Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Espiritualidad

El significado espiritual de la primavera

Radiance Talley | Mar 27, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Radiance Talley | Mar 27, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Cada año, alrededor del equinoccio de primavera, el mundo parece cobrar vida. Dependiendo del lugar del hemisferio norte en el que se viva, los árboles y arbustos que antes estaban helados y estériles empiezan a dar brotes, hojas, flores o frutos. La hierba se vuelve más verde, los animales que hibernan salen a explorar y los insectos que estaban enterrados bajo tierra salen de sus huevos y emergen a la superficie.

“La temporada vernal trae nubes cargadas de lluvia y brisas almizcladas, céfiros vivificantes y temperaturas delicadamente suaves. Cae la lluvia; el Sol brilla; soplan vientos vigorizantes; el mundo se renueva y el hálito de la vida se revela por igual en las plantas, los animales y los humanos”, dijo Abdu’l-Bahá, una de las figuras centrales de la fe bahá‘í. “Los seres terrenales pasan de una condición a otra”.

Si todo este renacimiento y renovación se produce durante la primavera en todas las plantas y animales del mundo, ¿qué tipo de transformación espiritual se produce en las personas?

El significado de la primavera para nuestra transformación espiritual

Al igual que muchos otros seres vivos, me he pasado el invierno hibernando y permaneciendo encerrada en casa, porque no me interesa salir al frío a menos que sea necesario, y también resulta que soy germofóbica durante este periodo del COVID-19. Así que, cuando las nubes desaparecieron y la temperatura alcanzó por fin los 70 grados, no pude evitar salir a la calle y respirar profundamente unas cuantas veces. Inhalé y exhalé: el aire era tan dulce que sentí que podía saborearlo. Mientras caminaba y me empapaba del cálido calor del sol, mi cuerpo se sintió aliviado y mi mente se sintió tranquila. Sabía que mi espíritu estaba reviviendo al igual que el resto del mundo.

Abdu’l-Bahá dijo que es como si la Tierra estuviera muerta y sin vida durante el invierno. Pero cuando llega la primavera, “encuentra un nuevo espíritu y exhibe suma belleza, elegancia y encanto. Así, la primavera produce nueva vida e infunde un nuevo espíritu”.

Podía sentir que estaba cobrando vida con este nuevo espíritu. Por supuesto, esta regeneración y renovación espiritual no se produjo como un reloj una vez que salió el sol. Me recuperé espiritualmente durante 19 días, desde principios de marzo hasta el primer día de la primavera, el año nuevo bahá’í.

RELACIONADO: Los beneficios físicos del ayuno intermitente

Durante estos 19 días, los bahá’ís ayunan: no comemos ni bebemos nada desde el amanecer hasta la puesta del sol. Pero esta abstención de alimentos es meramente simbólica y es, como explicó Shoghi Effendi, el Guardián de la fe bahá’í, “es un recordatorio de la abstinencia de deseos carnales y egoístas”.

También escribió que el período de ayuno es “esencialmente un período de meditación y oración, de recuperación espiritual, durante el cual el creyente debe tratar de efectuar en su vida interior los reajustes necesarios, y refrescar y robustecer las fuerzas espirituales latentes en su alma. Su significado y propósito son, por tanto, fundamentalmente de carácter espiritual”.

Cada año, durante el mes de marzo, me aseguro de dar prioridad a mi salud espiritual y de sintonizar con mi espíritu. Me dedico a la autorreflexión, aclaro los objetivos que me gustaría alcanzar en el próximo año y trabajo para romper viejos hábitos no deseados. Doy gracias a Dios por mis bendiciones, pido perdón por mis errores y me esfuerzo por limpiar y purificar mi corazón y mi alma. Así, cuando salgo de mi hibernación, me siento física y espiritualmente renovada y transformada.

“Jesucristo dijo ‘debéis nacer de nuevo’ para que la vida divina pueda brotar de nuevo dentro de vosotros”, dijo Abdu’l-Bahá en una charla en Bristol, Inglaterra, en 1911.

Sed amables con todos los que os rodean y servíos mutuamente; ama ser justo y veraz en todos tus tratos; reza siempre y vive la vida de modo que el pesar no te alcance. Mira a las gentes de tu raza y a los de otras razas como miembros de un solo organismo, hijos del mismo Padre. Sépase por vuestra conducta que sois en verdad el pueblo de Dios. Entonces las guerras y las disputas cesarán y por todo el mundo se esparcirá la Más Grande Paz.

El significado espiritual de la primavera para la humanidad

Los bahá’ís creen que la paz mundial no es sólo una esperanza ingenua o un deseo, sino que es realmente inevitable. Comprendemos que el mundo está atravesando tiempos muy turbulentos y difíciles, pero como escribió Shoghi Effendi:

Nos encontramos ante el umbral de una era cuyas convulsiones proclaman la agonía de la muerte del viejo orden y los dolores de parto del nuevo.

“La tierra entera”, escribió Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la fe bahá’í, “se halla ahora en estado de gravidez. Se aproxima el día en que habrá entregado sus más nobles frutos, cuando en ella habrán crecido los árboles más altos, los más encantadores capullos, las bendiciones más celestiales”.

Al igual que la Tierra pasa por diferentes estaciones y ciclos, los bahá’ís creen que la humanidad pasa por varias etapas de desarrollo. Y en cada etapa, Dios envía Mensajeros (es decir, Zoroastro, Buda, Krishna, Moisés, Jesucristo, Mahoma, el Báb y Bahá’u’lláh) para desvelar más de Su revelación a la sociedad.

En este momento, la humanidad está en su turbulenta edad de la adolescencia. Pero los bahá’ís creen que “cuando la impetuosidad de la juventud y su vehemencia alcanzan su clímax”, alcanzaremos la madurez y entraremos en la etapa de la edad adulta. Creemos que las enseñanzas revolucionarias de Bahá’u’lláh -como la igualdad de hombres y mujeres, la armonía de la ciencia y la religión, la eliminación de los extremos de riqueza y pobreza, la abolición de todas las formas de prejuicio y la unicidad de la humanidad- ayudarán a conducir a la humanidad hacia la madurez.

Como escribió Abdu’l-Bahá:

…el Sol de la Verdad ha ascendido hasta el punto más alto del equinoccio de primavera y ha proyectado sus rayos sobre todas las regiones, desatará tan trémula excitación, desencadenará tales vibraciones en el mundo del ser, estimulará tal crecimiento y desarrollo, hará emanar tal gloria de luz, y las nubes de la gracia derramarán tan copiosas aguas, y los campos y las praderas rebosarán de tal galaxia de perfumadas plantas y flores, que esta humilde tierra llegará a ser el Reino de Abhá, y este mundo inferior, el mundo de lo alto. Entonces esta partícula de polvo será como el vasto círculo de los cielos; este lugar humano, la corte palaciega de Dios; esta mota de arcilla, la aurora de los interminables favores del Señor de los Señores.

Esta “primavera espiritual” es tan significativa porque, como dijo Abdu’l-Bahá, es la “era del despertar espiritual” en la que “el mundo se ha embarcado en la senda del progreso y en el campo del desarrollo, en donde el poder del espíritu sobrepasa al del cuerpo. Pronto el espíritu ejercerá su dominio sobre el mundo de la humanidad”.

También podría interesarte

Espiritualidad

Aceptando las confirmaciones espirituales

Espiritualidad

¿Qué tipo de nutrición necesita nuestra alma?

Espiritualidad

La gratitud: un paso crucial hacia la positividad


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.