y bahá’í: el individuo y la comunidad

Peter Gyulay | Oct 18, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Peter Gyulay | Oct 18, 2022

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Una maravillosa palabra en la lengua nguni del sur de África –Ubuntu– puede significar «yo soy porque nosotros somos», mostrando la interrelación entre el individuo y la comunidad.

El reputado filósofo africano Motsama Molefe explica dos grandes concepciones de ubuntu: una basada en las relaciones y otra en la autorrealización.

Ubuntu, en términos relacionales, significa que una persona virtuosa es aquella que se conecta con los demás en armonía; mientras que el enfoque de la autorrealización hace hincapié en el valor moral inherente de una persona y en su capacidad para ser y hacer el bien.

Estos dos enfoques pueden considerarse distintos entre sí, pero las enseñanzas bahá’ís los ven como dos facetas de una realidad unificada.

RELACIONADO: El majestuoso nacimiento de una humanidad unida

Esta conexión entre el desarrollo de las virtudes y la armonía con los demás puede encontrarse en el concepto bahá’í de un «doble propósito moral». Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la Fe bahá’í, escribió:

El propósito del único Dios verdadero, exaltada sea Su gloria, al revelarse a los hombres, es exponer a la luz las gemas que se hallan ocultas en la mina de su ser íntimo y verdadero.

Por lo tanto, nuestra tarea central como seres espirituales en esta vida es desarrollar estas virtudes interiores, como los atributos de bondad, amor y generosidad. Además, nuestro propósito también implica contribuir a la mejora del mundo mediante el uso de estas virtudes. Con este fin, Abdu’l-Bahá, el hijo de Bahá’u’lláh, dijo: «Pensad en todo momento en prestar algún servicio a todo miembro de la raza humana…».

En otras palabras, para contribuir con algo de valor al mundo, necesitamos desarrollarnos a nosotros mismos.

Tenemos que activar las cualidades virtuosas que poseemos intrínsecamente, para que nuestras interacciones con los demás sean positivas y produzcan resultados positivos. Al mismo tiempo, no podemos vivir aislados de los demás, mientras esperamos perfeccionarnos, porque necesitamos interactuar con los demás para desarrollar muchos de estos atributos positivos. Así que, como vemos, el enfoque de autorrealización y el enfoque relacional son esencialmente uno.

Al considerar el concepto de ubuntu, o nuestro doble propósito moral, el enfoque de autorrealización pone de relieve al individuo y su capacidad para el bien moral, mientras que el enfoque relacional se centra en la interacción con los demás, haciendo hincapié en la comunidad y el bien común. Pero esencialmente, el individuo es parte de la comunidad. Su crecimiento está inextricablemente ligado a la comunidad; y el crecimiento de la comunidad depende totalmente del crecimiento de cada individuo.

El problema surge cuando la mente humana establece distinciones entre las cosas. Esto probablemente esté relacionado con nuestra tendencia a centrarnos en un punto a la vez, en lugar de en las conexiones entre las cosas.

Cuando nos centramos únicamente en el crecimiento individual, podemos acabar esforzándonos de forma aislada por un ideal perfeccionista de lo que creemos que deberíamos llegar a ser. Incluso podemos autosabotearnos y engañarnos a nosotros mismos pensando que las cosas que hacemos para nuestro propio crecimiento personal son esenciales, cuando en realidad pueden ser solo formas de darnos placeres hedonistas. Por otro lado, cuando nos centramos únicamente en los demás, podemos quemarnos porque no estamos poniendo suficiente combustible en nuestro propio tanque; o incluso podemos volvernos excesivamente controladores de los demás y decirnos a nosotros mismos que les estamos «ayudando».

Pero, ¿acaso no es bueno ayudar a los demás? ¿Y no es el desinterés una virtud? Después de todo, Bahá’u’lláh dice que la estación más elevada es la nada absoluta, cuando el verdadero buscador espiritual se olvida completamente de sí mismo.

RELACIONADO: El amor: emanando de lo divino para purificar nuestros corazones

He reflexionado sobre este enigma muchas veces, y no estoy seguro de haber estado cerca de resolverlo. Pero a veces, para pensar en los demás, tenemos que pensar en nosotros mismos. Puede que estemos tarde para una reunión antes de almorzar y decidamos: «En realidad, será mejor que me haga una pausa para comer algo. Puede que llegue un poco tarde, pero estaré de mejor humor y podré contribuir más en la reunión».

Si queremos lo mejor para los demás, tenemos que nutrirnos física, mental, emocional y espiritualmente para poder contribuir mejor al mundo. Por supuesto, también tenemos que ser honestos con nosotros mismos. Un poco de tiempo viendo Netflix puede ser justo lo que necesito para desconectar, pero también tengo que poner un límite para que mi autoalimentación no se convierta en autoindulgencia. ¿Cuánto tiempo es demasiado? Todos tenemos que responder a esta pregunta, porque nuestras necesidades individuales son diferentes. Pero lo que parece más importante recordar es que, aunque siempre seguiremos siendo individuos, el propósito de nuestra vida está ligado a los demás, lo que refleja el concepto central de ubuntu. Nuestra tarea en la vida es mejorarnos a nosotros mismos y al mundo. Ese es nuestro único propósito

También podría interesarte

¿Solo tu último suspiro cuenta?
Espiritualidad

¿Solo tu último suspiro cuenta?

3 oraciones bahá'ís por una humanidad que sufre
Espiritualidad

3 oraciones bahá'ís por una humanidad que sufre

Los efectos espirituales de expresar gratitud
Espiritualidad

Los efectos espirituales de expresar gratitud


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.