Inspired
by the
Baha’i Faith
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í. El sitio web oficial de la Fe Bahá’í es Bahai.org y el sitio web oficial de los bahá’ís de los Estados Unidos es Bahai.us.
ENTENDIDO
Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.
¿Quiero ser bahá'í?
Historia

Un gran misterio: ¿quién fue Abdu’l-Bahá para quienes lo conocieron?

Anne Gordon Perry | Nov 28, 2021

PARTE 1 IN SERIES desde los ojos de los demás

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

¿Interesado en otros temas?

Tenemos algo para todos
Anne Gordon Perry | Nov 28, 2021

PARTE 1 IN SERIES desde los ojos de los demás

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo pertenecen al autor únicamente, y no necesariamente reflejan la opinión de BahaiTeachings.org o de alguna institución de la Fe Bahá'í.

En todo el mundo, los bahá’ís y otras personas están llegando a comprender la persona de Abdu’l-Bahá con mayor claridad al observar el centenario de su fallecimiento. ¿Quién era este hombre y qué ofreció a la humanidad?

¿Cómo puede influir en nosotros el conocimiento de su vida? ¿Cómo podríamos embarcarnos en un estudio de este tipo, y qué ganaríamos con ello en términos de resolver los problemas del mundo actual?

RELACIONADO: La asombrosa vida de Abdu’l-Bahá

Como hijo de Bahá’u’lláh, el profeta y fundador de la fe bahá’í, Abdu’l-Bahá experimentó una vida de encarcelamiento y destierro. Finalmente fue liberado a mediados de sus sesenta años, y entonces realizó históricos viajes a Egipto y Occidente, asombrando a gente de todas las clases sociales con la amplitud de entendimiento que compartía y el ejemplo que daba.  

Cuando visitó Montreal en 1912, el propio Abdu’l-Bahá dijo:  «… el valor y la grandeza de estos viajes no se conocen ahora, pero serán evidentes más adelante». Ahora, más de un siglo desde entonces, muchos han contemplado lo que hizo y lo que dijo durante su vida. Millones de personas se han preguntado a dónde fue, a quien conoció y cómo inspiró a la gente a pensar de forma diferente, y claramente, la importancia de sus viajes se ha hecho más evidente.

Sin embargo, ¡hay mucho más que descubrir y comprender sobre este personaje único! 

Una forma de aprender sobre Abdu’l-Bahá es leer los informes de aquellos que realmente lo conocieron. La investigación por parte de muchos eruditos ha sacado a la luz algunos de los grandes relatos de sus encuentros con diversas personas, así como las percepciones y detalles contenidos en artículos de periódicos y revistas. Una compilación reciente, Ambassador to Humanity: A Selection of Testimonials and Tributes, de Robert Weinberg, ofrece muchos de esos relatos.

Horace Holley, poeta, ensayista y coleccionista de arte que conoció a Abdu’l-Bahá en Francia, señaló que:

Los historiadores futuros darán al viaje de Abdu’l-Bahá el detalle y la reflexión que merece; pero un mero esbozo… revela incluso ahora algo de su importancia única. «Embajador de la Humanidad» fue la expresión utilizada por uno de los presentes en un discurso en Washington, y este título es quizás tan descriptivo como cualquier otro que tengamos a mano. Pero ¡cuán diferente es la misión, cuán diferente es el método, cuán diferente es el hombre! … En Abdul-Bahá tenemos un espejo que enfoca todo lo más significativo, suprimiendo todo lo irrelevante, de nuestro tiempo.

Muhammad Yazdi, un persa que se estableció en Alejandría, Egipto, habló de Abdu’l-Bahá con estas palabras:

La vida de Abdu’l-Bahá es sencilla; su actitud es humilde; sus necesidades son muy pocas… Durante toda su vida su único propósito y objetivo ha sido difundir las fragancias de Dios… sacrificarse por el bien del mundo. Todo esto lo ha hecho; es más, sus servicios al hombre no pueden medirse con ningún criterio. Su vida, como un mar tempestuoso, está siempre en movimiento, arrojando perlas de gran significado y verdad en su orilla. La humanidad tiene una deuda con él que nunca podrá ser pagada con dinero o gratitud. 

Los bahá’ís intentan pagar esta deuda espiritual esforzándose por emular el ejemplo de Abdu’l-Bahá.

