Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Cultura

Huevos, artistas hambrientos y verdadera riqueza

Elly Jaresko Jarvis | Ago 12, 2017

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Elly Jaresko Jarvis | Ago 12, 2017

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

Soy una actriz bahá’í y una actriz en Hollywood, y si estás familiarizado con el término «artista hambriento», bueno, ya sabes un poco sobre mi vida.

Al salir de la universidad definitivamente tenía una visión romántica de vivir la vida «artística» como actriz en Hollywood. Sí, los clichés son ciertos; trabajé como mesera, trabajé en una tienda de ropa, y trabajé ingresando datos desde un portátil en mi casa hasta altas horas de la noche. Y sí, comí mucho atún y descubrí un montón de recetas con huevos después de que me enteré de lo baratos que eran.

Incluso escribí un pequeño poema en conflicto titulado: Odio los huevos; Los huevos son baratos; Me encantan los huevos.

En mi intento por ser libre de las posesiones materiales, en realidad estaba siendo gobernada por ellas, o por la falta de ellas. Me las arreglé para pagar la habitación que una amiga me alquiló, y de alguna manera logré entrar en una muy buena escuela de actuación. Fui creativa con cómo mantenerme culturalmente enriquecida, siendo voluntaria en un radio donde colocaba discos y grabaciones y yendo a museos en los días libres. Incluso me las arreglé para mantenerme en forma, pasando a través de varios talleres de yoga, aprovechando sus clases gratis de prueba.

Tengo que decir: el estilo de vida del artista hambriento ocupa mucho tiempo y energía. Trabajé muy duro para hacer las cosas que tenía que hacer para sentirme equilibrada dentro de los parámetros de recursos limitados de mi vida. Me sentí un poco como Adam Sandler, recolectando todos esos cupones de pudín en embriagado de amor para poder volar a Hawái. Viviendo de esta manera como actriz, empecé a sentirme desenfocada, como si estuviera persiguiendo una carrera exigente, profesional, pero inexistente. Además de eso, no podía contribuir financieramente a la sociedad de la manera que esperaba.

Siempre pensé que sería una persona generosa con mi dinero, dando a los fondos locales e internacionales bahá’ís, contribuyendo como alumna a la recaudación de fondos en mi universidad alma mater y donando a organizaciones benéficas locales que apoyan la salud, la educación o las artes. Aprendí que ser artista hambriento =  ninguno de los anteriores.

Pero luego de un par de años en mi arduo camino como actriz, tuve una maravillosa conversación con un director amigo mío, que cambió la forma en que pensaba del arte y de la abundancia de mi profesión elegida. Él compartió conmigo estos pasajes del libro Las Palabras Ocultas de Bahá’u’lláh:

“¡Oh, Mi siervo! Los mejores de los hombres son aquellos que se ganan el sustento con su profesión y lo gastan en sí mismos y en sus familias por amor a Dios […]

¡Oh Mis siervos! Vosotros sois los árboles de Mi jardín; debéis dar frutos excelentes y maravillosos para que vosotros mismos y otros os beneficiéis de ellos. Así, incumbe a todos ocuparse en oficios y profesiones, pues en esto se basa el secreto de la riqueza, ¡oh hombres dotados de entendimiento! Ya que los resultados dependen de los medios […]” – Bahá’u’lláh, Las palabras ocultas, páginas 97-98.

De repente comprendí que había tenido miedo de tener éxito en mi trabajo, ya fuera como actriz o en mis empleos diarios, por miedo a sentirme apegada a las posesiones materiales que resultaran del éxito. Ahora, llegué a comprender que estas palabras de los escritos sagrados bahá’ís me aseguraron que hacer un sustento a través de mi vocación ¡es una cosa maravillosa!

Cuando reflexiono sobre estas palabras ocultas, sé que el tiempo y el esfuerzo que pongo en mi arte es tiempo bien gastado. También recuerdo otro principio bahá’í: el trabajo realizado con espíritu de servicio a la humanidad es adoración.

Desde que comprendí esto, me he estado convirtiendo en una mejor y más exitosa actriz. Ahora, antes de ir a las audiciones, frecuentemente digo una oración, pidiendo guía para que el diálogo fluya a través de mí, que pueda ser un recipiente para este proyecto, libre de la construcción de mi mente de cómo debería ser esa escena. Por supuesto que me preparo diligente y conscientemente para entender el material, pero en última instancia, mi objetivo es dejar ir mis expectativas, simplemente servir a un propósito más elevado y hacer mi mejor esfuerzo por vivir la escena en el momento.

Esta comprensión me ayuda en mi trabajo diario, también. Disfruto servir a mi jefa todas las tardes, para que pueda recoger a sus hijos de la escuela y estar con su familia.

Me siento entusiasmada sabiendo que cada día todavía estoy analizando las palabras de Bahá’u’lláh: «pues en esto se basa el secreto de la riqueza, ¡oh hombres dotados de entendimiento!» Hoy en día, pienso en la riqueza no sólo como dinero, sino como la abundancia de recursos que incluyen habilidades y actitudes que me ayudan a disfrutar cada momento de la vida al máximo.

Las artes que ahora intento dominar incluyen el arte de vivir. Eso significa compartir mis actividades creativas con un espíritu de servicio

Página IMDb de Elly

También podría interesarte

Cultura

¿Cuál es la respuesta correcta a un crimen de odio?

Cultura

Lo que un taller para escritores adolescentes me enseñó acerca de la comunidad

Cultura

Creando a conciencia la cultura que queremos y necesitamos


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.