Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

5 errores fatales de pensamiento y cómo arreglarlos

Rodney Richards | Jun 18, 2017

PARTE 1 IN SERIES Cómo no pensar

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Rodney Richards | Jun 18, 2017

PARTE 1 IN SERIES Cómo no pensar

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Nuestra mente es el centro de nuestro corazón, así como la sede de nuestras habilidades mentales y poder. Con nuestras mentes, construimos la realidad y determinamos nuestro futuro.

Porque la forma en que pensamos gobierna la forma en que actuamos y creemos, tanto dentro de nosotros como con los demás, examinar críticamente nuestros patrones de pensamiento se convierte en una necesidad. En una época en que los hechos de uno hablan más fuerte que las palabras que uno dice, los pensamientos que pueden extraviarnos adquieren más significado. Es por eso que llevar a cabo un examen cuidadoso de nuestra forma de pensar puede ayudarnos enormemente.

¿Cuáles son los errores de pensamiento más comunes que las personas tienden a cometer?

La ciencia de la terapia cognitivo-conductual – orientada a cambiar nuestros patrones de pensamiento con cambios positivos en el comportamiento – ha identificado nueve errores comunes en el pensamiento. En este ensayo, veremos los cinco primeros y cómo evitarlos; y en el próximo ensayo, vamos a explorar los últimos cuatro errores comunes.

1. Visión Binocular

binocular-visionLos terapeutas cognitivos llaman al primer error de pensamiento común: «visión binocular». Imagínese mirar a través de un par de prismáticos; pueden ayudarlo a ver más lejos, pero restringen todo su campo de visión al no permitirle ver todo. Puede identificar la visión binocular haciendo estas dos preguntas: ¿miro cosas negativas de una manera que las hace parecer más grandes de lo que realmente son? ¿Miro las cosas buenas de una manera que las hace parecer más pequeñas de lo que realmente son?

Si respondió afirmativamente a cualquiera de esas preguntas, puede que tenga que trabajar en ampliar el enfoque de su pensamiento, equilibrando sus pensamientos positivos y negativos de manera más realista. Las enseñanzas bahá’ís recomiendan ampliar ese enfoque ampliando su campo de visión para abarcar el mundo entero:

“… guiados por la luz del nombre de Dios, Quien todo lo ve, escapad de la oscuridad que os rodea. Que vuestra visión abarque el mundo en vez de limitarse a vuestro propio ser.” – Bahá’u’lláh, Pasajes de los escritos de Bahá’u’lláh, página 111

2. Pensamiento Blanco y Negro

Pregúntese: ¿sólo pienso en las cosas de manera extrema u opuesta? Por ejemplo, ¿clasifico acciones, eventos o personas como buenas o malas, todas o ninguna, blanco o negro? Este tipo de patrón de pensamiento, que no tiene en cuenta las áreas grises que existen entre el pensamiento blanco y negro, puede atraparnos en nuestra propia prisión mental. Por definición, el pensamiento blanco y negro hace posibles sólo opciones binarias y limita severamente nuestras opciones en el mundo.

Las enseñanzas bahá’ís recomiendan la adopción de un enfoque más moderado y matizado de nuestro pensamiento, a través del uso de la razón y el conocimiento:

“Un buen carácter es, a los ojos de Dios y de Sus escogidos poseedores de perspicacia, la más excelente y elogiable cosa, pero siempre a condición de que su centro de emanación sea la razón y el conocimiento y su base se asiente en la verdadera moderación”. – ‘Abdu’l-Bahá, El secreto de la civilización divina, página 62.

3. Usar gafas oscuras o de color rosa

¿Sólo pienso en el lado malo de las cosas? ¿O veo las cosas de una manera rosada o ingenua? A veces podemos filtrar nuestro pensamiento a través de una lente poco realista, confundiendo nuestras impresiones negativas o excesivamente positivas para la verdad. Podemos quitar esas gafas de color oscuro o rosa, sugieren las enseñanzas bahá’ís, al reconocer la realidad de que los seres humanos son esencialmente espirituales en su naturaleza:

“En cuanto a las perfecciones espirituales, son un derecho de nacimiento de la persona y sólo a ella pertenecen entre todos los seres creados. El ser humano es, en realidad, un ser espiritual, y solamente cuando vive en espíritu es, en verdad, feliz. Este anhelo y percepción espirituales pertenecen a todo el mundo por igual…” – ‘Abdu’l-Bahá, La sabiduría de ‘Abdu’l-Bahá, página 93

4. Cuento de la fortuna

¿Hago predicciones negativas sobre lo que sucederá en el futuro, sin suficiente información? ¿Soy pesimista? Los psicólogos también llaman a este tipo de pensamiento «catastrófico», y puede conducir a una visión muy débil del mundo y nuestro lugar en él. Independientemente de lo que pueda suceder, nadie puede predecir el futuro. Sólo una visión optimista y esperanzadora de los acontecimientos futuros puede sostener nuestro entusiasmo por lo que pueda venir. Las enseñanzas bahá’ís nos aconsejan:

“¡Elevad vuestros corazones más allá del presente y contemplad el futuro con fe! Hoy la semilla ha sido sembrada, sus granos caen sobre la tierra, más aguardad el día cuando se convertirá en un árbol glorioso y sus ramas se llenarán de frutos. ¡Regocijaos y estad contentos, pues este día ha amanecido, tratad de comprender su poder, pues, en verdad, es maravilloso!” – Ibid., página 86

5. Hacerlo personal

¿Hago que las cosas sean mi responsabilidad cuando no lo necesito? ¿Me culpo por cosas que no puedo controlar? A veces, nos culpamos de cosas que están más allá de nuestro alcance o capacidad de dirigir. Como individuos, somos impotentes para controlar muchas de las fuerzas que afectan nuestras vidas, y reconocer que la impotencia puede tener un efecto muy liberador. Las enseñanzas bahá’ís nos piden que admitamos que somos impotentes frente a muchas de las vicisitudes de la vida y que las aceptamos como los límites naturales de nuestra existencia humana:

“Si alguien se elevara, en cualesquiera alas, mientras perdurase Tu propio Ser, a través de toda la inmensidad de Tu conocimiento, aun así, sería incapaz de transponer los límites que el mundo contingente le ha fijado”. – Bahá’u’lláh, Oraciones y meditaciones, página 69

También podría interesarte

Espiritualidad

Conociendo a Dios a través de su creación

Espiritualidad

Educación para la persona integral

Espiritualidad

¿Por qué los amigos que sirven juntos permanecen juntos?


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.