Mary Hanford Ford, escritora, conferencista y defensora del sufragio femenino, estuvo con Abdu’l-Bahá durante sus viajes por Europa y Norteamérica y escribió un libro sobre él titulado La Rosa Oriental. Ella escribió:

Abdul-Bahá es como un gran imán que atrae las fuerzas más nobles de las naciones y los individuos. Es puramente sintético, no analítico, y su poder de cohesión es enorme: focaliza el temperamento de cada oyente. El estímulo de su presencia en este sentido es algo indescriptible… El efecto de esta presencia eléctrica era el de un pensamiento claro y prodigioso que barría como telarañas todas las trivialidades de la secta y la desunión, y atravesaba las armonías divinas que unen a uno con Dios y con su prójimo. Todos los que escucharon a Abdul-Bahá debieron darse cuenta de que éste… era un mensajero espiritualmente dotado cuyo mensaje tocaba a toda la humanidad, que salió de la cárcel para recordar a los hombres las poderosas lecciones que Dios ha pronunciado para sacarnos de la barbarie y la crueldad y llevarnos de la guerra a la paz, y que en este día debemos seguir incluso la letra de estas lecciones celestiales.

Pero tales descripciones no solo provienen de los que le «siguieron». Yone Noguchi, un escritor japonés de poesía, ficción, ensayos y crítica literaria, escribió:

He oído hablar mucho de Abdu’l-Bahá, a quien la gente llama idealista, pero me gustaría llamarlo realista, porque ningún idealismo, cuando es fuerte y verdadero, existe sin el respaldo del realismo. No hay nada más real que Sus palabras sobre la verdad. Sus palabras son tan simples como la luz del sol; de nuevo, como la luz del sol, son universales… Ningún Maestro, creo, es más importante hoy en día que Abdu’l-Bahá.

Ezra Pound, poeta estadounidense y una de las figuras más influyentes de la literatura modernista, se reunió con Abdu’l-Bahá tanto en Londres como en París.

Ayer conocí al Bahi [Abdu’l-Bahá], es un anciano muy querido. Es más importante que Cezanne, y no se parece en nada a lo que se espera ahora de un religioso oriental. Al menos, fui a realizar una inquisición y salí sintiendo que las preguntas habrían sido una impertinencia». 

Pound recordó más tarde su encuentro con Abdu’l-Bahá en uno de sus poemas Cantos.

Richard Dimsdale Stocker, escritor y miembro del Movimiento Ético, se reunió con Abdu’l-Bahá en varias ocasiones y escribió un artículo para The Ethical World:

¡Qué fuerza hay en la personalidad de Abdul Bahá! Pocas veces, si es que alguna vez, he visto a alguien tan imbuido de verdad y gracia como este hombre. Pocas veces o nunca me he sentido más profundamente afectado que cuando, al despedirse de mí en nuestra última entrevista, me abrazó y besó al estilo oriental y me encomendó que mi vida fuera fructífera, una influencia para el bien, un medio para ayudar y elevar a los demás. Quizás nunca antes me había dado cuenta tan bien como entonces de la infinidad del alma humana, o de la incomprensible potencia de su atractivo. La personalidad de Abdul Bahá era, y sigue siendo, un poderoso misterio para mí. Todos los hombres son maravillosos. Pero este hombre parece abarcar tanto. Y cuando reflexionamos sobre su significado, se vuelve aún más maravilloso.

Aquellos de nosotros que anhelamos aprender más sobre la vida de Abdu’l-Bahá hemos experimentado esa sensación también, él se vuelve «más maravilloso aún» cuando leemos estos diversos relatos. Estas declaraciones de periodistas, profesores, activistas y teósofos nos dan una nueva lente a través de la cual podemos verlo un poco más claramente.

También podría interesarte

Historia

Abdu'l-Bahá: Cien años fuera de nuestro mundo

Historia

Más sobre Isfandiyar, el ex esclavo que Bahá'u'lláh liberó

Historia

Viendo a la raza a través de los ojos de Abdu'l-Bahá


Comentarios

characters remaining
x
x
Connect with Baha’is in your area
¡Bienvenido!
¿Cuál es su nombre?
Gracias my friend Nos gustaría contactarte con algún bahá'í de tu localidad, ¿de dónde eres?
¡Muchas gracias! ¿Cómo podrían contactarte?
To put you in touch with a Baha’i in your area who can answer your questions, we would like to kindly ask for a few details about yourself.
Connect with Baha’is in your area
Connect with Baha’is in your area
Get in touch with the Baha’is in your community.