Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Religión

Isaías y la Casa del Señor

Eileen Maddocks | Mar 14, 2022

PARTE 1 IN SERIES Cómo entender las profecías de Isaías

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Eileen Maddocks | Mar 14, 2022

PARTE 1 IN SERIES Cómo entender las profecías de Isaías

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

La mayoría de los eruditos bíblicos consideran que el profeta Isaías es el más grande de los profetas hebreos, y también el más citado de todos ellos. ¿Quién era Isaías y qué puede enseñarnos hoy en día?

Los eruditos coinciden en que el extenso libro de Isaías en la Biblia contiene las obras distintas de al menos tres hombres de tres períodos históricos distintos.

El profeta del Antiguo Testamento, Isaías, solo pudo ser el autor de los capítulos 1 a 39, llamados Primer Isaías. Los capítulos 40 a 55 se llaman Segundo Isaías, y probablemente fueron escritos por una persona que vivía en Babilonia durante los últimos tiempos del exilio. Los capítulos 56 a 66 se denominan Tercer Isaías, y fueron escritos por una persona que vivió en la Jerusalén postexílica. Se desconoce la identidad de los autores del Segundo y del Tercer Isaías.

RELACIONADO: Cómo nos habla el Génesis actualmente

Pero sí sabemos que el propio Isaías era de nacimiento noble y vivía en Jerusalén. Según el Libro de Isaías, tuvo un largo ministerio que comenzó en el último año del reinado del rey Uzías de Judá, alrededor del 739 a.C., y duró a través de otros tres reyes de Judá, hasta el último año del reinado del rey Ezequías en el 687 a.C.

También sabemos que Isaías vivió en tiempos complejos y turbulentos, tanto política como religiosamente, durante el declive del reino del norte de Israel. Los asirios conquistaron Israel en el 722 a.C. y amenazaron también al reino del sur de Judá.

Isaías se opuso implacablemente a los pecados de los dirigentes y los ricos de Israel y Judá, condenando su arrogancia e hipocresía al explotar a los pobres y corromper la justicia, como sigue:

¡Ay de los que dictan leyes injustas, y prescriben tiranía, para apartar del juicio a los pobres, y para quitar el derecho a los afligidos de mi pueblo; para despojar a las viudas, y robar a los huérfanos! – Isaías 10: 1-2.

¡Ay de los que se esconden de Su Señor, encubriendo el consejo, y sus obras están en tinieblas, y dicen: ¿Quién nos ve, y quién nos conoce?! – Isaías 29:15.

Isaías también condenó las supersticiones de los pueblos, la idolatría y la confianza en el militarismo en lugar de en Dios. Dijo que sus reinos caerían. Sin embargo, Isaías trató de dar consuelo a la gente a través de sus profecías sobre el futuro lejano. Isaías recibió visiones de ese futuro que fueron famosas por ser suaves, tranquilizadoras y esperanzadoras:

Y acontecerá en los postreros días, que el monte de la casa del Señor será establecido como cabeza de los montes; se alzará sobre los collados, y confluirán a él todas las naciones.

Vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob; para que nos enseñe acerca de sus caminos, y andemos en sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Señor. Juzgará entre las naciones, y hará decisiones por muchos pueblos. Forjarán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.

Casa de Jacob, venid y caminemos a la luz del Señor. – Isaías 2: 2- 5.

Desde la perspectiva bahá’í, estos versos tienen un significado literal, pero en términos simbólicos.

Para los bahá’ís, los últimos días se refieren al final del ciclo profético que comenzó con Adán y terminó con Muhammad, y el comienzo de lo que las enseñanzas bahá’ís llaman el Ciclo del Cumplimiento, que comenzó en 1844 con las Dispensaciones del Bab y luego de Bahá’u’lláh.

Las montañas pueden referirse a la religión y la espiritualidad, o a las instituciones. Las enseñanzas bahá’ís dicen que la Casa del Señor se refiere a la Casa Universal de Justicia, el órgano de gobierno mundial de la Fe bahá’í elegido democráticamente. El Centro Mundial de la Fe bahá’í y la Sede de la Casa Universal de Justicia se encuentra en el Monte Carmelo en Haifa, Israel – por lo tanto, la guía espiritual de la Fe bahá’í sale del Monte Carmelo. Además, la casa del Señor puede aplicarse a las instituciones nacionales y locales bahá’ís, que se denominan Asambleas Espirituales Nacionales y Asambleas Espirituales Locales. Hoy en día existen miles de ellas en todas las partes del mundo.

Sión era originalmente el nombre de una colina donde se encontraba una fortaleza jebusea. El rey David conquistó esta ciudad fortaleza y la convirtió en su capital, Jerusalén. Después de que David trasladara el Arca de la Alianza al Templo, este pasó a llamarse Sión y a simbolizar la presencia de Dios. Con el tiempo, el significado de Sión se extendió desde el Monte del Templo específicamente a la Tierra Santa y su pueblo en general, incluyendo el Monte Carmelo. El término «Jerusalén» pasó a indicar la renovada palabra de Dios que saldría de Sión. En sus escritos, Bahá’u’lláh profundizó en este tema:

El tiempo preordinado para los pueblos y linajes de la tierra ya ha llegado. Se han cumplido las promesas de Dios, consignadas en las santas Escrituras. De Sión ha salido la Ley de Dios, y Jerusalén y sus montañas y campos están llenos de la gloria de Su Revelación. Feliz quien reflexiona en su corazón sobre lo que ha sido revelado en los Libros de Dios, Quien ayuda en el peligro, Quien subsiste por Sí mismo.

RELACIONADO: ¿Literal o no? Cómo entender las profecías sobre el regreso de Cristo

El plan de Dios para la humanidad puede ser simbolizado por la casa, el reino de Dios en la Tierra regido por la justicia y la igualdad. Bahá’u’lláh dio un modelo espiritual de cómo una humanidad unida puede lograr este gran objetivo. La paz que se consigue al convertir las espadas en palos de arado y las lanzas en podaderas es la paz global, predicha por Bahá’u’lláh, que la humanidad debe alcanzar inevitablemente en el curso de sus esfuerzos por traer el reino de Dios a la Tierra.

La profecía de Isaías de que todas las naciones fluirán hacia ella se cumple particularmente cada cinco años cuando los delegados bahá’ís de todos los países viajan al Centro Mundial Bahá’í para votar por los miembros de la Casa Universal de Justicia. Además, miles de peregrinos, visitantes y turistas bahá’ís acuden cada año a visitar los santuarios, jardines y oficinas del Centro Mundial Bahá’í.

La luz del Señor significa literalmente Bahá’u’lláh, cuyo nombre se traduce de la palabra árabe bahá a «gloria» o «luz» de Dios.

Hace veinticinco siglos, Isaías predijo la realidad de Sión en la actualidad.

Eileen Maddocks es autora de la trilogía The Coming of the Glory: How the Hebrew Bible Reveals the Plan of God. El volumen 1 se publicó en 2020. El volumen 2 se publicará en abril de 2022, y el volumen 3 uno o dos años después. Se puede acceder a sus blogs y presentaciones en vídeo en su sitio web (eileenmaddocks.com).

También podría interesarte

Religión

Los nombres de los profetas crean un árbol genealógico

Religión

¿Por qué el Creador crea?

Religión

¿Ser bahá'í significa traicionar a Jesús?


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.