Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Religión

¿Existe un Dios en el budismo?

Tom Tai-Seale | Mar 7, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Tom Tai-Seale | Mar 7, 2021

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

La inmensidad de las escrituras budistas, incluyendo las diferentes versiones en diferentes idiomas, las diferentes interpretaciones y las diferentes prácticas, han dado lugar a muchas formas diversas del budismo. 

La principal distinción actual es entre las ramas Theravada y Mahayana del budismo, pero hay muchas divisiones y escuelas en cada una de las formas principales.

Además, las dos ramas actuales surgieron por primera vez cientos de años después de la vida de Buda y siguieron evolucionando durante siglos. Por lo tanto, es difícil caracterizar las diferencias, salvo que la rama Theravada es más conservadora en el sentido de que acepta menos escrituras, pero incluye todo el canon Pali; mientras que la rama Mahayana acepta algunas escrituras más, incluyendo algunos sutras muy conocidos como el Sutra del Loto, el Sutra del Corazón, el Sutra del Diamante y el Sutra de Amitabha. 

Además, los budistas mahayana suelen venerar a más Bodhisattvas. Un equivalente occidental aproximado serían los «santos» que han avanzado mucho en el camino que prescribió Buda y que son capaces de enseñar a otros con su ejemplo, como se explica en este pasaje de una charla que Abdu’l-Bahá, el hijo de Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la fe bahá’í, dio en París:

¿Por qué creéis que esas personas fueron llamadas «Santos»? La palabra tiene un significado muy real. Un santo es el que lleva una vida de pureza, alguien que se ha liberado de todas las debilidades e imperfecciones humanas… Si la naturaleza divina de la persona domina a su naturaleza humana, entonces tenemos a un santo.

RELACIONADO: Todos los profetas: una misma alma

Hong Kong

¿Existe un Dios en el budismo?

Una vez comprendidos algunos de los problemas históricos del budismo y la autenticidad de sus escrituras, podemos examinar la cuestión más básica sobre el budismo: ¿es teísta? ¿Creen los budistas en Dios? 

Para entender la pregunta, el ministerio de Buda debe ser visto en perspectiva histórica. La religión védica prebudista en la India estaba en un período de decadencia cuando apareció el Buda Gautama. La narrativa budista dice que la casta privilegiada de sacerdotes védicos de la época, los brahmanes, se había corrompido y conocía poco el verdadero espíritu de la religión. Por ello, no podían mostrar a los demás el camino hacia Dios. Un discípulo del Buda, Vasettha, le comentó esta situación al Buda. Se dice que el Buda respondió:

Entonces también dices, Vasettha, que los brahmanes [sacerdotes] llevan la ira y la malicia en sus corazones, y son pecadores e incontrolados, mientras que Brahman [Dios] está libre de ira y malicia, y es impecable, y tiene autodominio. Ahora bien, ¿puede haber concordia y semejanza entre los brahmanes y Brahman?

Aquí, el Buda está hablando de Dios -Brahman- y dice que le preocupa el carácter y las acciones de los sacerdotes que no reflejan fielmente la luz pura de Dios. Esto ya sitúa al budismo en el ámbito de las religiones teístas, al igual que muchas referencias similares en las escrituras budistas.

Sin embargo, Buda vivió en una época y un lugar en los que la gente se ahogaba en un mar de dioses y análisis teológicos. Es razonable, pues, que no quisiera sumarse a la contienda intelectual y, ciertamente, las escrituras recogen que se resistió a dejarse arrastrar por esas distinciones. En el Sutra 63 del Majjhima-Nikaya, un discípulo, Malunkyaputta, preguntó al Buda por qué no respondía a sus preguntas teológicas. El Buda respondió:

Es como si, Malunkyaputta, un hombre fuera herido por una flecha densamente untada con veneno, y sus amigos y compañeros, sus parientes y familiares, le procuraran un médico o un cirujano; y el enfermo dijera: «No haré que me saquen esta flecha hasta que no sepa si el hombre que me ha herido pertenece a la casta de los guerreros, o a la casta de los brahmanes, o a la casta de los agricultores, o a la casta de los sirvientes».

O si dijera: «No haré que me saquen esta flecha hasta que no sepa el nombre del hombre que me hirió y a qué clan pertenece».

O si dijera: «No quiero que me saquen esta flecha hasta que sepa si el hombre que me hirió es alto, bajo o de mediana estatura… [Se mencionan muchas otras condiciones].

Ese hombre moriría, Malunkyaputta, sin haber averiguado esto.

Exactamente de la misma manera, Malunkyaputta, cualquiera que diga: «No llevaré la vida religiosa bajo el Bendito hasta que el Bendito me explique o que el mundo es eterno, o que el mundo no es eterno, que el mundo es finito, que el mundo es infinito, que el alma y el cuerpo son idénticos, que el alma es una cosa y el cuerpo otra, que el santo existe después de la muerte, que el santo no existe después de la muerte, que el santo existe y no existe después de la muerte, que el santo ni existe ni no existe después de la muerte – esa persona moriría, Malunkyaputta, antes de que el Tathagata [el que ha venido] le hubiera explicado esto.

Como el Buda continuó explicando: «La vida religiosa», dijo, «no depende del dogma».  El dogma «no se beneficia, ni tiene que ver con los fundamentos de la religión, ni tiende a la aversión, a la ausencia de pasión, a la cesación, a la quiescencia, a las facultades sobrenaturales, a la sabiduría suprema y al Nirvana; por eso no lo he explicado».

RELACIONADO: ¿Cada cultura tiene su propia religión?

Según el Buda, pues, la esencia de la religión -la parte más útil- debe consistir en prácticas que alivien el sufrimiento y acerquen a la gente a la salvación, al nirvana. El Buda consideraba que el resto no era esencial, y que a menudo era causa de disputas teológicas ociosas y de desunión.

Esto parece muy similar al enfoque de Jesús, que claramente tenía problemas con el análisis teológico de fariseos y saduceos; y al enfoque de las enseñanzas bahá’ís, que señalan que la religión que desciende a la superstición dogmática se corrompe inevitablemente:

«Los comienzos de todas las grandes religiones fueron puros; pero los sacerdotes, tomando posesión de las mentes de las gentes, las colmaron con dogmas y supersticiones, de modo que la religión gradualmente se corrompió«.

Desde la perspectiva bahá’í, el Buda apareció y enseñó su nueva Fe para renovar la religión corrupta del pasado, al igual que hicieron todos los demás profetas y manifestaciones.

También podría interesarte

Religión

La práctica bahá'í de la resistencia constructiva

Religión

El papel de la religión en una sociedad ética

Religión

Profundizando en la Epístola de Bahá'u'lláh al Hijo del Lobo


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.